Check the new version here

Popular channels

10 Westerns del cine moderno




LOS MEJORES WESTERNS DEL CINE MODERNO 




Volver a ver ‘Pasión de los fuertes‘ (My Darling Clementine, 1946), dirigida por John Ford e interpretada por Henry Fonda, Linda Darnell y Victor Mature, me recordó la gran riqueza del western, el único género originario del séptimo arte, ya que el resto ya existían en la literatura (policiaco, histórico) o en el teatro (musical).



En sus inicios, el llamado cine del oeste transcurría en un lugar concreto, la parte occidental de Estados Unidos, y durante un periodo determinado, el siglo XIX. Sin embargo, el género se iba desarrollando, y las películas que lo constituían compartían unos temas fundamentales y unos rasgos comunes más allá del tiempo y el lugar. Así, surgieron subgéneros como el western crepuscular (‘Pequeño gran hombre‘, ‘Mayor Dundee‘, ‘Unforgiven‘, ‘Silverado‘), basado en la pérdida de la épica tradicional. En él, los vaqueros hasta entonces idealizados dejan de ser honrados luchadores para convertirse en melancólicas figuras quebradas y en decadencia.




En Europa surgió el spaghetti western, movimiento que se expandió desde comienzo de los años 60 hasta finales de los 70. Estas películas, protagonizadas por unos personajes sin honra ni moral, meros mercenarios en busca de dinero, fueron rodadas en Italia y España (el desierto de Almería fundamentalmente), y su figura más importante fue Sergio Leone (‘Por un puñado de dólares‘, ‘La muerte tenía un precio‘, ‘El bueno, el feo y el malo‘).



El chili-western (‘El tunco Maclovio‘), nacido en México, o el western futurista (‘Mad Max‘) son otras de sus variantes. Desde Japón también se han llevado a cabo múltiples westerns, tanto de animación (‘Cowboy Bebop‘) como de imagen real (‘Sukiyaki Western Django‘).



Pero la unión entre Japón y el western es mayor que todo esto, pues el cine de samuráis comparte con el cine de vaqueros muchas de sus características. Tanto es así que ‘Por un puñado de dólares‘ de Leone y ‘Man Standing‘ de Walter Hill son remakes de ‘Yojimbo‘. Recogen la historia de esta película y la sitúan en un contexto occidental. Lo mismo ocurre con ‘Los siete magníficos‘ de John Sturges, que no es sino una adaptación de ‘Los siete samuráis‘ de Kurosawa.



El western se supone un género prácticamente acabado, con un pasado de gran esplendor que quedó muy atrás. En los años 60 el género ya estaba en claro declive, y en los 70 el spaguetti western ya había estrenado sus grandes obras. Lo que me interesa a continuación es hacer una lista de westerns posteriores a esta fecha; es decir, una lista de westerns interesantes (cualquiera que sea su tipo) desde 1971 en adelante, y que no comprendan las archiconocidas ‘Sin perdón‘ (Unforgiven, 1992), ‘Django Desencadenado‘ (Django Unchained, 2012) o ‘Bailando con lobos‘ (Dances with Wolves, 1990):


 



¡Agáchate, maldito! (Giù la testa, 1971). Dirigida por Sergio Leone.

Peor que las tres películas que componen la trilogía del dolar, pero aún así merece la pena ver este spaguetti western.







Las aventuras de Jeremiah Johnson (Jeremiah Johnson, 1972). Dirigida por Sydney Pollack.




Excelente película protagonizada por Robert Redford, quien encarna a un hombre solitario que decide adentrarse en las montañas para huir de la civilización y acercarse a sí mismo. Emocionante y aventurera.




Pat Garrett y Billy el niño (Pat Garrett and Billy The Kid, 1973). Dirigida por Sam Peckinpah.




Peckinpah, el director de ‘Grupo Salvaje‘ (The Wild Bunch, 1969), todavía entregaría algunos buenos westerns después de 1970. ‘Pat Garrett y Billy el niño‘ lo es.





Almas de metal (Westworld, 1973). Dirigida por Michael Crichton.

Opera prima del escritor Michael Crichton, que adapta su propia novela. No es un prodigio de dirección, pero es vistosa, entretenidísima, diferente, y no está carente de contenido.







El jinete pálido (Pale Rider, 1985). Dirigida por Clint Eastwood.




Eastwood siguió dirigiendo y protagonizando excelentes westerns mucho después de que el género entrase en decadencia. ‘El jinete pálido’ es un buen ejemplo, pero también lo es ‘Infierno de cobardes‘ (High Plains Drifter, 1972), ‘El fuera de la ley‘ (Outlaw Josey Wales, 1976) y por supuesto ‘Sin perdón‘ (Unforgiven, 1992).




Open Range (2003). Dirigida por Kevin Costner.




Soy de la opinión que Kevin Costner no es tan mal director. ‘Open Range‘ me parece un buen western, y hasta ‘Mensajero del futuro‘ (The Postman, 1997) me parece apañada.





Serenity (2005). Dirigida por Joss Whedon.




Western futurista que tiene el poco común don de resultar trepidante y divertida sin resultar vacua o cansina.




Valor de ley (True Grit, 2010). Dirigida por Joel y Ethan Coen.




Sin ser una de las mejores películas de los Coen, ‘True Grit‘ es muy interesante. Merece la pena ser vista.




Unforgiven (2013). Dirigida por Lee Sang-il.




Remake japonés de ‘Unforgiven‘ de Eastwood, y para sorpresa de todos nosotros, una gran película.




The Rover (2014). Dirigida por David Michôd.




Podría describirse como una ‘Mad Max‘ con ambiciones existencialistas y dirigida a cinéfilos. Suena horrible, pero no lo es. Película que mezcla suspense, acción, drama, road movie y western.




0
1
0
1
1Comment
      GIF
      New