Popular channels

el cinturón de entrenamiento



bueno gente el entrenador del gym al que voy me recomendó usar un cinturón durante el entrenamiento según sus palabras para que no me fuera a herniar.

ya había visto a un par de personas bastante grandes utilizándolo así que pensé que se utilizaba cuando los pesos eran muuuuuy grandes sin embargo me puse a buscar información antes de comprarme uno, espero que les sirva.




Nuestros papás recuerdan que la gente que iba al gimnasio usaba siempre el cinturón. Pero, ¿todavía es una necesidad?

hay personas que nunca lo utilizan y otras que lo llevan colocado constantemente, el uso del cinturón siempre ha sido un tema controvertido, tiene sus ventajas, pero al mismo tiempo no conviene utilizarlo de forma sistemática

Los cinturones de levantamiento de pesas reducen el estrés en la espalda baja al levantar peso en posición vertical y ayudan a prevenir la hiperextensión de la espalda al realizar levantamientos de peso sobre la cabeza. Un cinturón reduce la tensión lumbar mediante la compresión de la cavidad abdominal esto aumenta la presión intra-abdominal, lo que ofrece más apoyo en espalda baja si tu nivel de levantamiento de pesas es sólo para acondicionamiento físico y tonificación el cinturón te va a servir de poco.



cuando se introducen grandes intensidades y grandes pesos cuando se hace necesario el uso del cinturón, ya que la estabilidad que proporcionan los abdominales y lumbares se hace insuficiente por lo tanto el cinturón es un elemento útil, pero en aquellos momentos puntuales donde creamos que la carga es demasiado intensa y puede comprometer la estabilidad.

Recientes estudios apuntan que un abuso de este elemento puede hacer que los músculos estabilizadores de la parte baja de la columna pierdan tono y se vuelvan vagos. Por eso el cinturón debe de estar limitado a ciertos ejercicios y ciertas situaciones puntuales, sino el trabajo de estabilización de la columna recae en el cinturón y estamos limitando la función de los músculos.

Si tú caso es el de una lesión y usas el cinturón para proteger la zona, igual es mejor plantearte el elegir un ejercicio diferente que no comprometa tu lesión. Usar cinturón es sinónimo de ir al límite, un límite que a nivel saludable no nos conviene porque todo límite puede llevar a lesión.
Lo mejor para estabilizar la zona lumbar es con los propios músculos, siguiendo el principio de progresión en intensidad poco a poco estos músculos se tonifican y hacen mejor su función.



¿Necesita un cinturón? Algunas cosas que hay que reflexionar:

- Si nunca te has lesionado la espalda, un cinturón no añade seguridad.

- Si te lastimas mientras llevas puesto un cinturón, la lesión puede ser incluso más grave.

- Si quieres levantar unos cuantos kilos más, usa el cinturón.

Ventajas del cinturón de entrenamiento

- Los cinturones de entrenamiento comprimen la espina dorsal al aumentar la presión abdominal y “envolver” así el torso. Es decir, proporcionan un soporte lumbar.

- Los cinturones pueden reducir el riesgo de lesión en la espalda baja.

- Los cinturones pueden potenciar la propiocepción al incrementar la percepción de estabilidad en un levantamiento determinado. Por lo tanto podemos decir que proporciona una ayuda psicológica, un efecto placebo al que se le suma el aumento de la información propioceptiva que nos hace tomar conciencia de la posición de nuestra columna, curvatura lumbar y tono abdominal.

Desventajas del cinturón de entrenamiento

- Corremos el riego de anular el trabajo del cinturón lumbar natural.

- Su abuso nos lleva a atrofia de la musculatura de la columna y debilidad de la zona media.

- En cuanto al riesgo de lesiones: Un deportista que utiliza un cinturón de levantamiento estando lesionado se arriesga a sufrir una lesión más grave. El creer que se pueden levantar más kilos por su uso nos puede llevar a lesiones graves.

- Pueden aumentar la presión arterial. El aumento de la presión intraabdominal y torácica durante la maniobra valsalva produce arritmias por descenso del flujo cardíaco y comprometen el retorno venoso.

- Los cinturones pueden modificar el estilo de levantamiento



Cuando estás levantando pesas, hay medidas de seguridad que son mucho mejores que el uso del cinturón:

- Aprender la forma correcta y la técnica. Cuanto mejor sea tu forma o ejecución de los ejercicios, mejores serán los resultados y menos probable es que te lesiones.

- Cuando estás levantando pesas, mantener la columna en una posición estable y neutral. Cuando estás recogiendo pesas del suelo o cualquier objeto pesado, levantar siempre con las piernas; no con la espalda.

- Pide ayuda. Si estás levantando pesos muy altos, pide a un compañero de entrenamiento o instructor que te ayude.




Consideraciones a tener en cuenta a la hora de comprar un cinturón:

Lo primero que tienes que mirar al comprar un cinturón es elegir el material, nylon o cuero hay ventajas y desventajas de cada uno de ellos los cinturones de cuero son más rígidos, lo que a la vez proporciona más firmeza y protección a la espalda sin embargo, la desventaja de usar un cinturón de cuero es que es muy duro sobre la piel y puede ser un problema para las personas con la piel sensible las correas de nylon, por otro lado, a la vez que sujetan la espalda son más flexibles sin embargo, no conseguirás la misma sensación de seguridad que tendrás con un cinturón de cuero son también mucho más cómodos para la piel sensible y no dejan marcas.
La siguiente cosa que tienes que mirar es el mecanismo de cierre del cinturón en general, tendrás dos opciones, hebilla o velcro si la talla del cinturón es la correcta, el sistema de hebilla permite poner el cinturón tan apretado como sea posible el velcro da un ajuste personalizado casi todo el tiempo podrás deslizar el cinturón de diámetro cuando lo desees.


Conclusión

Si estás pensando si es conveniente usar el cinturón, pregúntate primero esto:

¿Vas a utilizar grades pesos? Si es no, no tienes porqué usarlo. Si la respuesta es sí tal vez debas usarlo.
¿Tus ejercicios comprometen la zona lumbar? Si no la comprometen entonces no lo uses, si se compromete la zona es probable que debas usarlo.
¿Eres capaz de generar fuerza con tu zona lumbar y en los músculos que de la faja abdominal? Si es sí, tal vez no tienes porqué usar el cinturón.

Si vas a usar grandes cargas y tus ejercicios comprometen la zona lumbar piensa en lo siguiente:

¿Has entrenado durante el suficiente tiempo tu faja abdominal, tu musculatura paravertebral y lumbar?
¿Tienes alguna lesión?
¿Has trabajado de manera correcta la progresión adecuada hasta llegar a trabajar con esos pesos?
¿Has trabajado correctamente la técnica del ejercicio que vas a realizar con cinturón?



Si alguna de estas respuestas es NO o dudas deberías plantearte darle un repaso a tu entrenamiento y es muy probable que busques otras opciones de trabajo antes de arriesgarte con ese ejercicio que te pedía el uso del cinturón.

Antes de utilizarlo asegúrate de seguir estos pasos:

- Trabaja correctamente la técnica de los ejercicios que vayan a demandar el uso del cinturón.

- Fortalece bien tu zona media, lumbar y musculatura paravertebral. Activa el transverso, músculo olvidado en el entrenamiento.

- Lleva correctamente la progresión en cargas de los ejercicios que demanden el uso de cinturón de entrenamiento.

Y aunque al llegar a este punto te creas que ya lo puedes usar y coger las mayores cargas que has usado en tu vida, todavía te queda el remate debes introducir el cinturón de forma progresiva. No puedes ponértelo el primer día y ¡venga! ¡A tirar como animales!
0
0
0
0No comments yet