Check the new version here

Popular channels

En bici por Europa, segunda parte

Hola de nuevo. Hoy, que hice una parada larga para descansar, decidi postear la segunda etapa de este viaje. Volviendo al post anterior , puedo agregar que una vez en Berlin, fui al medico para revisar mi lesion y resulto ser una distencion de ligamento en la rodilla derecha, la cual me tuvo fuera del camino durante alrededor de 10 dias. Esos dias fueron destinados a conocer gente, caminar un poco y explorar la interesante ciudad de Berlin. A continuacion, voy a postear como continuo el viaje, dejando de lado la sensacion que experimente en mi etapa de recuperacion en Berlin, en pleno invierno. Cabe destacar que mi ruta original estaba proyectada rumbo a Praga, y decidi desviarme hacia el oeste dadas las bajas temperaturas del invierno en Europa central. Prosigo con el relato, el cual espero que les agrade. Vamos con ritmo de nuevo?



Hannover: un bosque hermoso. Vuelta al camino: Hannover- Nienburg


Hace una semana y media que estoy de nuevo en camino, despues de haber tomado un tren hasta Hannover, gracias a una persona que me ofreció la posibilidad de viajar, dado que todavía no me sentía totalmente recuperado, pero sabia que necesitaba seguir mi camino. Uno siempre encuentra gente maravillosa en el camino, dispuestos a ayudar y colaborar en este viaje que estoy haciendo. Gente que solamente habla un rato conmigo, o que nunca tuve la suerte de hablar mientras estaba tocando la guitarra, pero ellos tratan de ayudar tambien, sin saber cual es mi situación, considerando ese momento la posibilidad de contribuir de alguna manera conmigo. Gente como todos.





La estación era enorme, con muchisima gente paseando o apurada, muchos patios de comida y muchas tiendas. Cargué mi bicicleta de nuevo, dado que me pidieron descargar la misma durante el traslado entre Berlin y Hannover, y me fuí a revisar la dirección de Franzi, una amiga de Veronica, la chica que me recibió muy amablemente en su casa por mas de una semana.



En Berlin conocí a Timo, a Nesrin, a Björne y a Silvia, quienes tambien fueron recibidos para pasar navidad y año nuevo en la ciudad. Gente muy amáble y cálida, con varios viajes y proyectos en mente, y con experiencia viajando. En Hannover me recibió Franzi y su amiga, que compartía el lugar con ella. El clima fue bueno en la ciudad, pude recorrer y conocer diferentes lugares gracias a la informacion que me dieron, las guías fueron bien aprovechadas, o al menos eso creo. no saqué demasiadas fotos de la ciudad, pero es complicado transmitir la sensación que se experimenta parado en una plaza, o caminando por las calles y los callejones, creados hace años por la distancia entre propiedades, pasadizos del centro de la ciudad, cementerios en plazas, en fin, cosas que uno no espera ver cuando llega.





A la vez, me recuerda al centro de cualquier ciudad, gente caminando, mucha bicicleta, mucha gente mayor andando en bicicleta con sus canas al viento, y ahí recuerdo donde estoy. Las afueras de Hannover tambien tienen un interesante atractivo. Entre ellas, la más espectacular fue la visita al “Tiergarten”, un lugar protegido donde se está trabajando con animales como el cerdo salvaje y el ciervo, del cual tuve la suerte de ver un par que eran albinos, totalmente blancos.









Fueron días de reencuentro con el ritmo de la bicicleta, disfrute mucho perdiendome por las calles de Hannover, visité hermosos lugares, monumentos, plazas, parques, obras de arquitectura geniales, siguiendo una linea roja que se encuentra alrededor de la ciudad, indicando lugares para visitar, y descubriendo lugares poco conocidos, incluso para algunos de sus habitantes.









Inmediatamente después de conocer Hannover, seguí mi camino, no sin antes disfrutar de unos buenos mates con Franzi antes de seguir la ruta ahora es hacia el noroeste, una ciudad cercana a la costa llamada “Bremen”.



08/01/2015
Dificultades.



Saliendo de Hannover con clima desfavorable, lluvia fina y persistente viento, que en este caso era lateral, viniendo desde mi izquierda, recuerdo la última lectura del pronóstico, Inestable, con probabilidad de tormentas, y salí ese día con la férrea intención de llegar a Nienburg.



La tormenta fue tremenda, pero pude disfrutar momentos de calma, siempre pedaleando con una sonrisa en la cara durante todo el viaje, por notar que mi dolor en la rodilla ya no estaba. sin exigirme ni luchar en vano contra el viento, que me desviaba de la ciclovía hacia la ruta bastante seguido.





Sin confiarme, fui despacio pero seguro, calculando, esperando y siguiendo mi camino. No dejó de llover durante la tarde, la intensidad era mucho mayor, y me encontraba a 15 km de Nienburg cuando, en un desvío, noto el primer problema. después de pedalear durante 6 horas con viento lateral y mucha lluvia, me encontraba totalmente mojado, dado que no me ha resultado efectivo utilizar algún elemento impermeable, porque me produce mucha transpiración. Esta situación sería soportable en cuanto llegara al menos a una cafetería, o una estación de servicio. No podía detenerme por nada del mundo. De repente, siento un crujido y toda la carga de mi bicicleta se balancea de lado a lado.


No rendirse ante nada.


08/01/2015 19:30 hs.

Reparacion provisoria. Nienburg.

Luego de desestabilizarse mi carga, me detuve irremediablemente para poder revisar el inconveniente, solamente disponiendo de la luz delantera de mi bicicleta, ya que desde las 16hs comienza a oscurecer gradualmente rapido, la lluvia continuaba con intensidad, y el frio comenzaba a hacerse sentir.

El desperfecto era algo simple pero inesperado: una de las varillas del transportin de las alforjas se quebro en una de sus bases de sujecion, dejando solamente un pedazo de la misma sujetado al tornillo que la aseguraba a la bicicleta.

La pieza en cuestion:


Adverti que no disponia de ningun material para poder reparar ese problema, y de repente recorde que un par de kilometros atras habia un sector en el cual colocaron varios paneles de alambrado al costado del camino, que en realidad no tenian una utilidad netamente practica para la ruta, como tampoco para la ciclovia. era un alambrado en cuadricula, desconocia la dureza del material pero considere que me podia servir para poder sujetar momentaneamente la base del transportin, corrigiendo su posicion para evitar que siga apoyandose la carga encima de la rueda trasera.
Con mucha lluvia, en plena oscuridad y comenzando a sentir el frio creciente, me dispuse a caminar aproximadamente 2 kilometros volviendo, dejando todas mis cosas en la oscuridad del camino, llevando solamente una pinza multiuso y la luz delantera de la bicicleta. Corte 3 pedazos de alambre de uno de los paneles, volvi y corregi la posicion de la pieza rota, para al menos poder continuar los 12 km que me quedaban a una velocidad razonable. Eran casi las 8 cuando logre completar la reparacion momentanea. Me coloque la mochila con la guitarra atada atras, y ya completamente mojado me dispuse a seguir rumbo a Nienburg, un pequeño pueblo situado al noroeste de Hannover. El unico lugar que encontre abierto era un hotel, algo lujoso para mi gusto, pero envuelto en la necesidad de secar mis cosas, ducharme y tomar un te para evitar enfermarme, acepte gastar quizas un poco mas de dinero del que esperaba, pero comprendiendo que era la unica manera de recomponer la situacion. Decidi que al dia siguiente iba a continuar mi viaje hacia Bremen con la reparacion provisoria. Solamente esperaba una cosa: que no llueva tanto como este dia.



09/01/2015

Llegando a Bremen.

A las 9 de la mañana me puse en camino nuevamente, luego de recibir un ofrecimiento para alojarme por parte de Martin, un estudiante que vive en Bremen y que leyo bastante sobre mi travesia y mis experiencias vividas desde el comienzo de mi viaje. Tenia tambien la intencion de tomar algunas fotografias de Nienburg, pero la lluvia no se detuvo hasta casi el mediodia, horario en el cual ya me encontraba en la ruta. Solamente tome algunas imagenes del camino en los momentos que no llovia.









La llegada a Bremen fue alrededor de las 20 hs, y por un malentendido (dado que mi anfitrion penso que yo iba a llegar al dia siguiente) tuve que esperar aproximadamente 4 horas mas hasta poder finalmente encontrarme con el, lo acompañe a una fiesta para no alterar sus planes y finalmente fuimos como a las 3 de la madrugada hacia el departamento. Mi ropa se encontraba nuevamente mojada, pero el cansancio me ganaba, por lo cual decidi quitarme todo, dejarlo en una bolsa por unas horas, ducharme y finalmente acostarme.

Los dias en Bremen fueron frios, pero el ambiente en el cual estuve fue relativamente calido, dado que Martin comparte el departamento con varios estudiantes de diferentes facultades, pero son muy buenos amigos, y se complementan en el hecho de aportar cada uno parte de sus conocimientos para poder convivir armoniosamente. Johanna tiene 23 años y muchisimo conocimiento sobre cocina vegetariana, y es quien suele organizar cada comida conjunta con la colaboracion de los demas, Stefan es un chico de 22 años y conocimiento en computacion y electricidad general, Mark es un estudiante de cine y siempre aparece con algo nuevo para el grupo, interesante y divertido para ver despues de las comidas, Bjarne es un deportista muy activo y se encarga de mantener en buen estado las bicicletas, asi como reparaciones generales en la casa, en fin, cada uno aporta parte de lo que sabe hacer para poder generar un ambiente amistoso y de diversidad en cuanto a ideas, estructura y armonia en el hogar. Tienen un metegol en el living, y suelen jugar todos los dias, por lo cual tambien me he divertido tanto en diferentes salidas como en el mismo departamento.



La ciudad es hermosa, tiene un estilo mezclado entre construcciones de antaño y arquitectura moderna, el ritmo es dinamico y la gente es muy calida y amable.



















Luego del segundo dia, Martin tuvo que marcharse porque su hermano menor tuvo un problema de salud, razon por la cual se vio en la necesidad de viajar a verlo, y yo quede en el departamento con el resto de sus amigos, sin la presencia de mi anfitrion, pero muy agradecido por la hospitalidad que me ofrecieron durante los siguientes 3 dias. El ultimo dia me encontre con Anna, una chica que me contacto tambien por internet, una estudiante de bellas artes interesada en ayudarme a conocer mas la ciudad y en escuchar parte de mi experiencia vivida a lo largo de esta travesia.

Anna, la version Alemana de Ingrid:




Fue una tarde genial, escuchando su entusiasmo y las ganas que tenia de vivir una experiencia de este estilo, ella solamente pudo viajar una vez a India y me aseguraba que tenia ganas de volver al camino algun dia. Ojala pueda cumplir su sueño.

Bremen es un lugar muy recomendable, no solamente por el atractivo referente a museos, arte, historia y demas, sino tambien por la oferta musical que tiene y las salidas nocturnas. Es muy facil relacionarse con la gente en cualquier lugar y en cualquier momento. Yo personalmente creo que la mejor manera de conocer un lugar es conociendo a la gente que vive en el, hasta ahora me ha resultado la manera mas efectiva de sacarle provecho a cada visita que uno realiza en cualquier lugar.



Bueno
















El camino continua, y considero oportuno ir rumbo al norte de Holanda, lo cual formara parte de mi proximo post.

Se aceptan comentarios, criticas y sugerencias.
0
0
0
17
0No comments yet