Popular channels

Nomadismo Moderno

Vivir viajando: Entrevista a un viajero errante.
No te frotes los ojos porque el sueño es posible. No es descabellado imaginarte a ti mismo haciendo de viajar una profesión. Y si no nos crees, te presentamos a Carlos, un hombre que hace ocho años decidió hacer de su vida un viaje.


 ¿Cómo era tu vida antes de decidir disfrutarla viajando? ¿Trabajabas en un cubículo?



Carlos Olmo: Por suerte nunca he trabajado en un cubículo, mi último trabajo fue de director de marketing de una multinacional informática en Madrid y tenía un buen despacho, coche de empresa, plan de pensiones, seguro de vida, plan de opciones, y todos los anzuelos posibles que nos ponen para que la pieza no se escape.



 ¿Cuándo decidiste empezar a vivir en la carretera y qué ocurrió para que tomaras esa decisión?



C.O.: No ocurrió nada en particular, supongo que fue la gota que desbordó el vaso, y ese momento sí lo recuerdo perfectamente: terminal puente aéreo en Madrid temprano por la mañana en un típico día de retrasos de vuelos, con una reunión importante en Barcelona, y al ver la cara de todo el mundo que estaba esperando con ansia su vuelo pensé: “Si yo también tengo esa cara no me gusta la vida que llevo”. Media hora después, en el avión, presenté la dimisión a mi jefe. Era septiembre del 2000.



 ¿Cómo obtienes los ingresos para sobrevivir?



C.O.: En 2000 creé vagamundos.net, para viajeros sin prisas y en los años siguientes creé otras webs de contenido viajero y cultural, como farosdelmundo.com, patrimonio-humanidad.com, caminoasantiago.com. Obtengo ingresos por publicidad y patrocinios, además de colaboraciones en radio, conferencias y artículos en revistas de viajes, y he escrito varios libros. En todo caso, mis ingresos ahora son el 10% de lo que eran hace 8 años, pero nunca me he arrepentido de la decision tomada.






 ¿Qué caracteriza a los viajeros que encuentras en tus viajes?



C.O.: Si nos referimos a los viajeros que dedican varios meses o años a viajar por el mundo, un punto bastante común a todos es que tenían trabajos de responsabilidad y bien remunerados, pero no eran felices y decidieron sacrificar su vida cómoda y segura por una vida viajera que muchas veces es incómoda e insegura, pero al mismo tiempo libre.



 Por favor, cuéntanos alguna experiencia inusual que te haya marcado.



C.O.: Haber vivido un terremoto de grado 7 en Yogyakarta, Indonesia, el 27 de mayo de 2006 a las 5:50 am, en el que murieron varios miles de personas pero a los pocos días desapareció de los medios de comunicación occidentales porque la tragedía del tsunami de 2004 ha puesto el listón demasiado alto.



Algo tendrás que echar de menos de España, ¿quizás la empanada gallega?



C.O.: Sin duda, por eso reparto mi tiempo viajando 6 meses por el mundo, y otros 6 por España, y cuando estoy de vacaciones no viajo, sino que paso el tiempo con mi familia en La Coruña disfrutando de una vida relajada, y, cómo no, de la empanada gallega.



 ¿Cómo afrontas tu día a día al llegar a un nuevo país?



C.O.: No soy un viajero típico, no suelo documentarme mucho ni planificar los viajes, prefiero viajar “virgen” a los países e ir absorbiendo lo que veo, siento, fotografío, observo, en mis viajes por el país, siempre en transporte público y nunca en primera clase. El encuentro con otros viajeros también es una fuente de información de primera mano.



¿Qué recomendaciones darías a una persona que se plantee seguir tus pasos?



C.O.: Siempre utilizo el verso de Machado “caminante no hay camino, se hace camino al andar”, para decirle a los que me piden consejo que este es un camino personal y por tanto intransferible, que cada viajero tiene que encontrar su propia manera de viajar, y que en esa búsqueda de nuestro camino es donde nos enriquecemos como seres humanos, lo que nos permitirá liberarnos del peso innecesario de nuestras mochilas emocionales.



Como dice la frase, “Lo importante es el viaje, no el destino”, inspirada en mi poema preferido, Ítaca de Kavafis.



 Carlos Olmo es un viajero a tiempo completo que vive recorriendo sin prisas todo el mundo. Cuenta sus experiencias regularmente en su página web http://vagamundos.net.

0
0
0
0No comments yet