Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
Pasar por un legrado no es algo sencillo ni física ni emocionalmente; en los dos aspectos requiere decisión y fortaleza para poder afrontar lo que sigue después de la intervención que si bien no es algo tan complejo como una operación sí es necesario tomar ciertas precauciones. Es importante que cuando queramos recuperarnos de uno de estos procesos tengamos en cuenta que la salud y tranquilidad mentales son indispensables para un pronto y buen restablecimiento.

Después de toda intervención médica no tienen por qué haber consecuencias del aborto, y para evitarlas es necesario seguir todas las indicaciones que el médico señale, de otra manera la recuperación se puede complicar y resultar en problemas mucho más graves que la misma intervención. Para curarnos físicamente los pasos que debemos seguir son:

>> Evitar realizar ejercicios y actividades físicas muy fuertes o agotadoras, de hecho se recomienda que la mujer permanezca en reposo absoluto todo el día en que se haga el procedimiento para evitar cualquier accidente

>> Usar tampones debe evitarse en la medida de lo posible, pues el canal vaginal se encuentra muy sensible aún a cualquier estímulo; también se recomienda que los baños en tina y las duchas vaginales se pospongan mínimo por 14 días

>> Elegir el método anticonceptivo que mejor nos acomode para que no volvamos a pasar por un embarazo no planeado, así no tendremos que volver a recurrir al legrado, pues es peligroso recurrir a él constantemente.

Después de la intervención sentiremos pequeños calambres como cólicos menstruales durante 24 horas, esto es normal, pues el útero está volviendo a su tamaño normal; si después de dos semanas sigue existiendo sangrado de cualquier tipo y en cualquier cantidad, es necesario acudir al médico, pues algo no salió bien durante el proceso.

También es importante recalcar que después de un legrado la mujer puede quedar embarazada sin problemas pues en cuanto el ciclo menstrual se recupera la fertilidad regresa, es por esto que los médicos insistirán en elegir un buen método anticonceptivo. Con las relaciones sexuales también se recomienda esperar un mínimo de dos semanas.

Los signos de alerta para identificar una falla en la recuperación son: fiebre, dolores muy intensos y sin parar, flujo vaginal con olores desagradables y colores extraños, sangrados abundantes y con coágulos y mareos; al presentar alguno de estos síntomas después de un legrado es importante acudir con el médico para evitar complicaciones como infecciones.

Es mentira que todas las mujeres que se practican legrados quedan estériles, esto solamente sucede si no se cuidan de acuerdo a las recomendaciones después de la intervención, de otra manera de 2 a 6 semanas, la mujer puede embarazarse una vez más.