About Taringa!

Popular channels

Tus mejores amigos los conocerás entre los 10 y los 30 años.



Aunque la verdadera amistad no tiene fecha de caducidad, sí tiene fecha de llegada, tus mejores amigos los conocerás entre los 10 y los 30 años.

No es una regla escrita, pero tus mejores amigos los vas a conocer entre los 10 años y los 30, la media puede variar, puede ser un poco antes o un poco después, pero invariablemente así va a suceder, claro, hay casos excepcionales, habrá personas que conocieron a su mejor amigo a los 5 años o a los 50, es lo maravilloso de la vida, es tan diversa que es muy emocionante de vivirla.

Pero por lo general tus mejores amigos los conoces entre ese rango de edad, hablo de amistades, porque el amor se cuece aparte, ese no tiene fecha de llegada, puede llegar a los 15 ó a los 60, lo menciono antes de que alguien piense que si ya pasó los 30 años ya jamás conocerá el amor.

20 años es un lapso muy corto para conocer a tus mejores amistades, pero hay bastantes razones para que eso suceda, son las distintas etapas de la vida las que te van llevando de la mano hacia quienes serán tus mejores amigos, esos que escogerás para que te acompañen en el camino de la vida.

Entre los diez años y los treinta años conoces a tus verdaderos amigos, esos que conocen la canción de tu corazón y son capaces de recordártela cuando tú mismo la has olvidado.


Entre los 0 y los 10 años aún no has madurado lo suficiente como para establecer vínculos con los demás, intercambiar crayones no califica para hacer una amistad de por vida, pero claro, se han dado miles de casos.


Entre los 10 y los 15 años estás terminando la primaria y comenzando la secundaria, muchos conocen a sus mejores amigos a los 13 o 14 años, el vínculo que los une es el deporte o el barrio en que van creciendo, en algunas ocasiones una amistad que comenzó a los 13 años dura toda una vida, es la necesidad de no abandonar nunca nuestra mejor étapa de la vida, la niñez. Esa amistad nos recuerda la magia de ir descubriendo poco a poco la vida, y aunque la vida vaya llevando a las personas por caminos separados, cuando esas amistades que empezaron a los 13 años se vuelven a encontrar es maravilloso, porque verlos es vernos a nosotros mismos cuando éramos niños.


Entre los 15 y los 20 años es la hora punta de las amistades duraderas, aquí es cuando, sí tienes la suerte de cursar estudios de universidad y estás atrapado sin salida en una escuela, conocerás a la mayoría de las amistades que te acompañarán el resto de tu vida, los pasillos de las escuelas están impregnados de amistades latentes que poco a poco se van dando y que durarán mucho más que la carrera universitaria y no tiene nada de raro, con ellos compartes las penas del primer amor, los problemas de tu casa, las alegrías se magnifican y las tristezas de multiplican, la juventud es un elixir maravilloso que puede mezclar amistades medianas y transformarlas en eternas.


Entre los 20 y los 25 años es cuando sales al mundo real, tu primer empleo, tu primer amor real, el dinero, los autos, las personas, todo el mundo se va abriendo ante ti, muchas veces lo encaras al lado de tus mejores amigos, pero en otras ocasiones ese nuevo mundo viene acompañado de nuevas amistades, no todos los que llegan se van a quedar y no todos los que se marchan van a regresar algún día.


Entre los 25 y los 30 años es la última llamada para las amistades duraderas, no es que nuevas personas vayan llegando y ya no tengas disposición para conocerlas, sólo es que en esta étapa de la vida algunos se van enamorando de su pareja y van pensando en formar una familia, algunas personas ya la han formado, a algunos no les interesa, pero el grueso de la población comienza a hacerlo, esto implica que el grupo de amigos va siendo abandonado por los que se aventuran a formar una familia. Si no tienes la suerte de estar en el grupo de los que comienzan una familia, vas viendo como lentamente las amistades se van alejando, no desapareciendo, sólo alejándose por un tiempo para vivir la aventura de la familia.


Entre los 30 y los 100 años. No es que las nuevas amistades no puedan llegar, simplemente que ya no tienes tiempo para atender a las viejas amistades, mucho menos para conocer, atender y crear vínculos con las nuevas, cualquiera que haya formado una nueva familia y quiera verla unida y feliz sabe que tiene que dedicarle todo el tiempo del mundo.


Y cuando digo todo el tiempo del mundo me refiero precisamente a todo el tiempo del mundo. Las salidas con los amigos van escaseando poco a poco a medida que la familia requiere más atención, pueden llegar más amistades, y llegarán, dependiendo de tu nivel de socialización, pero en este punto ya has conocido a tus mejores amigos.

Conclusión.
No hagas caso a Facebook, no tienes 300 amigos, las amistades verdaderas pueden contarse con los dedos de una mano, y lo sabes.

Lo maravilloso del asunto es que tu mano sí puede tener más de cinco dedos, es decir, las amistades ya están cultivadas, tú las cultivaste, ya crecieron para convertirse en frondosos y preciosos árboles a prueba de caídas, ya no necesitan que todos los días estés ahí para ellos.
Por eso cuando saludamos a una amistad querida después de semanas, meses o años sin verlo, lo hacemos con un cariño genuino, sabiendo que muchas de las amistades que tenemos lo son porque han compartido la vida con nosotros, no necesitamos irnos de antro cada fin de semana con ellos para saber que aún seguimos siendo amigos, las verdaderas amistades no tienen fecha de caducidad.

Quizá nosotros no entendemos el verdadero lenguaje de la amistad, pero el corazón siempre entiende a la perfección lo que sentimos.


Cuida tus amistades.
0No comments yet
      GIF