Check the new version here

Popular channels

10 películas que despiertan tus sentimientos más oscuros





Hay quien afirma que crear una obra de arte feliz es sencillo, basta con ver la naturaleza para inspirarse y hacerlo; por lo tanto, ellos mismos, piensan que crear una obra de arte triste/oscura/melancólica requiere de un mayor esfuerzo, requiere de lidiar con sentimientos que si bien nos invaden constantemente, son más difíciles de trabajar o de explicar. Tema subjetivo, a fin de cuentas; no todos concordamos y no es posible comprobarlo científicamente. Independientemente de si es más complejo o no, hay algo que no se puede negar, a todos nos interesan estas emociones. Por más que busquemos la felicidad y tratemos de llegar a ella, es parte de la naturaleza humana el tratar de comprendernos más e indagar en nuestros sentimientos, aunque los consideremos algo “negativos”.

Así es que ya sea por sentirse identificado, por necesidad o solo por morbo, aquí dejo una lista de películas que nos dejan emociones “no positivas”:




Requiem por un sueño (2000 – Director: Darren Aronofsky)
Esta película muestra la vida de cuatro personas que se conectan mediante Harry (Jared Leto). Los cuatro personajes viven sus vidas de una manera miserable y deprimente gracias a sus diferentes adicciones. La película de Aronofsky es fuerte y triste pero manda un mensaje contundente para la audiencia. Vale la pena mencionar que técnicamente, es casi perfecta.





El hombre elefante (1980 – Director: David Lynch)
David Lynch es un director que goza haciendo sufrir al público; sus películas son densas y perturbadoras. Aunque esta es, probablemente, su película más realista (incluso esta basada en una historia real) no deja de ser una obra de Lynch. Narra la historia de Joseph Merrick (John Hurt), un hombre con una grave deformación en el Londres del siglo XIX, y su relación con la sociedad que, en términos generales, no le aceptaba y estaba aterrada de él. Gran actuación de John Hurt.





La cinta blanca (2009 – Director: Michael Haneke)
Haneke se refirió a su película como una “historia sobre el origen del mal” y lo es. Es la historia de un pueblo alemán, meses antes de la Primera Guerra Mundial, donde comienzan a suceder una misteriosa serie de hechos que parecen no tener explicación. Haneke nos quiere mostrar la inocencia corrompida, la perversión de los menores por parte de los adultos y la maldad innata que tenemos gracias a esas emociones “bajas” que nos guian. Soberbia fotografía de Christian Berger.





Submarino (2010 – Director: Thomas Vinterberg)
Es la trágica historia de dos hermanos que viven con culpa por un hecho ocurrido durante su infancia y su vida adulta, marcada por la violencia y la adicción. Aunque las vidas de los dos son vacías y tristes, la búsqueda de una mejor vida y la redención los motiva a vivir en Copenhague. La película tiene grandes actuaciones y un gran trabajo de Vinterberg que te adentra en ese mundo bajo y triste. Vinterberg dirigió la igualmente sufrible La caza (2012).





Leviatán (2014 – Director: Andréi Zviáguintsev)
Trata sobre un hombre que lucha contra un alcalde corrupto que le quiere quitar su tierra. Es una crítica hacia la corrupción, la injusticia y la inmunidad que vive, hoy en día, Rusia. Si bien la película tiene momentos un tanto más “ligeros” en un inicio, comienza a hacerse más densa conforme avanza. Ganadora de múltiples premios durante el 2014.





Gritos y susurros (1972- Director: Ingmar Bergman)
En la filmografía de Bergman, marcada por películas densas y pesadas, hacer una única selección puede ser una tarea ardua pero esta película de 1972 ha sido la seleccionada para representar al gran director sueco. Trata sobre los últimos días de vida de Agnes (Harriet Andersson), una enferma de cáncer y sobre los cuidados (y pensamientos) de sus dos hermanas y su sirvienta. La película tiene imágenes impresionantes que parecen pinturas.





Kes (1969 – Director: Ken Loach)
La segunda película de Loach es sobre la vida de Billy (David Bradley), un adolescente que parece no tener motivación alguna en la vida, sufre bullying, sufre para conseguir dinero y lleva una muy difícil vida familiar. Sin embargo, cuando empieza a entrenar a un cernícalo parece obtener una salida de esta vida difícil, ¿o no? Esta obra sobre Loach explora la inocencia y la esperanza de una forma cruda y realista.





La condena (1988 – Director: Béla Tarr)
Cualquier película de Tarr es sufrible y explora temas de difícil comprensión pero La condena es la seleccionada para esta lista. Es la historia de un hombre depresivo que se enamora de la cantante de un club y su difícil relación en la que se incluye al esposo de ella. Una historia sobre amor, traición y desesperación con una gran fotografía.





La ley del más fuerte (1975 – Director: Rainer Werner Fassbinder)
Es la historia de un homosexual (el mismo Fassbinder) que se enamora del hijo de un industrial. Fassbinder realizó la película como una exploración sobre la relación entre el amor y el dinero y sus, muchas veces graves, consecuencias. Para esta película recomiendo mayor discreción ya que el tema es un poco más fuerte, al igual que su contenido visual.





Antes que el diablo sepa que has muerto (2007 – Director: Sidney Lumet)
Carece de una estructura narrativa convencional pero es de fácil comprensión. Es la historia de dos hermanos de clase acomodada que piensan que la manera más fácil de obtener dinero es planeando un robo perfecto y sin violencia a la joyería de sus padres. Pero cuando su cómplice no cumple del todo con el plan, las cosas se dificultan mucho más de lo esperado. Fue la última película de Lumet y hay que reconocerle la gran tensión que produce.














0
0
0
15
0No comments yet