Check the new version here

Popular channels

Fabriqué un horno solar, no eléctrico.

Fabricación de un horno solar casero

Hoy, después de mucho tiempo queriendo realizar este pequeño proyecto (si es que se le puede llamar así), he decidido a ponerme manos a la obra y aquí está el resultado.

Si habéis llegado hasta aquí es porque tenéis en mente realizar un horno solar, al igual que yo. 

Antes de ponerme a detallar los pasos que he seguido para la construcción del horno he de decir que toda la información recabada para realizarlo procede de las numerosas webs y vídeos que inundan internet.

En primer lugar voy a enumerar una lista de los materiales que he usado, todos ellos reciclados salvo algunas cosas.

Lista de materiales:

Tableros de aglomerado (viruta de madera prensada) de 1,3 cm de grosor. Éstos eran baldas de un armario empotrado.

  • Palet de los que se usan para transportar materiales. Rondaba por casa y lo usé.
  • Listones de madera de 3 por 2 cm. Eran los soportes de las baldas del armario.
  • Cristal de 1 cm de grosor. Estaba por casa. Era de una vieja mesa que yo mismo fabriqué (en desuso).
  • Espejos. Los quité de un armario que tenía en la cochera y que ya no se usaban.
  • 3 ladrillos refractarios. Frente a mi casa hubo una fábrica de cerámica. Se usaban para construir hornos para cocer la cerámica. Pregunté si me podrían dar tres y tuve suerte. Se consiguen en cualquier sitio donde vendan materiales de construcción.
  • Material aislante. Usé papel triturado que conseguí del negocio de un familiar.Bandeja de un horno viejo que mi madre guardaba en la despensa.
  • Cola blanca. Ya la tenía en casa
  • Por último, lo único que tuve que comprar en la ferretería fueron: tornillos de 30 y 40 mm, burletes, clavos, bisagras y silicona. Todo esto no llegó a los 10 euros.
  • Para el ensamblaje usé solo un taladro con boquilla para atornillador y una sierra de calar.

Antes de empezar a describir el proceso he de decir que en ningún momento utilicé medidas estándar para la construcción del horno, ya que tuve que ajustarme a las medidas de los tableros que tenía porque no disponía de mucho material, además tampoco quería demorarme más esperando. El tiempo no es algo que me sobre.

Lamento no haber tomado fotos de tooooodo el proceso de cortes y medidas, estaba tan ensimismado con la elaboración que cuando me acordaba de tomar las fotos ya era tarde y tenía las piezas ensambladas. De todos modos intentaré detallar cuanto pueda e insertaré esquemas explicativos.

Proceso de construcción
Primero hice una estimación de los materiales que tenía y de sus medidas para así poder ajustarme, sobre todo al cristal que iba a usar en la puerta. Partiendo de la base de que el cristal iba a tener 60 cm de largo por 55 de ancho, empecé a ceñirme a estas medidas para construir el resto. Éstos son los tableros que usé para construir las dos cajas que conformarán el horno en sí, detrás de ese tablero está el otro.

Sobre estos tableros tracé las medidas de la caja exterior y comencé a cortar, empezando por la base del horno y después los laterales. Para unirlos todos entre sí utilicé listones de madera a los cuales fueron atornillados todos los tableros. A continuación se muestra como queda la estructura ya montada:



A todo el perímetro del borde superior ajusté unos listones de madera a los cuales iría luego atornillada la caja interior del horno. Estos listones también harán que entre la caja exterior y la interior quede una cámara hueca que después se rellenará con material aislante. Sellé todas las esquinas de la caja con cola blanca para aislarla.

Para construir la caja interior de horno usé el mismo criterio que para la exterior. Me ajusté a las medidas que tenía y a partir de éstas comencé a trazar, primero la base y después los laterales.Esta segunda caja es algo más complicada de hacer, ya que me tomé la molestia de construirla en ángulo para así aprovechar mejor los rayos solares. Tuve que tener en cuenta que en el fondo de la caja deberían coger los tres ladrillos refractarios. Para su montaje empleé clavos, de esta manera se evita que haya puentes térmicos entre el interior del horno y el exterior. Nuevamente volví a sellar todas las esquinas y rincones prestando mucha más atención a esta caja, ya que será la que nos va a mantener el calor dentro del horno.



Ahora es el momento de unir la caja interior a la caja exterior. En esta ocasión usé tornillos porque ofrecen mucha más fuerza de agarre y no nos interesa que las cajas se muevan entre sí porque en un futuro podrían desajustarse y romperse. Para sujetar las cajas entre sí atornillé la caja interior a los listones de madera que coloqué en el borde cuidando que los filos de ambas cajas quedasen perfectamente alineados y volví a sellar con cola blanca. De este modo ya no se movería, obteniendo así una buena sujeción:


Ahora es el momento de aplicar el material aislante. Para ello quité la base de la caja exterior. Así de paso podréis ver como quedan ambas cajas una dentro de la otra y el hueco entre ellas, el cual rellené con el aislante:




Y volví a colocar el tablero de la base, que me costó trabajo porque tuve que prensar muy bien el aislante.

Construcción de la puerta
Para hacer la puerta despiecé las tablas de palet y las usé a modo de listones. La elaboración de la puerta fue muy sencilla porque solo tuve que cortar los listones ajustándome a las medidas del perímetro exterior del horno y los ensamblé con clavos y sellando con cola blanca, quedando así:




Dejé secar bien la cola para que todo quedara perfectamente pegado.


Bueno aquí concluye la construcción de lo que va a ser el habitáculo del horno.

El siguiente paso fue llevar el cristal a una cristalería para que me lo cortaran a las medidas de mi puerta. Esta buena gente no me cobró nada por el corte. Una vez tuve el cristal cortado lo sujeté a la puerta empleando silicona, la cual apliqué a todo lo ancho del marco de la puerta. A continuación coloqué el cristal. Éste necesitó 24 horas para un buen secado de la silicona.

Mientras la silicona secaba, coloqué los ladrillos refractarios en el fondo y tomé medida de las dimensiones que debía tener la bandeja metálica del horno. Es importante que esta bandeja sea de metal y de un color negro sin brillo. El metal es un buen conductor del calor y el negro el color con mayor capacidad de absorción. Cuando el interior del horno se caliente el metal acumulará el calor y lo transferirá a los recipientes que usemos después para cocinar.


Ya tenemos nuestro cristal bien sujeto y los ladrillos en el fondo del horno. En la imagen se ve que las paredes del interior están forradas con algo que parece papel de aluminio, si bien no lo parece, lo es. Las paredes del interior se pueden pintar de negro, o bien forrar de algún material con gran capacidad para reflejar los rayos solares. En un principio no tenía espejos así que usé papel de aluminio. Posteriormente los reemplacé por espejos que yo mismo corté empleando un corta vidrios:



El siguiente día lo dediqué a cortar los espejos interiores del horno, colocar la bandeja interior y a pintarlo. Para pintarlo opté por un color bonito y llamativo. Usé el rojo, supongo porque me gusta. En esta imagen aún no están colocados los espejos. El resultado fue este:


Es importante que dentro del horno entre la mayor cantidad de rayos solares posibles, por eso decidí poner un reflector exterior aprovechando que me había sobrado espejo. Usé un resto de tablero de aglomerado al cual pegué el espejo. El tablero lo uní a la puerta con ayuda de unas bisagras y usé un soporte para ayudarlo a sostenerse erguido:



Dentro se ve un recipiente de los que usaré para cocinar. 

Pues bien este es el resultado final. Tengo que decir que construir el horno en sí no reviste mucha complicación si se tiene idea de trabajar un poco con madera, en lo que se refiere al uso de una sierra de calar, taladro y ensamblaje. Si no se tienen conocimientos previos no importa, siempre hay un momento para empezar a aprender. Yo lo hice íntegramente solo, pero habría disfrutado más haciéndolo si alguien me hubiera ayudado.

Quisiera agradecer a las siguientes personas su colaboración, habiéndome ayudado a conseguir los materiales que he empleado:

  • A la madre de mi novia, quien me regaló los tableros y los listones de madera, además del papel reciclado.
A mi ex jefe por prestarme la sierra de calar, si la cual no habría podido realizar todos los cortes de la madera.A mi vecino, por regalarme los ladrillos refractarios.A mi otro vecino, por realizar el corte de la bandeja de metal del horno.Al cristalero, por cortarme el cristal. A mis padres por su apoyo y paciencia.
Aquí finaliza esta primera entrada del blog. Más adelante crearé otro donde iré introduciendo los progresos que vaya realizando, así como todas las recetas que prepare.

Por favor comentad todo lo que queráis y estaré encantado de responder tan pronto como pueda. Lamento que el tamaño de letra varíe en algunos sitios, es problema del editor. 

Gracias.










0
0
0
3
0No comments yet
      GIF
      New