Poema a Robin Willians

POEMA A ROBIN WILLIANS, QUE ESCRIBI, SI BIEN QUERÍA HACERLO HACE MUCHOS DIAS, RECIEN HOY EN SOLEDAD TUVE LA FUERZA PARA HACERLO, REALMENTE NO SE PORQUE ME GOLPEÓ TANTO QUE SE FUERA. PERO LO HIZO, Y CREO QUE A MUCHOS LE HABRÁ PASADO LO MISMO.

Quien no es olvidado no se va del todo,
vive, respira, ama y sueña
en todos los que recordamos
despacio una vida tan rápida
que no le dio tiempo a ponerse al sol
detrás de un horizonte que lo esperaba.
No me importa si el beso
que le diste a la muerte
fue de triste soledad o firme decisión,
si escapabas del mundo
o de una inevitable oscuridad
que sospechabas te esperaba
a la vuelta de la esquina de los años.
Hoy se fue de gira mi payaso favorito,
mi doctor, mi amigo, mi loco personal;
(tan mío como de millones,
como el sol que brilla para mis ojos
o el viento que me acaricia en otoño)
y lloro, no por vos que Dios te esperaba
para que lo hicieras reír y cantar,
sino por todos nosotros, sin vos
hoy el mundo es un lugar un poco mas triste…
y parezco un niño llorando por su madre,
y parezco un día gris de invierno con lluvia tras la ventana,
porque hoy perdí, y conmigo muchos,
algo de los mas hermoso de mi infancia.
Robín, debo pedirte perdón, por cargarte
Durante décadas con la emoción de una humanidad
que siempre una sonrisa en vos buscaba.
Descansa en paz, que por vos descreo en el infierno,
y rezo a todos los dioses del firmamento
por un poco de justicia, para que ya no estés solo.