No es la madre que lo parió, es la madre que lo adoptó

Un discapacitado tendrá nuevo hogar.

Axel, el joven abandonado por los padres, hoy se encontrará con su madre del corazón, quien el año pasado perdió un hijo



La estremecedora historia de Axel tendrá un final feliz cuando hoy se reencuentre en Chovet con su madre del corazón, Roxana Maidana, quien perdió a su hijo en 2013, tras padecer un largo tratamiento por un severo traumatismo de cráneo producido por la patada de un caballo en 2007.

En ese escenario conoció a Axel, un chico abandonado por sus padres, que estaba junto a su hijo Renzo en un hospital de Rosario. Allí surgió el amor y la necesidad de protegerlo. Ahora tiene la guarda de Axel y llegará a Chovet para disfrutar de su nueva familia.

El Ministerio de Salud provincial, a través de la Subsecretaría de Inclusión para Personas con Discapacidad, fue vital al otorgar la tutela a Roxana. Es que la chica había experimentado lo que es lidiar con casos de chicos con discapacidad múltiple, como fue el caso de su hijo Renzo. "Cuándo lo observé, vi a mi hijo fallecido y me dio todo el instinto de madre para protegerlo ya que había sido abandonado. Por eso inicié los trámites de adopción", dijo Roxana.

Amor.Roxana alquiló una pequeña casa en Chovet para atender a Axel, un chico que no se puede valer por sí mismo y padece un severo traumatismo de cráneo que le impide moverse, ver, hablar y valerse por sí mismo. "Es duro pero yo sé lo que es. Lo hice con mi hijo y lo haré con Axel", dijo Roxana.

"Mi hijo murió en 2013 y siempre me cruzaba con Axel porque estaban juntos en el hospital. El estaba solo, sin contención. De ahí mi necesidad de ayudarlo. Tengo experiencia en esto y ganas de ayudar a Axel que desgraciadamente fue abandonado por sus padres. Para mí él es mi hijo", relató