Canales populares

8 pequeñas criaturas del cine de terror de los 80s



Los 80s fue una de las épocas doradas del cine de terror, dejándonos mogollón de subgénero dentro del fantaterror. Uno de ellos es el de las pequeñas y -porqué no decirlo- cabronas criaturas, que terminaron por convertirse en grandes sagas con numerosas secuelas. Hoy en este especial queremos recordar y rendir tributo a algunas de ellas:

Gremlins (1984)

Sin duda la más famosa y de la que beben el resto de títulos de este listado, y es que Gremlins -creada por Joe Dante y Steven Spielberg- es una cinta de obligatorio visionado cada navidad que se precie.

Un Gremlin es una mutación de un Mogwai, una criatura adorable que sufre una transformación si come después de media noche, convirtiéndose en una especie de monstruo que no llega al metro de altura, pero con afán de destruir todo lo que hay a su alrededor. Si entra en contacto con el agua se multiplica, y es sensible a la luz solar (al igual que el Mogwai).



Ghoulies(1985)

Título ochentero que quiso aprovechar el tirón de los Gremlins (se produjo un año más tarde), y que además ha contado con tres secuelas.

Los Ghoulies son goblins que aparecen tras un ritual satánico. Estas pequeñas y malévolas criaturas tienen como objetivo realizar otro ritual, por el cual sacrifican a todos los presentes a su alrededor para que se abran las puertas del infierno, y así escape el mismísimo Diablo. Como prácticamente todos los seres de este reportaje, el toque gamberro de los pequeños goblins está presente en todo el metraje.



Los Ojos del Gato (1985)

En este caso no estamos ante una película de criaturas en su totalidad, sino de una manera parcial. Y es que Los Ojos del Gato es una antología de historias de terror de Stephen King, observadas por un felino que pasaba por allí...

Una de ellas está protagonizada por un pequeño y malvado duende diabólico, que tienen la intención de robarle el aliento de vida a una pequeña niña cuando duerme en su habitación. Además, dicha niña es interpretada por ni más ni menos que Drew Barrymore.




Critters (1986)

Una de las sagas de obligatoria presencia en los ya extintos videoclubs de antaño, dirigidos en 1986 por Stephen Herek. Los Critters dieron lugar a 3 secuelas, que los trasladaron de los míticos pueblos de la América profunda, a la gran ciudad (con DiCaprio de por medio) y posteriormente al espacio, de donde proceden.

De origen extraterrestre, los Critters son una pequeñas criaturas con un apetito voraz, y dispuestas a comerse todo lo que se planta en su camino. Recuerdan mucho a los erizo, ya que tienen la particularidad de convertirse en bolas para trasladarse más rápidamente. Además de sus dientes, poseen púas venenosas que lanzan sin ningún pudor a sus víctimas.



La Puerta (1986)

Sin duda otro mítico filme de los 80s que dirigió Tibor Takács, y que vino acompañado de unos pequeños diablos la mar de cabritos. También tuvo una secuela, aunque poco acertada, y un remake del que llevamos hablando muchos años y no acaba de arrancar.

Dichas criaturas provienen de un agujero del jardín de la casa de Glen, quien de manera accidental abre una entrada al mismísimo infierno... Antes de la aparición del Señor de los Demonios, sus esbirros (los citados pequeños diablos) le allanarán el terreno para disgusto del joven Glen y su inseparable amigo Terry.



Troll (1986)

De sobra conocida por los amantes del cine de terror, y no precisamente por ella, sino por su secuela, considerada como la peor película de la historia del cine, aunque eso es mucho decir.

El filme está protagonizado por el malvado troll Torok, quien ocupa un apartamento en el edificio al que los Potter acaban de mudarse para su desgracia. Lo más gracioso de todo es que esta extraña criatura, tiene la habilidad de convertir en plantas a sus víctimas o en criaturas fantásticas.



Munchies (1987)

Aprovechando la ola que dejó Gremlins y Critters, apareció este título dirigido por Bettina Hirsch y producido por el gran Roger Corman, y que sin duda fue carne de videoclubs ochenteros.

Los Munchies aparecen en una cueva de Perú, allí un arqueólogo y su hijo descubren una de ellas y tienen la genial idea de llevárselo a la gran ciudad. La criatura -que en un principio se presenta como adorable- es secuestrada y acaba partida en 2, lo curioso del tema es que cada mitad se regenera y a cuál más malévola.



Hobgoblins (1988)

Quizás de la lista de las menos conocidas, pero en linea con prácticamente todas las criaturas de este listado. Incluso -por raro que parezca- logró tener su propia secuela.

Los Hobgoblins son unas criaturas traviesas que se mueven siguiendo impulsos de luz y que se apoderan de las fantasías de la gente. Sólo reviven de noche y, tras huir, han de ser capturados antes del amanecer por el bien de la población mundial...

0No hay comentarios