Check the new version here

Popular channels

Reseña del tercer episodio Better Call Saul - SPOILER

Better Call Saul 1x03: "Nacho"


Llega el próximo martes a Netflix, pero aquí te contamos nuestras impresiones.

Conocimos sus inicios como abogado, su destino tras el final de Breaking Bad, su habilidad para salir del peligro. Jimmy McGill, quien en algún momento asumirá la identidad de Saul Goodman, abogado imbatible, regresó en una nueva serie: Better Call Saul. LaRepublica.pe, en exclusiva para todo el Perú, ya vio el tercer episodio de la primera temporada y te comenta sus impresiones.
Advertencia: Esta es una reseña sin spoilers, con impresiones generales -y a veces demasiado generales- de un episodio de estreno pendiente. Todos a bordo del Saulmóvil, que este viaje recién empieza.

PREVIAMENTE "EN BETTER CALL SAUL"...


El plan de Jimmy McGill para conseguir ser abogado de los Kettleman, esa familia de pillos con sonrisas y buenos modales, falla. En lugar de trabajo, casi mancha sus pantalones al tratar con Tuco Salamanca y Nacho Varga. Este último demuestra ser un criminal razonable y salva a Jimmy; quien a su vez rescata de una muerte grotesca y dolorosa a los gemelos barbudos. Cada vez que cojan un skate -en caso de que estén físicamente hábiles para ello- no olvidarán que con Salamanca no se juega. Tampoco olvidarán a Jimmy, el mejor-peor abogado del mundo, quien en plena desesperación ante una muerte casi segura, reveló que los Kettleman robaron un millón y medio de dólares, información que borró las iris de Nacho para reemplazarlas por un par de “$”.


~​“NACHO”~

Si algo ha demostrado Better Call Saul en “Uno” y “Mijo” es que no le importa tener similitudes con Breaking Bad. De hecho, su primer episodio no habría sido visto por más casi siete millones de personas en el canal AMC si no fuera una precuela/ secuela de la gran serie de Vince Gilligan. Pero seamos justos, la aventura en solitario de Bob Odenkirk no es dramática como la transformación de Walter White en Heisenberg. En “Nacho” la historia toma vuelo por méritos propios, y no me refiero a situaciones como la persecución de “abuelita” y el "Ozymandias de Saul" (que se convirtieron en clásicos instantáneos), sino por cómo la narración transcurre en estos 45 minutos.

El episodio inicia con una faceta incluso más desconocida de Jimmy, tal vez parte de su origen secreto, aquello que le impide romper la ley (aunque no tocerla). Chuck McGill, su hermano, es parte crucial en este “Rosebud”. Esto desarrolla el vínculo de ambos personajes por ser la clase de circunstancia donde esas conexiones tienen oportunidad de tomar fuerza o derrumbarse: una muy difícil.

Volvamos al Jimmy del 2001. Como si fuera un buen episodio de Breaking Bad, cada acción ocasiona una reacción. Eso a Jimmy eso no le deja pegar los ojos pero sí hacerle caso a su consciencia somnolienta, la cual, de casualidad, envuelve al ambicioso Nacho en un lío gordo.



Jimmy/Saul jamás pondría en aprietos a un delincuente, menos al que lo salvó, y se da cuenta demasiado tarde que pegarla de héroe solo redujo su esperanza de vida a la mínima expresión. Nacho está furioso y su ira no se aplacará con una palmadita en el hombro y el clásico “todo va a estar bien”. No, él lo quiere todo o de lo contrario será necesario un sacrificio de sangre. La de Jimmy, faltaba más.

¿Pero qué ocurre cuando ponen a Jimmy en peligro seguro? El súper poder que lleva dentro sale a relucir. Con la “motivación” adecuada, este hombre empieza a descubrirse a sí mismo, a despertar su lado más observador. Puede ser un payaso, pero no un payaso tonto.

La recta final del episodio no hace más que confirmar la terquedad de Jimmy en conseguir lo que necesita. Él no actúa por buena y llana voluntad, es una criatura de la supervivencia. El mundo podría entrar en una hecatombe nuclear y él, como las cucarachas, saldría caminando, saco en mano y con esa mirada de “estoy jodido” que Bob Odenkirk habría patentado si algo así fuera posible.

Por el lado de los personajes, Mike Ehrmantraut es bastante claro en lo que es y qué tan bueno puede ser en ello. Kim Wexler continúa como un misterio, por momentos es cómplice de pocas palabras, en otras circunstancias solo es la abogada de la competencia. Breaking Bad ha mostrado personajes que se toman su tiempo para darse a conocer como son, lo cual pagó en casos como los de Jane Margolis y Gus Fringe. No tendría por qué ser distinto aquí.



“Nacho” es el episodio más ligero y cínico de Better Call Saul hasta hoy, uno que le abre la puerta a Saul para alzarse y brillar. La separación de Breaking Bad no será total, pero este es el paso más largo que ha tomado la serie hasta hoy. “No more half measures”, como dirá Mike a Walt en unos años.

Podrás ver Better Call Saul 1x03: "Nacho" el martes 17 por Netflix.

TW: TheCaptainCook_
FB: Better Call Saul - Español
0
0
0
0
0No comments yet