Check the new version here

Popular channels

Blood II The Nightmare Levels + solucion de los 1000 fts x s

Blood + Blood II: The Chosen + The Nightmare Levels

amigos se quedaron con ganas de jugar
blood
por que no lo corria el xp
en este post lo encontraras
o que tal no pudieron jugar
Blood II: The Chosen + The Nightmare Levels
porque se acceleraba mucho
a qui encontraras la solucion de como
puedes hacer para reparar eso
y jugar con el raton


Blood es un juego creado por 3D Realms y Monolith con el mismo motor usado para crear el Duke Nukem 3D y el Shadow Warrior. Un juego con una ambientación especialmente tétrica y cantidades abundantes de sangre y gore, (definitivamente más que el Duke Nukem, no se si le gana al Shadow Warrior en gore, pero sí le gana en ambientación tétrica en general). Un FPS (juego de disparos en primera persona) que gira en torno a un sádico personaje, Caleb, a quién podríamos considerar un antihéroe, cargado de un humor negro y con inclinaciones al gusto por la sangre y el sufrimiento. Un pistolero nacido a mediados del siglo XVIV en Texas, y su venganza contra el culto y el Dios Tchernobog, culto al que él perteneció antes de morir y en el cual escaló hasta llegar al seleccionado grupo de Los Elegidos. Ahí va el texto introductorio (la versión más común, hay una más larga que solo venía en el manual, y no se preocupen, esa versión viene con la descarga). Así que ahí va la versión corta:

LA HISTORIA HASTA AHORA

En una época y región renombrada por su crueldad y violencia, Caleb era legendario. Nacido en Texas del Oeste en 1847, el había se había creado una reputación de pistolero sin piedad a la edad de 17. Pero fue siete años después cuando conoció a Ophelia Prince que su hambre por el derramamiento de sangre tomó un amenazante nuevo timbre.

Ella ya estaba más allá de los límites de la cordura cuando él la encontró agazapada en las carbonizadas ruinas de la casa quemada en la que su marido y su hijo habían perecido solo días antes. No fue su adrajosa belleza ni su situación la que impulsó a Caleb a darle asilo, sin embargo -fueron las palabras que él pudo discernir entre sus virtualmente incoherentes balbuceos.

Él se enteró de que su marido había intentado rescindir su membresía del temido Culto de Tchernobog y como respuesta los miembros del culto habían encendido su casa en llamas durante la noche. Ophelia estaba llena de rabia -no hacia el culto sino hacia su marido, a cuya cobardía ella atribuía la muerte de su joven hijo.

Ophelia fue la puerta de Caleb al Culto y su oscuro propósito. Él no podría haber sabido que con el tiempo el llegaría a amarla, ni que su servicio al Culto los colocaría entre los Elegidos, los sirvientes elite del dios soñado Tchernobog, El Que Une, Devorador de Almas.

En el Salón de la Epifanía, un templo que supera el abismo entre mundos, los cuatro Elegidos restantes se encuentran al frente de una procesión de adoradores. La presencia de Tchernobog se siente más de lo que se ve -el enorme, frígido peso de un hambre que lleva milenios. Él habla en una infinidad de voces, robadas de los muertos, convocando a los Elegidos al centro de anillo de sacrificio. Se paran frente al Dios Oscuro, unidos por un súbito, inexplicable sentimiento de perdición.

Un alarido sin palabras se levanta desde las agitadas sombras, una voz tragada por muchas hasta que el salón resuena de ellas. Los miembros de la procesión detrás de los Elegidos se derriten en una especie de viento etéreo, extinguidos como tantas llamas de vela. Ni siquiera quedan cenizas que indiquen que alguna vez existieron.

Los Elegidos se miran el uno al otro llenos de confusión y terror. Ya pueden sentir los lazos que los une a la ira de Tchernobog. ¿Por qué? ¿Cómo te hemos fallado?

Pero no hay otra respuesta que un grito desgarrador que amenaza con convertir el universo en trizas. La oscuridad se espesa alrededor de ellos, los traga. Sus frías, abandonadas almas caen a través del abismo.

Y se queman.

Caleb despierta en un frío y húmedo cuerpo que ya no reconoce. Ha yacido mucho tiempo como un cuerpo que se rehusaba a pudrirse, protegido de la putrefacción por un lazo con su amo. El dolor de los músculos y carne protestándose le dan vigor y lo despiertan. Él le da la bienvenida. Le destila el odio hacia el torbellino que se desata en el centro de su mente.

Un agonizante alarido sale de él, resquebrajando la tapa de piedra tapa de la tumba en la que yace, sacudiendo los sedimientos, telarañas, y las pequeñas, no notadas criaturas que han compartido su tumba con él. Una sola palabra suena a través de la oscuridad, haciendo eco al persistente aullido de Tchernobog: “¿Por qué?”

videos



Link
0
0
0
0
0No comments yet