Canales populares

10 grandes escenas de drogas y sus efectos en el cine




Holas







El consumo de muchas drogas continúa siendo penalizado en gran parte del mundo. Mientras la marihuana poco a poco es legal en algunos países, otras drogas no tienen esa oportunidad pues los efectos contra la salud son notables. Muchas drogas afectan la mente y el cuerpo de tal forma que, por diversas causas, pueden llevar a uno a la muerte, pero los efectos de estas drogas junto a su poder adictivo es lo que la hace que la gente regrese a ellas. 



El efecto de las drogas ha sido retratado en muchas cintas, pero hay algunos directores que han dedicado una escena que demuestra su visión particular acerca de lo que se siente consumirlas, esta escena suele ser clave en la cinta y se convierte en una de las más recordadas por el público. Las representaciones de los efectos de las drogas puede ser tratado de muchas formas, algunos de los siguientes trabajos cinematográficos van desde la experiencia más sensorial que se pueda imaginar, hasta un retrato fiel de cómo se ve la gente bajo el reflector de esas sustancias.



Fear and Loathing in Las Vegas, Terry Gilliam (1998)



Una de las cintas que retrata la locura del consumo desmedido. Una frase recordada ampliamente entre los seguidores de esta cinta es la lista de drogas que parece interminable y que fácilmente causaría una sobredosis a un personaje que no estuviera basado en la persona de Hunter S. Thompson. La figura de Jack Sparrow es recordada por su forma de caminar y hablar que imita a un borracho eterno, pero esta escena en la que ]Johnny Depp actúa como un hombre bajo demasiados alucinógenos es quizás una de sus mejores interpretaciones hasta ahora.




Dredd, Pete Travis (2012)



La cámara lenta sirve para hacer énfasis en una acción que suele ser muy rápida para que sea realmente apreciada, es por eso que la acción muchas veces es disminuida en velocidad para que se pueda ver toda la destrucción que sucede rápidamente, pero también es común en las escenas en que la gente consume drogas. 

En la cinta, Dredd el súper policía finalmente lleva a la justicia a su némesis de una forma poco ortodoxa y se despide de ella dándole una prueba de su droga, la cual deja ver ese efecto de luz y lentitud que supuestamente causa. Esta escena mezcla la cámara lenta con la velocidad normal para mostrar ese mundo bajo el efecto de las drogas y la realidad en la que el personaje se encuentra.




Limitless, Neil Burger (2011)



Muchas drogas imaginarias se han visto en el cine, como en la mencionada anteriormente en Dredd o la de la cinta de Richard Linklater, A Scanner Darkly, pero la favorita de muchos es la de esta cinta de 2011 protagonizada por Bradley Cooper en la que después de ingerir la droga, el cerebro comienza a funcionar con el 100% de su capacidad. El héroe de la cinta logra recordar cosas y procesar información de tal forma que parece un superhombre en acción.




Taking Woodstock, Ang Lee (2009)



El LSD fue la droga de los sesenta y este homenaje a uno de los eventos más representativos de esa década no podía dejar fuera a esa sustancia y los efectos que causa. Cuando el protagonista entra en una camioneta con un par de hippies y consume la droga, la escena se convierte en una de las representaciones más fieles del efecto de ésta. Los colores, las texturas y el movimiento toman protagonismo mientras la cámara juega con la percepción del público y el protagonista, mostrando lo que él ve y lo que es la realidad.




Requiem for a Dream, Darren Aronofsky (2000)



Una de las cintas en las que cualquiera piensa cuando se asocia el cine con las drogas. El clásico de Aronofsky aborda la adicción a los narcóticos desde diferentes puntos de vista y también retrata sus distintos “viajes”, pero es quizás el de Sara Goldfarb y su adicción a las pastillas uno de los más aterradores. La sensación de opresión, de enclaustramiento y locura que se observa, retrata ese sin sentido en el que la adicción hace caer a las personas. Ella contra un refrigerador y la intervención de la televisión convierten la escena en algo más que un drama, la puesta surreal y aterradora llevan poco a poco a la locura a Sara, quien depende de una droga legal tanto como su hijo depende de una ilegal.




Trainspotting, Danny Boyle (1996)



Otro clásico que explora las drogas duras es esta cinta de Danny Boyle, quien ha aceptado que la secuela de esta cinta puede llegar próximamente. Esta cinta tiene muchas escenas memorables, como el viaje a través del peor baño de Escocia, o las escenas de desintoxicación de Renton que son tan aterradoras como grotescas. Pero quizá la más importante es la del viaje de heroína de Renton que casi lo lleva a la muerte. Es justo esta escena la que se puede ver homenajeada en Breaking Bad cuando uno de los protagonistas consume heroína y el efecto es similar al que aquí se observa.




Enter the Void, Gaspar Noé (2009) 



Durante mucho tiempo las películas enfocadas en drogas han alimentado el imaginario acerca de lo que se siente consumirlas, pero pocas habían logrado causar un efecto tan catártico como lo hace esta cinta. Con casi tres horas de duración, esta cinta es prácticamente un experimento cinematográfico narrado en primera persona, pero es esta escena, en la que se retrata el consumo de DMT de una forma realmente psicodélica, que sorprende.




Spun, Jonas Akerñund (2002)



Una de las cintas de culto que exploran ampliamente el contexto social que gira alrededor de una droga. Esta escena marca un viaje en auto que se mezcla de manera perfecta con la paranoia y la adicción de los personajes. La estética de la cinta es similar a la de esta escena, pero es aquí donde se llega a explotar el máximo potencial con tomas surrealistas y fuera de contexto que dan lógica a la locura de los personajes.




Pineapple Express, David Gordon Green (2008)



Seth Rogen ha declarado que es un entusiasta de la marihuana y que la fuma diariamente. En esta cinta su personaje no parece alejado de la verdadera persona que lo caracteriza. La película muestra a los personajes drogados casi todo el tiempo, y si de estas cintas hablamos, se deben hacer menciones honoríficas como las cintas de Cheech and Chong o las de Harold and Kummar; pero es en esta cinta en la que podemos observar uno de los grandes momentos de la marihuana haciendo efecto en los personajes. Esto es en su estancia en el bosque en el que no hay efectos que difuminen la realidad, simplemente es el actuar de dos personas drogadas en medio de la noche oscura y silenciosa.




Candy, Neil Armfield (2006)



Un retrato agridulce del amor y las drogas, o el amor a las drogas; cada quien puede juzgar de la forma que crea pertinente. La cinta australiana muestra la vida de dos personas que pasan por las etapas de una adicción: cielo, tierra e infierno son mostrados en paralelo a la relación de los personajes. El viaje por el auto lavado, que coincide con el consumo de heroína, muestra la “conexión” de dos personas bajo el efecto de una droga tan destructiva como lo es la heroína. Aquí se olvida lo negativo, y el universo se reduce al amor por la otra persona y por lo que nos hace sentir; es bajo los efectos de la heroína que ese sentir incrementa potencialmente.




Fin, dejame un comentario y si te gustó compartilo!



0
0
0
0No hay comentarios