Canales populares

Venecia - Romance y Sueño en Su Máxima Expresión





Bienvenidos!!

A muchos de nosotros nos gusta viajar....Y generalmente sucede con lugares a los que nos cuesta un poco más que a otros llegar; ya sea por tiempo; por atender nuestras responsabilidades, por la distancia, etc.

Pero hagamos un viaje imaginario a un sitio especial; inspirador de muchas historias, música y lleno de magia.

Bienvenidos a Venecia!

























Venecia, la ciudad de los canales, es la capital de la región de Veneto. Está situada sobre un conjunto de islas que se extiende en una laguna homónima pantanosa en el mar Adriático , entre las desembocaduras de los ríos Po (sur), y Piave (norte), en el nordeste de Italia.









Venecia está compuesta por 120 pequeñas islas unidas entre sí por 455 puentes, si incluimos las islas de Murano y Burano. En sí, la ciudad la forman 118 islas unidas por 354 puentes y dividida por 177 ríos y canales. Se llega a Venecia desde tierra firme por el Puente de la Libertad, que accede al Pizzale Roma.











Desde su fundación, la ciudad ha sufrido los efectos de inundaciones periódicas. En la actualidad la ciudad afronta una grave amenaza por las repetidas inundaciones.
En primavera y otoño tiene lugar la llamada acqua alta (marea alta), dos veces al día, que inunda completamente la Plaza de San Marcos. El gobierno italiano prepara un proyecto, denominado Moisés, para levantar unos diques móviles que se cerrarían en caso de aumento del nivel del agua del mar.






























Visitar Venecia en Carnaval o ver los canales de Venecia no tiene precio. La recomendación es subir al castillo en el tranvía desde el puente de Carlos. El pasear por sus callejuelas y los músicos tocando te traslada a otro tiempo, al ver la cantidad de monumentos, iglesias, góticas y barrocos, la infinidad de tiendas de cristal de bohemia y la famosa piedra granate, la calle Karlova es inolvidable.


















Los paseos por la noche, son espectaculares por la iluminación de todas sus cúpulas doradas y brillantes. Hay que ir a la plaza de la ciudad vieja, junto al ayuntamiento y el famoso reloj astronómico, que en cada cambio de las horas aparecen los doce apóstoles.































Centros Turísticos de Mayor Relevancia
























































El Canal de Venecia: No hace falta que digamos que es un recorrido que no podés perder. Marcharse de Venecia sin haber recorrido el canal es un desperdicio ya que se perderían la principal atracción de la ciudad. El agua corre es como la vida en Venecia, recorrer en góndola todo el canal, rodeado de palacios e iglesias, es algo que no podrás olvidar con facilidad. Tenés la opción de hacerlo desde el Puente de los Descalzos a Rialto o desde Rialto hacia el Canal de la Giudecca.













La Plaza de San Marcos: Data del siglo XII y está rodeada de monumentos impresionantes como son las procuradurías, la torre o la Basílica de San Marcos.















La Basílica de San Marcos: Es la iglesia más importante de Venecia, de estilo bizantino, que se construyó para salvaguardar el cuerpo de San Marcos. Sus zonas más lustrosas son la fachada principal, los mosaicos, la terraza emplazada sobre la puerta central de la iglesia, por supuesto el interior de la basílica de planta de cruz griega y sus cinco cúpulas. En resumen, es toda una belleza arquitectónica que, sobre todo los amantes del arte, no deben dejar de visitar.















El Campanile: Es un campanario majestuoso situado muy cerca de la Basílica de San Marcos. Cuenta con 100 metros de altura y data del siglo XI aunque, por abatares del destino, tuvo que reformarse ya en el siglo XX. Además de por su belleza, vale la pena visitarlo porque, desde lo alto, tendrás la posibilidad de disfrutar de unas vistas preciosas.
















El Palacio Ducal: Fue el centro neurálgico de Venecia y, hoy día, es toda una atracción turística. Las zonas más importantes del palacio son su fachada, como no toda una obra de arte, la basílica, la Porta della Carta, el patio de estilo renacentista y gótico, la sala del Antecolegio, la sala del Colegio, la sala del Senado y la sala del Consejo de los Diez.















La Academia y el puente de la Academia de Venecia: Es uno de los museos más destacados de Venecia y está situado a orillas del canal, concretamente en la Iglesia de Santa María della Carità y el Convento dei Canonici Lateranensi. En él, observarás pinturas venecianas que van desde los inicios hasta el Renacimiento. Se conservan en el museo obras de Bellini, Tiziano, Tintoretto…


La Giudecca: Es una de las islas más importantes de Venecia que destaca por su tremenda tranquilidad. En ella, tendrás la oportunidad de visitar la Iglesia del Redentor, que data del año 1576 y en la que gozarás con las obras de Bassano, Veronés y Tintoretto.















San Giorgio Maggiore: Es también una isla que no os podés perder, si disponés del tiempo suficiente. Lo más destacado de la isla es el Monasterio Benedictino que allí los aguarda. Data del siglo X y, en él, está guardada una Última Cena de Tintoretto. Tiene un campanario muy similar al de la Basílica de San Marcos y les da la oportunidad de visitar la Fundación Cini, cuna del arte y de la cultura en Venecia.























Geografía




La ciudad está dividia en seis barrios o sestieri, llamados Dorsoduro, Santa Croce, San Polo, San Marco, Canareggio y Castello. Las franjas horizontales que llevan las góndolas representan a todos los sestieri más la isla de La Giudecca.

Entre las islas lagunares más grandes, destacan Torcello (Torseo), Murano (Muràn), Burano (Burán), San Servolo, La Zueca, San Giorgio Maggiore (San Zorzi Magior) -aunque forma parte del sestier de San Marco-, Pellestrina (Pełestrina,), Poveglia, San Clemente, San Francesco del Deserto (San Francesco del Dexerto), San Lazaro degli Armeni, San Michele dei Morti, Santa Maria della Grazia, Sant'Erasmo, Le Vignole (Vignołe), Lido di Venezia, La Giudecca (que forma parte de Dorsoduro) o Chioggia (Cióxa).

Tiene además tres bocas de puerto que comunican la laguna con el mar, y regulan el flujo de las mareas: Lido, Malamoco y Cióxa. En estas bocas de puerto se encuentra en construcción el (Proyecto Moisés), que pretende literalmente separar las aguas como lo hizo Moisés cuando la laguna se enfrente a una inundación extraordinaria. La ocurrida el 4 de noviembre de 1966 fue la mayor desde que se toman mediciones (llegó a unos catastróficos 1,94 m sobre el nivel del mar).
En febrero de 1986, el agua subió hasta 1,58 m. y recientemente, en 2008, se alcanzó la cota de 1,56 m. Estadísticamente la marea sube un centenar de veces a lo largo del año, cifra que va en aumento debido al cambio climático. El citado proyecto Moisés se inició en 2003 y tiene como finalidad la instalación de un sistema de diques móviles en las tres bocas de puerto, cuyo gasto previsto ascenderá a más de 4.134 millones; finalizando probablemente en 2012.

























Transporte




Venecia, construida en un archipiélago de 118 pequeñas islas junto al mar Adriático, es famosa en el mundo por sus, aproximadamente, 150 canales. Las islas están conectadas por unos 400 puentes. Sus canales componen un gran entramado a modo de calles que parten del Gran Canal, que es como una gran avenida por donde discurren multitud de embarcaciones, grandes y pequeñas, siendo estas últimas las conocidas góndolas. Son muy útiles los transportes colectivos o vaporetto (a modo de barco-bus). En la parte antigua del centro los únicos medios de desplazamiento son las embarcaciones privadas, los taxis (lanchas de coste prohibitivo) y los traghetti: barcas muy parecidas a una góndola pero sin decoración, que hacen de puente en diversos puntos del Gran Canal.

La clásica embarcación veneciana es la góndola, actualmente usada fundamentalmente para turistas, bodas, funerales y otras ceremonias. La mayoría de los venecianos viajan en vaporetto, que cubren rutas regulares a lo largo del Gran Canal y entre las distintas islas lagunares. Además muchos de ellos poseen barcas o lanchas motoras a modo de automóvil.

El Aeropuerto de Venezia Marco Polo se encuentra en tierra firme, conectado a la ciudad por autobús, ferrocarril y un servicio marítimo llamado Alilaguna que recala en varios puntos de la ciudad siendo la plaza de San Marcos el fin de su trayecto.



























Arte y cultura




Venecia goza de una fama legendaria por su amplio patrimonio artístico y largo historial como referencia de la pintura europea. La riqueza de los poderosos de la ciudad (la Iglesia, los políticos y ciertos comerciantes) permitió mantener un prolongado patrocinio sobre pintores, arquitectos y demás artistas: desde Gentile Bellini en el siglo XV hasta Francesco Guardi a finales del siglo XVIII, pasando por Giovanni Bellini, Tiziano, Giorgione, Sebastiano del Piombo, Tintoretto, Veronés, Jacopo Bassano, Giambattista Tiepolo, entre otros. Curiosamente, muchos de estos artistas habían nacido en otras localidades y acudieron a Venecia atraídos por su pujanza.

El estilo de los sucesivos pintores de Venecia mantuvo algunas características comunes (colorido cálido y rico) que irradiaron su influencia por media Europa. La llamada «Escuela veneciana» influyó en maestros tan diversos como Rubens y Velázquez, y fue decisiva en la génesis de la pintura pintura barroca en el siglo XVII.










La arquitectura de la ciudad experimentó un periodo especialmente brillante durante el Renacimiento, con arquitectos como Mauro Codussi, Pietro Lombardo, autor de bellísimas iglesias, y Jacopo Sansovino, que construyó la monumental Biblioteca Marciana. Andrea Palladio y Vincenzo Scamozzi también dejaron obras notables en la Venecia renacentista. Posteriormente destacará Baldassare Longhena.

En Venecia nació Antonio Vivaldi, una de las cimas de la música barroca, el 4 de marzo de 1678 (muerto en Viena el 28 de julio de 1741). Otro de los grandes de la música, Richard Wagner, falleció en la ciudad el 13 de febrero de 1883.
Igualmente el gran compositor Ígor Stravinski, aunque murió en Nueva York, quiso que sus restos fueran llevados a Venecia y reposan hoy en el cementerio de San Michele. Todo ello es reflejo de la importancia de la ciudad no sólo como lugar de origen de muchos genios, sino sobre todo como inagotable fuente de inspiración a lo largo de la historia de poetas, músicos, pintores y todo género de artistas.

En Venecia se encuentra uno de los coliseos de ópera más famosos del mundo, el teatro de La Fenice, que literalmente significa "Ave Fénix" y hace honor a su nombre, habiendo surgido de sus cenizas tras repetidos incendios, el último a finales del siglo XX. Fue lugar de estreno de algunas de las más famosas piezas del repertorio, entre ellas varias de Verdi.

Desde 1893 la ciudad alberga la Bienal de Venecia, que incluye el festival de cine anual Mostra Internazionale d'Arte cinematográfica.

La fiesta más popular de Venecia es el carnaval, cuya tradición se remonta al siglo XI cuando Venecia comenzaba a dominar marítimamente importantes porciones del mar Mediterráneo. Oficialmente se declaró como festividad suprema durante el siglo XIII. Sin embargo, es en el siglo XVIII cuando el carnaval veneciano alcanza su máximo esplendor. A él acudían viajeros y aristócratas de toda Europa, en busca de diversión y placer. Con la decadencia de Venecia como poder mercante y militar, el carnaval palideció hasta casi desaparecer. Se recuperó algo de su festividad hacia finales del siglo XX, cuando la ciudad se ve abrumada por la invasión de miles de turistas, aunque las grandes épocas de diversión desenfrenada quedaron atrás. El carnaval de Venecia se caracteriza porque sus participantes usan elaboradas máscaras para cubrir sus rostros.

El inmenso acervo cultural de Venecia, resumen de su historia milenaria, fue reconocido por la UNESCO con la distinción de Patrimonio de la Humanidad en el año 1987 para el casco histórico de la ciudad y la laguna.





























































































Guía de Hoteles Online en Venecia














0
0
0
0No hay comentarios