Check the new version here

Popular channels

¿Qué dejó el final de temporada de #TheFlash?



The Flash tuvo un cierre de temporada que quedará marcado en la memoria de miles de fanáticos. En un capítulo plagado de emotividad, Barry se enfrentó al peor horror de su vida y tomó la decisión que lo convirtió en un héroe para siempre. Acá, todo el análisis del season finale del Corredor Escarlata, con spoilers y secretos de los 43 minutos más apasionantes del año. Para no perdérselo…


De El sitio del héroe | www.elsitiodelheroe.com

Ser objetivos a la hora de escribir una crítica sobre un final de temporada no siempre es fácil. Muchas son las cosas que deben entrar dentro del análisis, como ser los acontecimientos que llevaron al desenlace del volumen, el crecimiento de los personajes, la intensidad y la cadencia con la que los hechos se dieron en el episodio cúlmine para sostener un ritmo de acción para que, al mismo tiempo, el espectador mantenga su propio nivel de excitación. Además, no podemos dejar de contar entre estos factores a nada más, ni nada menos, que el argumento del mismo. No hay nada más exitoso que un capítulo que llena las expectativas con una gran procesión narrativa.




Pero, ¿qué pasa cuando, cumplidas todas estas etapas, la gigantesca cuota de emotividad borra todas esas sensaciones?, ¿cuándo las lágrimas son más fuertes que el asombro?, ¿cuándo nos predisponemos a terminar de ver el season finale de nuestra serie favorita allá bien arriba y terminamos con el espíritu quebrado por ver aquello que puede soportar su protagonista? Y ese, sin lugar a dudas, es el caso de The Flash, cuya última emisión nos dejó tan atónitos como sentidos por lo que vimos. Porque demostró que, más allá de ser una gran serie – posiblemente la mejor del último año – es también un drama notable, en el que convergen las más profundas sensaciones del espíritu humano: el deseo, la impotencia, la valentía y el deber ser.





Para empezar, se apuntó fuertemente a la emoción en la charla inicial entre Barry y Eobard Thawne, en la que el Flash Reverso dio una lección al Velocista Escarlata sobre la importancia y la fuerte conexión que, como rivales de toda la vida, ellos tenían. Un vínculo de odio profundo, pero también de una especie de amor incondicional, que lo llevó a sentir empatía por el hombre que más deseaba destruir. La revelación de que Nora Allen fue asesinada como un producto de la inmensa rabia que el villano del futuro sintió al ver que su plan de aniquilar a Barry en su infancia se cayó a pedazos fue el primer momento de intensidad y tensión del episodio. Pero, de este encuentro, también vino la cuestión definitiva para nuestro héroe: ¿salvar a su madre – a costa de que su oponente consiga lo que desea – y vivir una vida feliz con sus dos padres, convirtiéndose en una persona completamente distinta a la que es en esta línea temporal o permanecer en un tiempo en el que valora su amistad con Cisco y Caitlin y el amor familiar de Joe e Iris? Una elección para nada sencilla.

(...)

Y entonces llegó el momento de la verdad. El instante que definiría todo por el resto de la vida de Barry. Superó el viaje en el tiempo, en el que la fuerza de velocidad le mostró imágenes de su triste pasado y de su futuro glorioso como uno de los más grandes ídolos del planeta (entre ellas, parte de lo que vimos en el tráiler de DC’s Legends of Tomorrow y un paisaje futurístico de Central City, en el que se erigía una estatua en su honor), y regresó a la noche que presenció algo increíble por primera vez, la noche en que su madre fue asesinada y su padre, inculpado. A la noche en el que conoció el miedo y la desesperación. La noche que lo persiguió durante años.

(...)

Acá es donde finalizó la primera temporada, con un Barry Allen que volvió a sentir el puñal de toda la maldad que el Flash Reverso había asestado en su vida, pero que ahora estaba dispuesto a convertirse en algo mucho más grande que el héroe que había sido hasta ahora y que tenía una tarea: salvar a Central City y al mundo de este nuevo terror. Una misión que sólo podrá cumplir comprendiendo que, más allá de todo el dolor que ha sentido, de todos los sinsabores que ha debido superar, de todo aquello que le ha tocado perder y dejar atrás, él es Flash y es un símbolo de la justicia. Un símbolo del bien y de la entereza, y que no puede rendirse por más oscura que sea la noche. Que es, al igual que su amigo Oliver Queen, algo más y que, por ello, debe seguir siendo el hombre más rápido de la Tierra…





¿Querés leer esta nota completa, ver los mejores clips del capítulo y conocer más detalles del episodio final de The Flash? Ingresá acá.

Participá de la encuesta sobre el Season Finale.

Más sobre The Flash en www.elsitiodelheroe.com.
0
0
0
0
0No comments yet