Check the new version here

Popular channels

Un test que permite detectar los tumores en cabeza y cuello


Desarrollo de investigadores de Estados Unidos.

Se trata de tipos de cáncer que aparecen en boca, nariz y garganta. Lograron un alto índice de detección.

La saliva no sólo sirve para facilitar la digestión de la comida. Ahora, científicos de los Estados Unidos desarrollaron el primer test que detecta cánceres de cuello y cabeza a partir de muestras de saliva de las personas. Aunque falta demostrar su eficacia en estudios con más participantes, estiman que el uso masivo en el futuro podría aumentar el acceso al diagnóstico y al tratamiento de los tumores de manera temprana.

El test fue desarrollado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, en los Estados Unidos. Se inscribe en el campo de las biopsias líquidas que están en camino. “Hay una revolución en marcha con el desarrollo de este tipo de biopsias que utilizan muestras de sangre o de saliva, que son más rápidas y menos invasivas para los pacientes”, comentó a Clarín Juan Pablo Sade, oncólogo clínico del Instituto Fleming en Capital. “Pero hay que tener en cuenta que faltan entre 5 y 10 años para que este tipo de biopsias estén disponibles de manera masiva: aún tienen que demostrar alta sensibilidad para que no se den falsos positivos a los pacientes”, acotó Sade.
Recientemente, se empezaron a usar las biopsias líquidas con sangre para detectar cáncer de colon. Hay también trabajos preliminares en biopsias de saliva para cáncer de pulmón. Los investigadores de la Universidad Johns Hopkins publicaron los resultados del test en la revista Science Traslational Medicine, publicada por la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia.
Lo probaron al tomar muestras de saliva y de sangre en pacientes que ya se sabía que tenían tumores de cabeza o cuello. Se trata de los tumores que aparecen dentro de la boca, de la nariz y de la garganta. Ya se sabía que los factores de riesgo que contribuyen a ese tipo de cánceres son el consumo de tabaco y alcohol y la infección por el virus del papiloma humano (HPV), que puede transmitirse por contacto sexual vaginal, anal y oral.
Según uno de los líderes del trabajo, Nishant Agrawal, se pusieron a buscar ADN asociado a tumores causados por el virus del papiloma. Por otro lado, buscaron mutaciones específicas que están asociadas a cánceres de cuello y cabeza que no son causadas por el virus. Se pudo detectar cáncer en el 76% de los pacientes que aportaron muestras de saliva, y en el 87% de los que dieron sangre. Cuando se combinó saliva y sangre del mismo paciente, los científicos pudieron detectar cáncer en el 96% de los casos. Fueron 93 pacientes en total.
“Hoy los cánceres de cabeza y cuello se detectan por un examen médico, los antecedentes de hábitos como fumar, y biopsias de los tejidos –dijo a Clarín Osvaldo González Aguilar, cirujano de cuello y cabeza y profesor de la UBA–. La biopsia con saliva sería una herramienta no invasiva para el futuro. Pero hacen falta estudios más amplios para demostrar que ese test es altamente sensible”.





0No comments yet