Check the new version here

Popular channels

El nuevo, indescriptible e inusual cine colombiano en latas


Buenas camaradas:








Este es mi primer post, y vengo aca a que crucifiquen esta cosa:








El cine colombiano a partir de los ultimos 20 años por lo menos se ha caracterizado por sus argumentos monotematicos, aburridoramente convencionales y con una reverencia pasmosa por las tradiciones sociales y de lo politicamente correcto, siendo una de las expresiones artisticas mas rutinarias y carentes absolutas de creatividad en sus historias salvo escasisimas excepciones como las peliculas de Victor Gaviria con su agudo y acido estilo de ver la realidad. Aparte de este director antioqueño, las peliculas colombianas solo son comparables con el cine indio o irani, con su desarrollo tremendamente soso y poco emocionante.












Cuando digo monotematicas me refiero a que en sus historias no hay lugar para nada mas que se aleje a lo de siempre, es decir; guerrilla, paramilitarismo, narcotraficantes convertidos en estrellas, secuestros, pobreza, crisis sociales y prostitutas también convertidas en estrellas, una mezcla muy autóctona y harto desgastada del medio, o en su defecto tramas "amables" basadas en largas y soñolientas tomas de paisajes pero ambas empañadas por su acostumbrada forma de maquillar la realidad con su moralismo y "correctismo" propio, dejando un vacio enorme en el espectador avido de novedades, es como una transferencia casi calcada de las noticias diarias de la televisión al cine, es como un reclamo desesperado, implícito y paradójico a través del mismo por alguna clase de reivindicación social ante el mundo; "miren acá estamos y somos mas que eso", lo cual resulta ridículo, estéril y por tanto con resultados desastrosos en las taquillas.









Las producciones nacionales las cuales reciben todo el apoyo financiero y logístico casi sin restricciones desde hace 10 años por parte de las instituciones encargadas de promover la cultura, quedan como telenovelas mediocres, cotidianas y sin originalidad pero llevadas a la pantalla grande con actores igualmente de telenovelas, ahora convertidas en series por temporadas, salvo que en estas películas si se pueden dar el lujo de decir algunas groserías o hacer una que otra escenita "caliente" que en la televisión no les permite la censura. Censura que precisamente impide que se toquen temas tabú que constituyen toda una vaca sagrada para una sociedad sumamente conservadora, mojigata e hipocritamente religiosa como es la colombiana. (catolicismo, cristianismo protestante), si muestran la realidad que sea sin filtros, con pelos y señales incluyendo los detalles mas bajos y desinhibidos, ahi radica el encanto¡, sin la tapa de esa moralidad paralizante y tonta.
















Pero gracias a dios esta el Internet y la tecnología para realizar uno que otro simulacro audiovisual por muy mediocre que sea para salirse de la linea o el lugar común en que se funda el cine colombiano y que muestre la decadencia del mismo pero desde otro angulo, que haga el intento al menos de romper el orto del convencionalismo clásico y tradicional, en fin...

















Es por ello y para no prolongarme mas que les dejo esta pequeña muestra casera de irreverencia atípica que me encontré, es una mezcla indefinible e inclasificable de borracheras discursivas con sinceridad existencial y acidez mezclada en despropósitos muchas veces surreales, en un experimento sin pretensiones de algún tipo, acompañado de imágenes y melodía, insinuando alguna pizca de coherencia en una historia sin ser precisamente una historia, resultando en algunos pasajes con un humor extraño y algo guarro cuya crudeza desnuda va directo a la médula y puede abrir algunas heridas.

























No hubo nada que perder, se grabo con una cámara canon hd con fotogramas de 24p por un grupo de personajes desconocidos y extraviados con sus borracheras y disertaciones de filosofia barata y de descarada y alienante desocupación, con un presupuesto que no supero los 100 US$ a lo largo de tres años y algo, realizado en locaciones exteriores de la ciudad de Cali, Valle del Cauca.

















Latas rojas se titula en honor a las latas rojas caracteristicas de la cerveza club colombia, inspiradora etilica de sus deprimentes diálogos trascendentalistas, acompañada con algo de marihuana y la ideologia misántropa de Arthur Schopenhauer; su mentor espiritual podría decirse, pero por sobre todo una actitud de desmedro "fuck off" y desencanto hacia la vida o el sistema. Si se la ven toda son muy valientes, igual, personalmente preferiría ver esto a la película mas ostentosa y financiada de Ciro Guerra o como se llame otro de los tantos renombrados e institucionalizados directores de cine colombianos, bla bla bla, suficiente, sobra decir que es para mayores de 18 años, y no presume de nada, para nada ni para nadie, que la disfruten ojala bien elevados.
























0
0
0
0
0No comments yet