Canales populares

Episodios y resumenes del Chavo del Ocho.


Resumen:
Don Ramón consigue trabajo como globero y decide venderles globos a los niños de la vecindad, pero como él mismo lo llama "Comerciante especializado en artículos folklóricos de consumo infantil", demuestra su incomodidad e impaciencia con Quico, y cuando siente lástima por el Chavo, decide regalarle un globo, pero éste se tropieza haciendo que los globos se le fueran. Más tarde en un parque Ñoño le pregunta al Chavo porqué está llorando, y éste le cuenta que a Don Ramón se le fueron sus globos por su culpa, y lo peor de todo lo que pasa siempre es por la suya. Por eso Don Ramón le regala una bolsa de confeti, pero esto causa que el Chavo y Quico intercambien adivinanzas, se peleen y pierdan la paciencia (menos Ñoño), y también provoca que a Don Ramón se le fueran sus otros globos por la cachetada de Doña Florinda. Sin embargo el Chavo descubre que los globos de Don Ramón están enredados en un poste e intenta recuperarlos subiéndose a un bote de basura en la calle, pero por culpa de Ñoño los globos se escapan de vista otra vez. Más tarde en la vecindad el Chavo empieza a reventar los globos de Quico y de Ñoño con un lápiz que Don Ramón lo dejó tirado en el suelo, pero esto ocasiona una discusión, haciendo que el Chavo se ponga triste y abandone la vecindad, entonces todos le dicen que no lo haga, pero al final Don Ramón, para hacerlo sentir mejor le regala todos sus globos, pero el Chavo se va volando hasta el cielo.

Resumen:
El Chavo se queda jugando con su balero durante toda la noche, pero luego Quico descubre que el Chavo esta dormido en el patio de la vecindad (sin saber que tiene insomnio), por eso el Chavo empieza a dormir en el otro patio, esto hace asustar a todos. Más tarde Quico y la Popis deciden jugar a los encantados, pero con dos no tiene chiste, deciden despertar al Chavo, y cuando él por fin despierta empiezan a jugar, pero al final mientras juegan, Don Ramón intenta pellizcar a Quico, aprovechando que está encantado y no se puede mover, pero por accidente pellizca al Señor Barriga, esto lo hacer enojar tanto que se tira encima de él y lo deja aplastado en el suelo como tortilla.

Resumen:
Después de aprender sobre animales en la escuela, el Chavo, Ñoño y Godínez deciden comer en la fonda de Doña Florinda, pero no tienen dinero (a excepción de Godidez que se acaba de acordar de que si tiene dinero para una torta de jamón). Un día Jaimito el Cartero va a la fonda de Doña Florinda, pero descubre que había una mosca en el café que se iba a tomar y Doña Florinda le dice que no le debe nada, porque la casa paga la cuenta en desagrabio, esto porque no quiere perder un cliente. Sin embargo Ñoño se entera de lo ocurrido y de inmediato en la vecindad le pide al Chavo que capture una mosca o tal vez un churrumino, para completar su plan de comer gratis en la fonda de Doña Florinda, pero una vez que realizan el pedido el Chavo libera por accidente a la mosca, y cuando intenta atraparla empieza a destruirlo todo. Al final Doña Florinda le pide a Doña Cleotilde que le pague la comida desperdiciada, lo que todos que huyeron iban a pagar y también los daños provocados, porque ella prometió pagar por el Chavo y Ñoño.

Resumen:
Luego de que el Chavo encontrara una varita en el patio de la vecindad para jugar a los espadachines donde hay un pastel en la ventana de Doña Florinda y desaparece por excepción de magia, un perrito de Doña Cleotilde llamado "Satanás" se pierde desobedientemente ya que antes hizo daños en casa de Doña Florinda. Más tarde Don Ramón se ofrece a buscarlo, pero siempre vuelve a escapar. Mientras tanto Doña Cleotilde trataba de llamar a su perrito para ver si volvía, pero el Chavo y Quico creen que Doña Cleotilde estaba invocando al diablo y se asustan, hasta que Don Ramón trae una caja de madera para el perrito que le sirve de cuna, pero al final por accidente se rompe una pierna al darle una patada a la caja donde hay una maceta y Doña Cleotilde le pone un yeso (igual que su perro), pero debido a un malentendido el Chavo y Quico creen que Doña Cleotilde convirtió a Don Ramón en perro.

Resumen:
Mientras el Chavo lee una revista del Chapulín Colorado y Quico lo molesta, el Señor Barriga le pide a Don Ramón que consiga trabajo de yesero para enyesar todas las paredes del patio trasero de la vecindad con la condición de perdonarle unos meses de renta y él le dice que fue yesero hace años anteriores, pero una vez que empieza a trabajar el Chavo y Quico con su presente inocencia, se cruzan en su camino y luego creen que el yeso que escuentra en el patio es "leche de burra" y éste empieza a ofrecerles a todos. Más tarde el Chavo, Quico y Ñoño juegan a los yeseros, pero se pelean y empiezan a abentarcelo uno al otro, mientras que el Señor Barriga tira a Quico al yeso, entonces el Chavo y Ñoño para poder sanarlo como en los hospitales, le enyesan todo el cuerpo con el yeso y lo dejan como momia, pero al final Doña Florinda al mirarlo así, se desmaya y cae al yeso.
0
0
0
0No hay comentarios