Check the new version here

Popular channels

las 10 peores películas basadas en videojuegos

El videojuego ofrece historias que siempre tientan al mundo del cine, casi nunca bien aprovechadas. Estas son las 10 peores películas basadas en videojuegos. 




10 - Need for Speed (2014) 




Comenzamos nuestra lista de peores películas basadas en títulos y franquicias del mundo del videojuego con un reciente lanzamiento, 'Need For Speed', basada en la licencia de conducción arcade del mismo nombre perteneciente a Electronic Arts. Se trata de una película producida, entre otras, por la propia Electronic Arts o el estudio fundado por Steven Spielberg, DreamWorks, cuyo lanzamiento en España ha tenido lugar el pasado viernes 4 de abril. La dirección corre a cargo de Scott Waugh, un director con poco nombre hasta el momento, encargado de otros films como 'Acto de valor'. 

La historia, como no podría ser de otra manera, se engloba en el marco de las carreras clandestinas, en donde uno de los mejores pilotos, el cual posee un garaje para modificar sus vehículos, ve como uno de sus mejores amigos es asesinado. El reparto de actores está formado por, entre otro, Aaron Paul, Dominic Cooper, Imogen Poots, Dakota Johnson o el experimentado Michael Keaton. Sin embargo, este reparto de actores más o menos conocidos, no han logrado salvar la película ante la crítica. 

De lo poco rescatable de la película es la interpretación de su protagonista, Aaron Paul ('Breaking Bad'), pero el resto es de una película de segunda. Sí se ha recreado bastante bien ese mundo de carreras ilegales, pero esto lo hacían ya otras películas como 'Fast & Furious' con más o menos acierto. Lo único interesante para la mayor parte del público con más de dos neuronas, los coches. Podría gustar a los fans del cine de acción, pero vamos, aburrida, predecible y lenta, son solo algunos adjetivos. 


9 - Prince of Persia (2005) 




'Prince of Persia: The Sands of Time' sí tenía un director muy experimentado, Mike Newell, con más de 30 años dirigiendo largometrajes. Quizás su mayor éxito en la dirección, o al menos con más fama, se produjo en 2005 cuando se ocupó de la cuarta entrega de la adaptación cinematográfica de 'Harry Potter', con 'Harry Potter y el cáliz de fuego', aunque tiene otros trabajos conocidos como 'El amor en los tiempos del cólera' o 'La sonrisa de Mona Lisa'. 

La película basada en la famosa franquicia de Ubisoft, una de las más importantes del sector, parecía estar en muy buenas manos, producida por la gigante Walt Disney Pictures. Sin embargo, se trata de una película muy pasable, y desde luego totalmente repudiada por los fans de los juegos. Sin duda, el personaje principal resultaba algo soso, debido a la interpretación de Jake Gyllenhaal (Zodiac, Brokeback Mountain o Cielo de octubre). El actor más reconocido, Ben Kingsley (Shutter Island, Oliver Twist), pero no sirve para salvar la película. 

No es, digamos, el perfil ni la interpretación que se espera de un príncipe persa, encargado de descubrir al asesino del rey de Persia y proteger el secreto de las Arenas del Tiempo. La epicidad de los juegos se deja en el tintero, gracias a un guión totalmente olvidable. Puede ser entretenida para un espectador común (echándole mucha imaginación), pero para un jugador podríamos calificarla de aberración. Entenderíamos que te hubieras levantado de la butaca en medio de la película. 



8 - Street Fighter: La última batalla (1994) 




'Street Fighter: La última batalla' será siempre recordada por dos cosas, ser una de las pioneras en estos de las películas basadas en videojuegos y también por ser uno de los peores filmes estrenados en 1994. La película fue filmada en Australia y en su curioso elenco destaca Jean Claude Van Damme, en el papel del coronel Guile, una jovencísima Kylie Minogue encarnando a Cammy y un Raúl Juliá ('La Familia Addams'), en el papel del malísimo Mr. Bison, que falleció repentinamente ese mismo año. 

El guión nos muestra a una organización criminal Shadaloo, Mr. Bison al frente, retando a las Naciones Aliadas al secuestrar a varias decenas de civiles y militares, pidiendo 20.000 millones de dólares de rescate (casi nada) para poder crear un ejército de super soldados mutantes -tal y como harán con Blanka-. El coronel Guile, acompañado de su séquito de luchadores tendrán que intentar impedirlo. Lo peor (o lo mejor) de la película es cómo el director finiquita tres movimientos tan importantes y simbólicos para el videojuego como los hadouken y shoryuken en cuestión de segundos con un simple gancho y un fugaz destello en pantalla (tenían que aparecer, pero no sabía como quitárselos de encima). 

La película, de bajísimo presupuesto, se aprovechó del tremendo éxito del 'Street Fighter II' de Capcom por aquellos días para triplicar en beneficios de taquilla lo que se había invertido en su rodaje. El negocio no les salió mal y de hecho a día de hoy, se la puede ver con cierto "encanto" y como una interpretación cómica de un videojuego a mediados de los años noventa. 


7 - Saga Resident Evil (2002 -) 




Una de cal y otra de arena. Así podríamos describir esta franquicia de Capcom en su paso por el cine, y eso que tiene sus fans relacionadas con los largometrajes. Resident Evil tiene unas cuantas adaptaciones al cine, tanto de imagen real como de animación. Con respecto a la animación, si bien algunas son pasables, lo cierto es que tampoco defraudan en demasía si las expectativas son pocas, incluso alguna puede llegar a ser muy entretenida para los fans de los juegos. 

Aquí hablaremos, sobre todo, de la serie de películas de imagen real, producidas y, en algunos casos, dirigidas por Paul W.S. Anderson. Su primera aportación a la saga fue en 2002, con 'Resident Evil', quizás la única película de la serie que puede salvarse. Poseía una temática e interpretación del mundo de 'Resident Evil' bastante similar al universo presentado en los juegos de Capcom. Lamentablemente, a partir de 'Resident Evil 2: Apocalipsis', la cosa empezó a degenerar. 

Con un personaje totalmente sacado de contexto en la serie, Alice, interpretada por Milla Jovovich ('El quinto elemento'), que por cierto es la esposa de Paul W.S. Anderson, la trama degenera con respecto a lo que vemos en el juego desde el segundo episodio, siendo 'Resident Evil 3: Extinción' y películas en adelante, una mera anécdota en el mundo de 'Resident Evil'. Quizás lo más interesante sea la aparición de diferentes personajes como Jill Valentine, Claire Redfield, Chris Redfield o Albert Wesker. Pero como digo, de 'Resident Evil', el nombre, y con suerte. Al menos sirven para darnos un atracón de palomitas. 

Seamos sinceros, si valorásemos sólo la primera película, no entraría en esta lista. Pero valorando la serie de películas en conjunto... Séptimo puesto de la lista... 




6 - Far Cry (2008) 




El historial de Uwe Boll en lo que a películas basada en videojuegos es extenso. En 2008 el cineasta se encargaba de trasladar a la gran pantalla 'Far Cry', saga FPS estrenada por Crytek y que Ubisoft se encargaba de recoger el testigo y cuya tercera entrega se metió en el bolsillo tanto a crítica como público. No así su adaptación al cine, cargada de clichés y "cutreces" varias que la sitúan como una de las peores películas de acción de los últimos años. 

La historia queda protagonizada por Emmanuele Vaugier (CSI Nueva York), ésta recibe información sobre diversas actividades militares en una isla. Nada mejor que ir al paradisiaco lugar acompañada de un militar retirado, Til Schweiger (Malditos Bastardos) interpretando a Jack Carver y quién ha decidido colgar el rifle por dar un agradable paseo a turistas por el mar. No obstante, Jack no tardará en retomar las armas dado el vuelco que toma la investigación y que tiene a soldados alterados genéticamente de por medio. 

Hasta aquí nada que no sorprenda en una película de acción de sobremesa en un plácido fin de semana. Pocos minutos bastarán para darnos cuenta de que el film hace aguas a cada instante. Personajes planos, diálogos que nos sacarán más de una carcajada y no precisamente por su "humor", para redondear la jugada de Boll se une también el hecho del paupérrimo montaje en lo que a efectos se refiere, llegando al punto de sentir vergüenza ajena. ¿Os imagináis una película de no hace muchos años en la que se noten los cromas y otros elementos que deben quedar totalmente camuflados de cara al espectador? Eso es 'Far Cry'. 




5- Bloodrayne: Venganza de sangre (2005) 




En su afán de continuar con adaptaciones de videojuegos, Uwe Boll se ponía en 2005 a los mandos de 'Bloodrayne: Venganza de sangre'; cinta que recogía el legado dejado por esta saga de acción a cargo de Terminal Reality en la que interpretábamos a Rayne, una dhampir (mezcla de humano y vampiro) y a la que tópicos como los crucifijos o la sed de sangre no afectaban lo más mínimo. 

No esperéis una trama compleja por parte del film, en él, Rayne interpretada por una sobreactuada Kristanna Loken, trabaja como agente para una sociedad secreta allá por el siglo XVIII en la antigua Rumanía. ¿Su misión? Eliminar todo tipo de amenazas sobrenaturales. A partir de aquí la propia película se sirve de un conglomerado de violencia y gore excesivo metido con calzador y en la que hasta escenas de sexo sin sentido tendrán cabida, todo ello con un guión que poco a poco se desinfla hasta límites insospechados. 

Las críticas, de todo menos positivas por cierto, se cebaron con ella de tal manera que datos sacados directamente de su rodaje no ayudaron a que ésta tuviera una simple acogida decente entre el público. Desde prostitutas reales contratadas para ahorrar costes, comentarios despectivos hacia la película por parte de la actriz encargada del doblaje de Rayne en el videojuego entre otras características hacen que 'Bloodrayne: Venganza de sangre' se gane por méritos propios estar en el top 10 de peores adaptaciones. 

El film fue puntuado con una calificación de 18% en Metacritic. 



4 - DOA: Dead or Alive (2006) 




Esta película de artes marciales de 2006 vino firmada por el "medianamente serio" director y coreógrafo chino Corey Yuen, responsable de 'Transporter', además de tener un elenco de actrices relativamente conocidas por el gran público como Devon Aoki ('Sin City'), Jaime Pressley (Me llamo Earl), Holly Valance ('Prison Break') y Natassia Malthe ('Elektra'). Con muy pocos puntos en común con la saga de videojuegos en la que está basada, más allá de mostrar chicas expertas en artes marciales con poca ropa, la película es un intento de mezcla entre 'Los Ángeles de Charlie' y lo más mediocre del género de las artes marciales. 

El papel de malo corre a cargo de Eric Roberts ('El Caballero Oscuro', de Nolan), hermano a la sombra de Julia Roberts, que organiza el torneo de artes marciales donde participan las protagonistas. Tina Amstrong, Kasumi y Christie Allen, cada una con sus propias (y cogidas con pinzas) motivaciones consiguen entrar a participar en el torneo junto a lo mejor de entre los luchadores de artes marciales del mundo para conseguir el premio de 10 millones de dólares, pero son engañanas por el malísimo Victor Donovan -Eric Roberts-. 

Puro entretenimiento facilón, donde el guión queda relegado totalmente a un segundo plano a favor de los cuerpazos y las peleas coreografiadas y los chistes malos. La película, que no llega ni a los 90 minutos de metraje, pasó sin pena ni gloria por la taquilla, haciendo un flaco favor a las carreras de sus actores y sobre todo de su director, quien empezó haciendo sus pinitos como doble de Bruce Lee (si Bruce levantara la cabeza...). En este, como en muchos otros casos, la película desmerece completamente al notable juego de lucha en el que está basada. 


3 - Super Mario Bros. (1993) 




Y llegamos al podio de nuestra lista con 'Super Mario Bros.', lo que sin duda hace que algunos os preguntéis: ¿existe alguna película basada en videojuegos peor que 'Super Mario Bros.'? Luego lo veréis, no os adelantéis. ¿Qué decir de esta película? De lo mala que es representando el mundo del fontanero de Nintendo, se ha convertido casi en una película de culto. 

En el año 93 llegaba al cine 'Super Mario Bros.', basada en la famosa franquicia y personaje de Nintendo, y no me extrañaría que motivo de la negativa de Nintendo (hasta hace algunos meses) de licenciar sus personajes de forma sencilla y habitual. Se trataba de una película dirigida por Annabel Jankel y Rocky Morton, ninguno de los cuales participó posteriormente en largometrajes conocidos o relevantes (y con razón). 

El error no era la interpretación de actores como Bob Hoskins, John Leguizamo o el conocido Dennis Hopper, que también se las traía... El problema era la visión completa del universo de Mario, tanto del mundo como de los personajes, incluido Yoshi, quien no se libró y fue recreado como si de un velociraptor bajo y tonto de Jurassic Park se tratase. Fallos en el guion y a la hora de conjugar todos los elementos del universo, en un mundo cyberpunk, son los anécdotas ante el nivel general de toda la película. 

Si eres fan de los juegos, no dudes en verla, porque finalmente forma parte de la historia de los videojuegos, y como comedía no estaría mal. Ahora bien, no descartamos que tu cerebro intente borrar la película después de verla, sobre todo si eres fan de los juegos de Nintendo. 



2 - Alone in the Dark (2005) 




La enésima incursión del director Uwe Boll en las películas basadas en videojuego. Estrenada en 2005 con un Christian Slater ('El nombre de la rosa', 'Amor a quemarropa') terminando de enterrar una carrera ya en caída libre en el papel del detective privado Edward Carnby y Tara Reid ('Salvados por la campana', 'California Dreams') encarnando a Aline Cedrac. Dentro de una carrera que no deja títere con cabeza, Uwe Boll también se atrave con la adaptación de una de las sagas clave para entender el nacimiento de un género tan querido como los survival horror. 

La película intenta continuar el argumento del cuarto juego, 'Alone in the Dark: The New Nightmare', aparecido en 2001, pero lo cierto es que cae en la contradicción en muchos aspectos con este, y por si lo estábais dudando, no tiene nada que ver con la trilogía original creada por Infogrames. El guión nos propone la historia de un detective de sucesos paranormales Edward Carnby al que le encargan un caso de 19 personas desaparecidas, que tienen en común el haber crecido en el mismo orfanato que él. Con la ayuda de la antropóloga Alice Cedrac, intentará combatir las fuerzas paranormales que le acechan. 

Con esta película de infame recuerdo, Uwe Boll cayó en varios de los pecados de toda adaptación de un videojuego a la gran pantalla: decepcionar a los fans, no convencer a la crítica y por consiguiente, pegársela en la taquilla. El resultado, junto a 'The House of the Dead' (del mismo director), en la lista de las 100 peores películas de todos los tiempos, según una conocida base de datos online de cine. 



1- House of the Dead (2003) 




Ya os hemos hablado a lo largo del artículo de Uwe Boll, quién a pesar de sus numerosos intentos por realizar adaptaciones cinematográficas, éstas terminaban estrellándose allá por dónde pasaban. El pistoletazo de salida lo daba el director en 2003 con 'House of the Dead', cinta que tiene el privilegio de estrenar sus andanzas en Hollywood en lo que a películas basadas envideojuegos se refiere. 

El comienzo no podía ser más alentador. Tanto es así que está considerado su peor film hasta la fecha. "Chillidos en tanga", así es como definían algunos críticos a la película que lejos de convertirse en una hora y media entretenida o decente, fue todo lo contrario. La película nos sitúa ante el típico grupo de jóvenes con ganas de "marcha" que deciden irse de vacaciones a una isla, la cual sin saberlo, es también denominada 'La isla de la muerte'; qué casualidad ¿Verdad? Toda isla con semejante nombre tiene su leyenda detrás, y ésta no iba a ser menos; las habladurías cuentan que un brujo intentó siglos atrás hacerse invulnerable a la muerte, experimentos que le costaron caro. A partir de aquí ya os podéis imaginar el devenir de la película: el grupo de hormonados jóvenes descubren que el brujo sigue vivo por lo que tendrán que valerse de sí mismos para mantenerse con vida de las hordas de hambrientos zombies y que curiosamente parecen demostrar tener más cerebro que el grupo protagonista. 

¿Parecidos con la saga? Los zombies, todo lo demás sitúa a 'House of the Dead' como un film que hará las delicias de los más acérrimos fans del cine de serie B. Chistes con total ausencia de gracia, diálogos carentes de sentido y situaciones que harán que en más de una ocasión queráis apagar la televisión. La crítica no fue nada benévola con la cinta, aún menos el público. 


0No comments yet