About Taringa!

Popular channels

(Crítica) Star Wars: El Despertar de la Fuerza



El fenómeno cinematográfico que marcó un antes y un después en la historia de la ciencia ficción, Star Wars, está de vuelta con nuevas aventuras, nuevos personajes y nuevas historias que contar. Con mucho entretenimiento, emoción y aires de nostalgia, el séptimo episodio de la famosa saga de George Lucas, promete ser una segunda oportunidad para resucitar a esta mítica franquicia.

¿De qué va?

Hace mucho tiempo, en una Galaxia muy, muy lejana… un grupo de rebeldes, aliados a la Nueva República y conocidos como “La Resistencia”, hacen lo imposible para combatir a una nueva amenaza, conocida como “La Primera Orden”, heredera del extinto Imperio Galáctico. En este nuevo contexto de guerras espaciales, Rey, una recolectora de chatarra, Finn, un disidente de los Stormtroopers, y un pequeño androide, deberán unirse para escapar de esta temible organización y ayudar a “La Resistencia” en su búsqueda de hallar la única esperanza del Universo… Luke Skywalker.



Escrita y dirigida por J. J. Abrams, “El Despertar de la Fuerza” es la séptima incursión de Star Wars en la pantalla grande y la primera de una nueva trilogía. Daisy Ridley, John Boyega, Adam Driver, Oscar Isaac, Domhnall Gleeson, Andy Serkis y Max von Sydow son las nuevas caras que se suben a bordo del éxito de la famosa saga cinematográfica, con viejos conocidos como Harrison Ford, Mark Hamill, Carrie Fisher, Anthony Daniels, Peter Mayhew y Kenny Baker quienes retoman sus viejos papeles de anteriores películas en esta cinta.

¿Qué se puede esperar?

Desde el anuncio de una nueva trilogía de la franquicia de Star Wars, hace ya un par de años, mucho se ha dicho y se ha comentado acerca de la necesidad de retomar el universo cinematográfico creado por George Lucas, tras las dudosas precuelas que el mismo cineasta dirigió. Hoy, tras el estreno del Episodio VII, podemos decir que esta decisión fue más que acertada, logrando devolvernos la fe en esta famosa saga de ciencia ficción.



Quizás, la primera impresión que nos deja “El Despertar de la Fuerza”, una vez de haberla visto en el cine, es interrogarnos en nuestras cabezas “¿No he visto esto en otra parte?”. Justamente, esto se debe a las múltiples similitudes que tiene la trama de este film con la del Episodio IV, “Una Nueva Esperanza”, a tal punto que, hasta incluso, puede ser llagada a considerar como un remake-secuela de la misma. Pese a esta similitud (que vale aclarar que es intencional), la historia está cargada de mucho entretenimiento, acción y humor, que va de la mano con personajes bien desarrollados y puestos en escenas, haciendo más llevadera la película y que por momentos te olvides de estas (más que claras) coincidencias.

J. J. Abrams logra en este primer film de la nueva trilogía recuperar ciertos factores de las primeras películas (nuevamente, no confundir con los episodios) combinándolos, casi a la perfección, con los nuevos efectos especiales. De esta manera, el director de “Super 8” nos brinda la posibilidad de ver a Star Wars en el siglo XXI, conservando su esencia y sus características claves, demostrando, de ese modo, ser uno de los mejores directores de géneros de hoy en día, logrando estar a la altura de grandes como Steven Spielberg o el mismo George Lucas.



Los personajes principales en la cinta (Rey, Finn y el piloto de la resistencia, Poe) están muy bien desarrollados y caracterizados, logrando buena química entre ellos y teniendo momentos bastante entrañables, aunque a veces es difícil no encontrar similitudes con los de la trilogía original. Los viejos conocidos de las primeras películas (no confundir con los episodios) poseen un rol importante en esta nueva cinta, por lo que no están solo para generar nostalgia entre los fans, sino para ser partes esenciales de esta nueva historia y ser un anclaje entre las nuevos y antiguos films.

El rol de los antagonistas principales es quizás lo más decepcionante de este episodio y es que, pese a que están bien logrados y la Nueva Orden en su conjunto se hace ver como una amenaza potencial, en momentos de máximo clímax no brillaron lo suficiente para satisfacer al público lo suficiente (caso más evidente de la Capitán Phasma), pudiendo haber sido utilizados de una mucha mejor manera de la que se hizo. Por su parte, el villano principal de esta cinta, Kylo Ren, es casi una copia de Darth Vader (con ligeras variaciones en cuanto a su personalidad) y no se explican bien a fondo sus motivaciones o sufrimientos que presenta a lo largo de la película (aunque esto puede ser dejado para otro episodio).



En cuanto al nivel técnico, sobresalen los efectos visuales y de sonido, que le brindan un look más moderno a la historia de Star Wars, sin hacer que se pierdan ciertos usos como el maquillaje y la maquetación, dando (como ya dijimos) esa combinación entre lo clásico y lo moderno. La banda sonoro del inigualable John Williams, vuelven a sonar para esta cinta, pero no logra darnos partituras tan majestuosas como las de los anteriores episodios (aun así no deja de ser trabajos geniales dignos de un genio).

Conclusiones



El Despertar de la Fuerza quizás no sea la mejor película de toda la saga de Star Wars, pero sabe cómo entretener a la audiencia, brindando al espectador muchos momentos de acción, emoción y nostalgia para los ya veteranos. De esta manera, el film logra resucitar con éxito a la franquicia en la pantalla grande, recuperando la esencia de la trilogía original y dándoles un toque más moderno para las nuevas generaciones, por lo que tendremos Star Wars por mucho tiempo más.
0No comments yet
      GIF