Check the new version here

Popular channels

Los zombis vuelven a caminar




Nunca los personajes de The Walking Dead habían estado en una situación tan incierta. Y eso que ya han pasado por casi todo en ese agobiante mundo lleno de zombis que cada vez están más podridos y de humanos que harían cualquier cosa por sobrevivir, ya sea convertirse en caníbales o matar a cualquiera que suponga una amenaza. La segunda parte de la quinta temporada, tras el parón invernal, arranca este lunes en el canal Fox (22,20). Ocho capítulos en los que los supervivientes del grupo vuelven a estar en la carretera, esquivando muertos vivientes y reponiéndose de la muerte de uno de los personajes principales en el octavo capítulo, emitido el pasado otoño con nuevos récords de audiencia en EE UU.

MÁS INFORMACIÓN
‘The Walking Dead’ se acelera, por Á. P. R.
Danai Gurira: "The Walking Dead' es una serie sobre la esperanza", por NOELIA RAMÍREZ
Escribir en un mundo de zombis, por ROCÍO AYUSO
“Están sin un hogar y les espera un duro camino, cada vez más hambrientos y desanimados. Es el momento más desesperado en el que han estado nunca”, afirma Lauren Cohan, Maggie en la ficción, en una entrevista por teléfono con EL PAÍS. Incluso el personaje que la actriz interpreta, uno de los más optimistas, tendrá que luchar por salir de un agujero negro emocional: “Va a ser la primera vez que la veamos preparada para rendirse. Este grupo se ha convertido en una familia, pero va a ser el momento más bajo para ella”.

El primer capítulo de la quinta temporada estuvo lleno de acción y la vuelta de la serie ahora promete emociones parecidas, lejos de aquellas entregas en la primera y segunda temporada en las que muchos espectadores dejaron de verla porque consideraban que el ritmo era demasiado lento. A lo largo de los años han sido muchos los personajes principales que han muerto. Cohan es consciente de que en esta serie su participación puede acabar en cualquier momento y que los guionistas no suelen avisar con anticipación si esto ocurre. “Ya he tenido un gran viaje y espero tener más aventuras con Maggie, pero si llega el momento de que mi personaje muera, mi parte romántica querría que Glenn [su marido en la ficción] y yo nos fuéramos juntos, eso sí, no me gustaría que fuera por ser mordidos por zombis”.

La actriz cree que parte del éxito de la serie es que los espectadores conectan en seguida con los personajes y se sienten identificados con sus características. Ella misma se ve reflejada en diferentes personajes: “Abraham es muy terco, y yo lo puedo ser. Glenn es muy payaso y yo puedo serlo. Pero definitivamente conecto con el espíritu de Maggie, es una luchadora que trata de ver siempre el lado positivo de las cosas”. Y tiene muy claro que si ocurriera algo parecido a un apocalipsis en la vida real, sería una gran superviviente: creo que me desenvolvería bastante bien. “Corro rápido y soy bastante fuerte. El único problema es que tengo un sueño muy profundo y no me enteraría si tuviera un zombi arañando la puerta”, dice entre risas. “Supongo que sería como la vida misma y buscaría tener a la gente adecuada a mi alrededor y crear un entorno donde me sienta seguro y ser todos buenos jugadores de equipo”.





Y, por supuesto, la adoración de los amantes del género por los zombis. Los actores de la serie se estudiaron a fondo las películas de George A. Romero y se muestran encantados con películas actuales como Guerra Mundial Z. “La fascinación por los zombis nunca desaparece y estamos muy emocionados con el hecho de que Romero estableciera un patrón y que ahora nuestra serie pase a formar parte de esa cultura”. Cohan cree que estos muertos vivientes “representan una fuerza opresiva, que nos hace tener presente nuestro entorno y ser conscientes del mundo que nos rodea y no convertirnos en zombis en nuestra vida”.

Del futuro de la serie poco puede contar la actriz, aparte de que en mayo comenzará en Atlanta el rodaje de los nuevos capítulos. A partir de ahí serán siete meses de trabajo hasta que la sexta temporada se estrene el próximo otoño. La que ya se está en producción es la serie derivada (spin-off) de esta y que estará ambientada en Los Ángeles. “Tengo muchas ganas de ver qué hacen, pero espero que sigamos siendo el hijo preferido”, dice riendo. De la nueva serie se conoce el reparto y que la intención de la cadena es repetir el éxito de la hermana mayor. Pero fácil no lo va a tener si The Walking Dead sigue rompiendo récords de audiencia.

La cadena de los 'spin-offs'

Si algo funciona, no lo cambies. Esta conocida frase está directamente relacionada con la ficción televisiva. Se puede aplicar a series como The Big Bang Theory, camino ya de su novena temporada, o a las 15 entregas (hasta la fecha) de C.S.I. Las Vegas. Desde el principio dieron con la tecla del éxito y año tras año ofrecen más de lo mismo.
La cadena AMC ha decidido dar un paso más y elevar el dicho a si algo funciona, dobla el producto. Tras el cierre de Breaking Bad, la cadena anunció un spin-off con el personaje de Saul Goodman, y ahora estrena Better Call Saul (en España, en Movistar Series). Durante los últimos meses se ha hablado de una nueva ficción derivada de Mad Men (cuyos últimos siete capítulos veremos a partir de abril, en España en Canal + Series). Y hace un par de semanas comenzó la producción del spin-off de The Walking Dead, en la que también está involucrado el creador de los cómics, Robert Kirkman, pero que tendrá personajes creados solo para la serie.
La nueva ficción, si el piloto recibe luz verde por parte de AMC, tendrá lugar en Los Ángeles y contará los primeros momentos de la pandemia, algo que en la serie original no se contó, ya que comenzaba cuando Rick, el personaje principal, despertaba de un coma con el apocalipsis zombi bastante avanzado.
0
0
0
0
0No comments yet