Check the new version here

Popular channels

Los que manejan el cine y la tele



Dos o tres son los principales grupos que manejaron desde sus inicios el cine y la tele: el judaísmo, la masonería y los Illuminati; y uno es su principal enemigo al que atacan, si bien lo niegan oficial y públicamente: la Iglesia Católica.

A continuación la representación paradigmática de cada uno de ellos, según el dibujo masónico de Los Simpsons:


El origen de las grandes productoras de cine tienen su origen en fundadores judios:



La Warner Bros hace referencia a los hermanos judíos Warner: Harry, Albert, Sam y Jack, de familia judía polaca. Antes de anglicanizarlos, sus nombres eran Hirsch Moisés ("Moses"), Abraham, Samuel ("Schmuel") y Jacob respectivamente.




El nombre de la Metro-Goldwyn-Mayer, por su parte, hace referencia a Samuel Goldwyn -nacido Samuel Goldfish- y a Louis Burt Mayer, ambos judíos.



Fox toma el nombre de William Fox, hijo de judíos de Alemania.



Disney toma su nombre de Walt Disney. Él no era judío. Tan sólo era un importante masón. Pero el último director de Disney, Bob Iger, nació en una familia judía. En la foto de arriba se lo ve señalado con una flecha. Viste una capa. Dicen que está vestido como para un acto masónico. Otros dicen que el grupo al que él pertenecía no era estrictamente masónico. Pero en los dibujos animados de larga duración interpretan muchos mensajes masónicos.



El fundador de Universal Studios fue Carl Laemmle, hijo de familia judía provenientes de Alemania.



Los fundadores de Columbia Pictures fueron los hermanos Harry y Jack Cohn, hijos de padres judíos.



La Paramount fue fundad por Adolph Zukor, nacido en una familia judía proveniente del imperio Austro-Húngaro.



Sin olvidar en Argentina a productores, directores y guionistas de películas como los hermanos Sofovich, de origen judeo-ruso.

Algunos podrán preguntar: ¿por qué no usaron el cine para expandir su doctrina judía? Simplemente porque, a diferencia del cristianismo, su religión es una religión de raza, de sangre, por la cual no puede expandirse a todos los hombres. Para un judío, los que no son judíos son menos que los judíos, ya que ellos fueron el pueblo que Dios había elegido entre todos los pueblos de la tierra.

Lo que no les ha gustado nunca de los católicos fue:

El idioma que los unía (el latín): cualquier católico podía asistir a Misa en cualquier país, por más que en ese país no hablara su idioma, ya que la Misa se decía en latín. Además, los documentos oficiales se escribían en latín. -Aún se siguen escribiendo en latín también, aunque ha dejado de ser el idioma oficial-.

El latín, además, no deja lugar a ambigüedades. Es exacto. Para cada cosa hay una palabra diferente. (Eso tengo entendido).

La unidad en la Fe, y la consagración. El hecho que sostengan una misma verdad para todos.

Y el hecho de que sigan a un judío -a Jesús- que fue crucificado por revelarse como Dios.



Como los judíos tienen una visión materialista de la bendición de Dios -ver, por ejemplo, la vida de Job-, suelen ser muy ahorradores y economistas. De hecho, judíos fueron los creadores de los bancos modernos, es decir, los que prestan con intereses.
0
0
0
0
0No comments yet