Check the new version here

Popular channels

Piden donantes de médula para salvar a un chico

Piden donantes de médula para salvar a un chico con leucemia (y a muchos más)
Salud


Lucas, de ocho años, necesita un trasplante. Sus papás llevan adelante una campaña para encontrar un donante compatible y ampliar el registro nacional, lo que ayudará a muchos más.



Lucas tiene ocho años y hace tres semanas se encuentra internado en el Hospital Italiano. El diagnóstico: leucemia mieloide monocítica. Para curarse necesita un trasplante de médula ósea, por eso su familia lanzó una campaña en busca de donantes entre los cuales puede encontrarse uno con un perfil genético compatible con el del nene.

Si bien el nene es la cara que motoriza la iniciativa, sumar voluntarios no sólo implica beneficios para él. Que el registro nacional de donantes crezca hará que en el futuro disminuyan estas búsquedas en el medio de la urgencia. Convertirse en donante de células progenitoras hematopéyicas (CPH), más conocidas como médula ósea, no requiere más que someterse a una simple extracción de sangre. Sólo eso. Es rápido, no hay dolor ni riesgos. Unicamente en caso de que ese perfil genético resulte compatible con el de alguien que necesite un trasplante se vuelve a convocar al voluntario para otra extracción.

Lucas se encuentra estable, pero en estado crítico, internado en terapia intensiva. Su familia ya se sometió estudios de compatibilidad, pero el chico no se encuentra en condiciones de esperar un resultado que, quizás, sea negativo. Es que sólo un cuarto de los pacientes encuentra una coincidencia de perfil genético entre sus familiares. Por eso es tan importante que el registro que coordina a nivel nacional el Incucai -y que a su vez integra la red mundial Bone Marrows Donors Worldwide- desborde de muestras, porque entre ellas puede encontrarse la que salve la vida de Lucas y las de muchos más con enfermedades hematológicas como leucemia, anemia aplástica, linfoma, mieloma, errores metabólicos o déficit inmunológicos, que esperan a ese par idéntico que convierta sus esperanzas en realidad.

Lautaro Lemlich y Guillermina Sandrini, papás del nene, llevan adelante la campaña a través de las redes sociales. En el perfil de Facebook Médula para Lucas publican toda la información referida al estado de su hijo, al igual que en la cuenta de Twitter @MedulaParaLucas.

Los requisitos para ser donante de médula ósea son tener entre 18 y 55 años, estar sano y pesar más de 50 kilos. Hay centros que funcionan en los servicios de hemoterapia de los hospitales del país y en los que se puede donar todos los días. A raíz de la campaña, el del Hospital Italiano se encuentra desbordado, por lo que médicos y familiares piden a los voluntarios que, en caso de que puedan, se acerquen a otros centros de salud. Lucas también necesita sangre y plaquetas, que sí se pueden donar en el Italiano (Juan D. Perón 4.190).

El “Leoncito”, como el nene le pidió a su mamá que lo llamen, está dispuesto a luchar por curarse. Pero para eso necesita que aparezca ese elegido que, sólo con una muestra de sangre, podrá llevar para siempre la satisfacción de haber dado vida, en vida.
0
0
0
0
0No comments yet