Check the new version here

Popular channels

Talleres y una derrota que duele y enseña

Perdió por 2 a 1 ante Estudiantes de Río Cuarto. El equipo de Arzubialde culminó puntero la primera ronda.


Monay y Aimar en un duelo de mediocampo. Ganó Estudiantes en Río Cuarto (Foto: La Voz del Interior).

Talleres venía a Río Cuarto como banca y se fue de punto. Terminó la primera rueda como puntero de la Zona 2, pero como tal jugó un puñado de minutos que podrían situarse entre el inicio del partido y cuando ingresó Pieters, allá por los 16 minutos del complemento con el partido 0-2. Una versión que poco tuvo que ver con actuaciones como la registrada en el 3-1 ante Maipú.

¿Por qué hubo tanta diferencia entre uno y otro? Cuando mejor estaba, comenzó a darle de vivir a Estudiantes. Le prometía el primero por la banda derecha, pero a la vez, le regalaba pelotas detenidas a su rival y la media distancia. Estudiantes lo aprovechó y le hizo un 2-0 rápidamente. Después mostró muchísimas dificultades para progresar. Perdió la pelota y cuando la tuvo, le costó establecer un circuito claro. Navarro y Monay no conseguían triangular con Pereyra y la dupla Sacripanti-Riaño veía de lejos el partido.

El panorama cambió con el ya mencionado ingreso de Pieters y con el hecho de que Mattea cometió el error de jugar al ida y vuelta que propuso la “T”, sin perder de vista que arriesgaba el 2-0 parcial. Talleres se puso 1-2 y casi empata. Y esa, fue la imagen que perduró en la memoria del DT Héctor Arzubialde. “Fueron 15 minutos en el primer tiempo. Fueron dos jugadas de pelota parada. Uno fingió estar tomando agua y salió disparado para tirar un centro. Nos dormimos. Y, luego, nos cabecearon en el borde del área chica. Después fuimos superiores. Rezzónico, Monay, Sacripanti y Ribonetto pudieron empatar”, dijo el DT, tratando de esforzar la voz, en medio del griterío de muchos parciales locales que desde la tribuna instalada arriba del vestuario albiazul, no paraban de insultar.

“No hay que dramatizar. Terminamos punteros en la primera rueda. Las derrotas duelen, pero nos tenemos que ir a dormir tranquilos porque dejamos todo. Lo mínimo que merecimos fue el empate”, dijo “Arzu”.

–Fallaron por arriba...

–Dos veces.

–Perdieron un tiempo.

–Fueron 15 minutos. Habría que ver el gol que le anularon a Cosaro. Después nos escondieron las pelotas. Pero no hay que llorar. Puede pasar acá y en el Chateau. Me quedo con lo bueno que hicimos. Pero no alcanza cuando no ganás. Hay que acostumbrarse. Estamos en el Argentino A. Somos un grande en este torneo. Ojalá el domingo que viene juguemos en Racing. Esta derrota duele, pero la que nos enseñó fue la de Sportivo. Autocrítica. Después del técnico, fueron saliendo los jugadores. Sacripanti y Crivelli coincidieron con el DT. “Dejamos una buena imagen. No alcanzó”, dijeron ambos.

En los casos de Monay y Rezzónico, hubo un poco más de autocrítica. “En las pelotas paradas, es cuestión de concentración. Perdimos muchas pelotas en el medio. Estábamos medio espesos (sic). No hay una explicación”, contó Rezzónico. “No somos necios. No empleamos el fútbol del partido pasado”, cerró Monay.





Si sos de la T, Sumate a la comunidad de Talleres Oficial

0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New