Check the new version here

Popular channels

8 capítulos de Alf para recordar

Dale play para ambientar el post









ALF ha pasado por la televisión hace mucho tiempo y, a decir de verdad, de forma muy rápida. Sin embargo, hasta el día de hoy recordamos con cariño a uno de los personajes más conocidos de la cadena NBC.
Para no olvidarnos de este extraterrestre muy amigable y despreocupado, aquí te dejamos nueve grandes episodios de ALF que retratan a la perfección su personalidad, así como también los motivos que nos llevan a seguir queriéndolo:






ALF tiene una forma nueva de entretenerse: un títere. Un divertido capítulo en el que verás las capacidades que tiene este personaje para actuar como perfecto, o casi perfecto, ventrílocuo.





Uno de los únicos momentos en los que vemos a ALF ser totalmente caballero con una chica, una joven ciega que conoce a través del programa de Dr. Schrocky con quien tiene un encuentro en que la pasan muy bien.







Lo bueno de ALF es que a pesar de tener una gran cantidad de años, mantiene su espíritu joven. Y, mejor aún, contagia su alegría y energía a personas que piensan que no son los suficientemente jóvenes para divertirse como antes. Esto es lo que le propone a una de sus actrices favoritas, Louise Beaumont.







Un capítulo en el que queda demostrado que ALF no solamente tiene una tremenda tentación de comerse gatos, de hecho siempre está tramando alguna trampa, sino también con el algodón. Un adicción muy particular que solamente podría llevar adelante este particular personaje.







ALF quiere ser político y tendrá que cumplir una serie de requisitos previos para consagrarse como tal. Pero no solamente de orden político, entre sus pruebas también tendrá que brindar una ceremonia religiosa y no tendrá mejor idea que renovar los votos del matrimonio Tanner.









La visita del tío Albert toma por sorpresa a la familia y también a ALF, quien tendrá que permanecer fuera de la casa durante unos días y dormirá en el patio trasero de la familia Tanner. Un divertido capítulo en el que ALF intentará una vez más ser menos torpe y colaborar, pero no tendrá mucha suerte en el intento.







Muchas veces oímos decir "más vale solo, que mal acompañado". Bueno, este capítulo es una gran prueba de que realmente en algunas ocasiones es preferible estar solo. Y si no, miren el secuestro de ALF por Betty Susla.






Parece que en Melmac también existen ciertas creencias respecto a la mala suerte o buena suerte que traen algunas prácticas. Por ejemplo, destruir un libro implica 7 años de mala suerte seguidos de otros siete años de mala suerte... Una superstición un poco exagerada quizás. El capítulo muestra el ritual que ALF debe hacer (y que lo hace junto con toda la familia) luego de haber tirado a la pecera un libro de Brian.



Esto es todo, no olvides seguirme lince ! Saludos 
0
0
0
6
0No comments yet