Check the new version here

Popular channels

Lo que siempre quisiste saber sobre la escena de la ducha



Imitado pero no igualado, Alfred Hitchcock creó precedentes para la historia del cine: Planos innovadores, movimientos de cámara impactantes e historias con desenlaces inesperados.

De todas las producciones, Pyscho (1960) y, puntualmente, la escena de la ducha, es la que ha quedado como el sello que conjuga todos los componentes del cine de Hitchcock (y que aún siguen siendo recordados).

Los sonidos


link: https://www.youtube.com/watch?v=0WtDmbr9xyY

Hitchcok, en un principio, quería que se escucharan los gritos y el sonido del agua únicamente. No obstante, Bernard Herrmann, compositor musical del film, propuso incluir el ritmo de los violines tan característicos, lo que contribuyó enormemente a crear una experiencia más intensa en el espectador.

Además, otro de los componentes que enriqueció la escena de la ducha, fue otro sonido: El cuchillo abriéndose paso en la carne de la víctima. Para hacerlo lo más real posible, tomaron este instrumento para usarlo contra un melón.

Cuidado y dedicación

La duración de la escena sea de quizás unos tres minutos, requirió más trabajo de lo que se piensa. Se requirió de una semana para filmarla, todo un equipo y más de 70 cámaras ubicadas estratégicamente en el set. Las tomas obtenidas en diferentes ángulos fueron esenciales para generar emociones extremas y mucho terror.

Efectos y dobles


Debido al bajo presupuesto del film, Hitchcock, optó filmar en formato blanco y negro aunque ya se contaba con tecnología de color para la época. Gracias a ello, pudo jugar un poco más con los efectos como el de la sangre que en realidad resultó ser chocolate derretido.

Por otro lado y en medio de los gritos de Marion Crane (Janet Leigh), hay un fragmento en el que el asesino parece acuchillar el abdomen de la víctima. Aunque se ve muy real, es sólo un torso de utilería.

Irónicamente, Myra Jones, la doble de cuerpo de Janet Leigh, murió acuchillada casi 30 años después por un hombre perturbado que asesinaba a mujeres de edad avanzada.

El secreto


La muerte de la protagonista se mantenía en un misterio que, según Hitchcock, sirvió para generar reacciones más auténticas. Un plot twist inesperado, sin duda.

Cada detalle, encuadre, plano y hasta la musicalización fueron cuidadosamente incluidas, nada fue dejado al azar (ni siquiera las pupilas dilatas de Marion), lo que nos deja entrever que Hitchcock, no sólo era el maestro del suspenso sino un perfeccionista empedernido.
0
0
0
0
0No comments yet