Check the new version here

Popular channels

Volviendo por un sueño es el programa de Unión

El tiempo que pasó desde aquel 6 de julio de 2003 pudo ser, para muchos, una eternidad. Fue lo que consumió Unión en las canchas del ascenso hasta pegar —una vez más— la vuelta a la Primera División del fútbol argentino, el lugar que merece ocupar por historia —fue subcampeón Nacional en el ’79 sin perder ninguna de las dos finales con River—, por convocatoria (no tiene más lugar para hacer socios) y por predicamento en el fútbol del interior de la Argentina, siendo uno de los primeros equipos que se animó a discutirle a los grandes, cuando allá por 1975 armó un equipazo de estrellas de la mano del “Toto” Lorenzo.

Además, desde sus canteras siempre aparecieron nombres importantes que aportaron sangre rojiblanca para los momentos trascendentales del fútbol argentino: Leopoldo Jacinto Luque en el Seleccionado Argentino de César Luis Menotti campeón del mundo en 1978 y Nery Alberto Pumpido campeón del mundo con Carlos Salvador Bilardo en México 1986. Y grandes talentos surgidos de su semillero que hicieron flamear la bandera tatengue en distintos clubes y países.



Es por ello que esta noche no será una noche más para Unión como institución. Mucho menos para su gente. Todavía permanecen imborrables esas imágenes con miles y miles de santafesinos volcados a las calles durante varios días seguidos festejando la vuelta a Primera.

Y esta vez, casi como una señal del destino, el viejo y querido Unión vuelve a Primera con la mayoría de los actores principales que montaron en escena la mejor obra de los últimos tiempos. Con Kudelka en el banco con su cuerpo técnico, Avendaño capitán, el “Changuito” con su histórico apellido en la punta, los mismos carrileros (Montero/Velázquez), el “5” patrón del mediocampo (Vidal) y los dos puntas ofensivos: Paulo Rosales y el goleador Matías Quiroga.

Un poco por obligación —para no hacer locuras económicas con las cifras interplanetarias que piden algunos futbolistas— y con muchísimo de convicción (siempre fue la idea de Kudelka y los dirigentes), la principal pata en la cual Unión apoyó su vuelta a la “A” pasó por mantener la base del grupo que le dio el ascenso.

Y luego de varias negociaciones, ofertas y contraofertas, hay que decir que el objetivo se cumplió casi al pie de la letra. Es que de los jugadores que siempre pidió el entrenador por un año más, sólo Pablo Pérez no pudo fichar y volvió a Newell’s Old Boys de Rosario. Del resto, siguen todos.

En lo que hace al diagnóstico exacto de Kudelka a la hora de reforzar la plantilla, se buscó un arquero como Bologna de Banfield (lo quiso Boca, en medio del mercado de pases) para que compitiera con Limia. En el fondo, se dio la vuelta de Renzo Gonzalo Vera, un polifuncional defensor que puede abrirse para marcar punta o cerrarse en la zaga: viene de hacer experiencia en Tigre. Ahí atrás, además, se sumó Rodrigo Erramuspe, un zaguero de Lanús que venía siendo observado por Unión.

Para la mitad de la cancha, hubo desembarco extranjero, porque más allá de Marcelo Sarmiento (argentino, viene de jugar cuatro años en Grecia), fichó un peruano —Ronald Guerrero, de Universidad San Martín— y un uruguayo —Pablo Míguez, de Danubio— como para poder darle una inyección de garra en la zona de medios.

Finalmente, en el bloque de ataque, estamparon la firma Fabricio Núñez (punta charrúa, ex Godoy Cruz), Juan Pablo Pereyra (figura descollante de Atlético Tucumán que jugó poco en Estudiantes de La Plata) y casi sobre el cierre mismo del libro de pases, Jerónimo Barrales, delantero cuyo pase es de Banfield y viene de Chile.

A este grupo, hay que sumarle los nombres de Damián Santagati de Boca y la inscripción anoche sobre el cierre del libro de pases de Juan Sánchez Miño, otro zurdo formado en las inferiores xeneizes que puede jugar por la banda izquierda en la mitad de la cancha.

Como dato de color: Unión pondrá en campo esta noche, ocho años después, un solo jugador de los que perdió la categoría en ese 2003 frente a Nueva Chicago. Es Renzo Gonzalo Vera, que cuando pise esta noche el 15 de Abril sentirá el exquisito perfume del desquite deportivo. Al igual que el corazón de cientos de miles de hinchas que sufren y gozan con el viejo y querido Unión.

FUENTE: DIARIO EL LITORAL

NO TE OLVIDES DE VOTAR POSITIVO Y DE DEJAR TU COMENTARIO
0
0
0
0
0No comments yet