Canales populares

Escena filosófica censurada en film infantil

   Este es un extracto de la película "Las aventuras de Mark Twain" de 1986 (Basada en la vida y obras del escritor norteamericano Samuel Langhorne Clemens, de seudónimo Mark Twain) en donde los protagonistas se topan con un extraño forastero que les transmite una verdad muy curiosa, pero lo mas curioso de todo es que es una película para niños. Lo que le valió la censura en varios países al ser considerada una escena inapropiada para ese público.

"La fama es un vapor, la única certeza que hay en la tierra es el olvido...”

link: https://www.youtube.com/watch?v=h5EM075X0Is



Aquí les redacto unos extractos del libro original en los que se basa esta escena:


"Satanás continuó en sus visitas casi durante un año; pero, por último, empezó a venir con menor frecuencia, y acabó no viniendo en muchísimo tiempo. (…)

—¿Te marchas, pues, para no regresar jamás?

—Sí —me contestó— (…)

—En esta vida no, Satanás; pero ¿en la otra? ¿Verdad que en la otra nos encontraremos?

Entonces, con toda tranquilidad y sosiego, me respondió de esta manera sorprendente:

—No hay otra."
__________________________________________________________________________


"—Todo es un sueño. ¡Nada existe, fuera del espacio vacío... y tú!

—¡Yo!

—Y tú no eres tú; no eres sino más que un pensamiento. Yo mismo no tengo realidad; no soy sino un sueño, tu sueño, una criatura de tu imaginación; bastará un instante para que te des cuenta de ello, y entonces me borrarás de tus visiones y yo me disolveré en la nada de la que me formaste. De aquí a unos instantes te encontrarás solitario en el espacio sin límites, para que vayas y vengas por su soledad inacabable. (…) Pero yo, tu pobre servidor, te he revelado a ti mismo y te he dado la libertad. (…) ¿Nunca has sospechado de tu universo y su contenido?, el de un Dios que pudiendo crear con la misma facilidad hijos buenos que malos, prefiriese crearlos malos; que pudiendo hacerlos a todos felices, no haya hecho ni a uno solo completamente feliz; que les haya hecho apreciar en mucho su áspera vida, y que, sin embargo, se la haya cortado de pronto de manera tan mezquina; que otorgó a sus ángeles una felicidad eterna sin que la ganasen, exigiendo, en cambio, a los demás hijos suyos, que hiciesen méritos para conseguirla; que otorgó a sus ángeles unas vidas libres de todo dolor, al mismo tiempo que echaba sobre sus demás hijos la maldición dé angustias vivísimas y de enfermedades de cuerpo y de alma; que habla de justicia e inventó el infierno, que habla de misericordia e inventó el infierno, que pronuncia las normas básicas de conducta y de perdón e inventó el infierno; que impone a los demás normas morales y no guarda ninguna; que frunce el ceño ante los crímenes, y que los comete todos; que creó el hombre sin que nadie se lo pidiese, y trata luego de descargar sobre ese hombre la responsabilidad de sus actos, en lugar de cargarla, como es lo honrado, sobre sí mismo; y, por último, con una torpeza completamente divina, ¡invita a ese pobre y maltratado esclavo a que le rinda adoración! Ahora comprendes ya que todas esas cosas son imposibles como no sea en un ensueño. Ahora comprendes que son puros y pueriles despropósitos, creaciones estúpidas de una imaginación que no tiene conciencia de sus monstruosidades. En una palabra: que son sueños, y tú quien los crea. Llevan todas las señales de los sueños, y deberías haberlo advertido antes. Esto que te he revelado es cierto; no existe Dios, ni el universo, ni la raza humana, ni la vida terrenal, ni el cielo, ni el infierno. Todo es un sueño, un sueño grotesco y disparatado. Nada existe sino tú. Y tú no eres sino un pensamiento, un pensamiento nómada, inútil, sin hogar propio, que vagabundea desamparado por el vacío de las eternidades.

     Satanás desapareció, dejándome anonadado; porque yo sabía, tenía la certeza, de que todo cuanto me había dicho era verdad.





Observaciones propias y conclusión:

Es inevitable hacer una comparación entre las dos versiones de "Satán". El de la película, por su parte, no hace ningún juicio explícito sobre "Dios", pues Dios se ve integrado en su papel: crea al hombre, lo hace sufrir y lo destruye. Satàn es Dios, y es el "villano".
Originalmente como se ve en la obra literaria, Satán es un simple liberador que lleva al protagonista a cuestionar la idea suprema, es decir, "Dios". La única certeza que nos propone es la soledad y el olvido.
El personaje de Satán en el film nos expone su filosofía de manera didáctica, su despiadada actitud nos incita al rechazo. Pero OJO, esto es así porque como dijimos, él ah tomado el lugar de "Dios". El cuestionamiento al que nos invita es hacia ese concepto, hacia todo concepto: "Nada existe, todo es un sueño, la ùnica certeza es el olvido".






FIN DEL POST
0
0
0
0No hay comentarios