Check the new version here

Popular channels

¿Quién es el próximo villano más odiado de Game of Thrones?






Ramsay Bolton —que descanse en pedazos— nunca fue un gran villano. Si bien era sádico como el infierno, nunca se apartó de su estrecho y vergonzoso camino, que ahora ha terminado de una manera bastante apropiada, con su cuerpo devorado por sus propios perros hambrientos mientras Sansa observaba calmadamente.




Incluso al final se le vio esbozar una sonrisa al estilo Lemonade. Con el antiguo Guardián del Norte en los estómagos de sus perros, los Starks han tomado Winterfell.


Por desgracia, ahora tenemos un vacío en el puesto de villano. ¿Quién va a llenarlo? ¿A quién vamos a odiar apasionadamente durante los últimos 14 episodios (uno más este año, 13 que se repartirán en dos temporadas finales)?



Cersei Lannister






Cersei fue abusada por su difunto marido, por su padre, quien nunca vio su verdadero valor, y más recientemente por el Gorrión Supremo (aunque, por supuesto, ella fue responsable de su ascenso, como un medio para acabar con su rival, la reina Margaery). Además, realmente no ha podido lograr ninguno de sus objetivos. Es una figura trágica, así como uno de los personajes más interesantes de la serie, responsable de muchas muertes, pero sin obtener realmente el estatus de villana con V mayúscula. Tengo miedo por Tommen, pero Cersei es más Medea que Lady MacBeth, al vengarse de las traiciones con los peores actos posibles, en lugar de trazar con éxito su camino hacia el poder, lo que la convierte en una candidata poco ideal.







Daenerys Targaryen





En muchas ocasiones hemos echado un vistazo a lo que sucedería si Daenerys abrazara verdaderamente el poder del lado oscuro. Y no es algo bonito, si no pregúntenle a los maestros que crucificó o al "khalasar" al que incineró. La Reina de los Dragones está demasiado dispuesta a responder a la crisis con la promesa de matar a todos en el otro lado —y a sus ciudades también, como escuchamos en el episodio— pero recientemente aprendió a dar un paso fuera del precipicio, con ayuda del asesoramiento oportuno de Tyrion. Khaleesi no es exactamente una heroína, pero sigue en la fila para convertirse en el enemigo público número uno, cuando existen muchos otros personajes peores.








El Gorrión Supremo y Melisandre





Si hay una cosa que aprendimos de la serie, es que los fanáticos (y las bodas) son peligrosos. La Mujer Roja quemó viva a una niña y dio a luz a un demonio para asesinar a un príncipe. El Gorrión Supremo (interpretado por Jonathan Pryce) no ha hecho ninguna de estas cosas y parece relativamente bueno, pero eso lo vuelve más aterrador. Aún así, mientras que la Fe Militante posee divertidos tatuajes, hasta que su líder comience a rostizar niños, seguirá como el segundo lugar de los villanos religiosamente fanáticos. No obstante, cuando Melisandre se quitó el collar al final del primer episodio y reveló su cansado y envejecido cuerpo, fue imposible mantener el odio hacia ella. Después regresóa nuestro héroe Jon Snow de la muerte. Hay mucho drama que la acompaña, en vista de que Davos pretende hacerla pagar en el episodio de la próxima semana, pero ya no es la siniestra mente maestra que parecía, sino más bien otro personaje menor, vulnerable y complicado.







El Rey de la Noche





Odiar al Rey de la Noche es como odiar el invierno mismo. Seguro, tienes que defenderte contra las heladas asesinas, pero no hay suficiente personalidad como para sentir emociones reales. Es como Sauron en El Señor de los Anillos: una fuerza malévola que uno debe temer, pero el odio está reservado para los seres humanos (o magos) que optan por servir a sus fines. La verdadera maldad requiere intención y elección; el Rey de la Noche simplemente es. Aún así, definitivamente viene, y derrotarlo seguramente ocupará una parte importante de las últimas dos temporadas.








Euron Greyjoy y Ellaria Sand





El mundo es oscuro y lleno de gente terrible. Claramente se supone que despreciemos a Euron Greyjoy, pero no me saca de quicio la politiquería interna de las Iron Islands, no importa qué tan parecidoa Trump pueda parecer. Es cierto que Ellaria Sand ha cometido hechos despreciables, como apuñalar al líder de su reino, ordenar el asesinato del hijo de dicho líder y su joven esposa, pero todavía simpatizo con su deseo de matar a los Lannister y vengar a su amante Oberyn (quien, a su vez, sólo quería matar a La Montaña por violar a su hermana). Por otra parte, Dorne se encuentra en el borde de Westeros, deliberadamente aislado de los otros reinos, así que no es probable que tengamos la oportunidad de ver un mal verdadero como el de Joffrey.

Hay un hombre, sin embargo, cuya maldad literalmente hizo posible la serie. De hecho, acaba de galopar al rescate de Sansa Stark, junto a quien esboza una sonrisa.








El verdadero villano de Game of Thrones es y siempre ha sido, Littlefinger.





¿Recuerdan cómo comenzó la historia? John Arryn, el señor de The Vale y la sabia Mano del Rey, muere. Con el objetivo de buscar su reemplazo, el rey Robert se fue al norte a Winterfell para pedirle a su antiguo camarada, Ned Stark, que tome el puesto. Todo lo malo que les sucedió a los Stark, sin mencionar la guerra civil, siguió a este evento.

Littlefinger fue el responsable de la muerte de Arryn, tras persuadir a la esposa de Jon, Lysa, de envenenarlo para que pudieran casarse. Más tarde Littlefinger la empujó por la Puerta de la Luna con el fin de proteger a Sansa, por quien desarrolló una vibra de papá lujurioso (debido, en parte, a su amor por la madre de Sansa, la hermana de Lysa, Catelyn Stark). Entre esos dos asesinatos, organizó el envenenamiento del rey Joffrey, y mientras nos alegrábamos de su muerte, en realidad no ayudó a calmar los ánimos en Westeros. Más recientemente, entregó a Sansa a los Bolton (en un movimiento que no tenía sentido y no está en los libros), pero ahora ha motivado a The Vale para recuperarla. ¡Es un héroe!

Pero, ¿qué es lo que quiere?

Responder a esta pregunta requiere volver a la primera temporada, a una escena que popularizó el término "sexposición". Mientras las prostitutas Ros y Armeca practicaban movimientos sexuales, Petyr Baelish tuvo a bien explicar su razón de ser. Littlefinger habló de su amor por Catelyn Stark y de las muchas humillaciones que sufrió a manos de los grandes señores de Westeros. Le dice a Ros que, en venganza, lo que ambiciona es "todo, querida. Todo lo que hay".

Ramsay Bolton fue una distracción. El verdadero villano siempre ha estado aquí, realizando planes, con una ambición sin límites y sin escrúpulos.
0
0
0
6
0No comments yet