Saul Goodman de “Breaking Bad”

Saul Goodman de “Breaking Bad” a “Better call Saul”, su nueva serie


Mientras que el primer capítulo de Breaking Bad fue visto por cerca de 1,4 millones de personas, Better Call Saul estuvo en un total de 6,5 millones de hogares en Estados Unidos. Foto: Netflix
Ciudad de México, 11 de febrero (SinEmbargo).- Aunque sabemos que Walter White, el inolvidable personaje de ficción encarnado por el famoso actor estadounidense Bryan Cranston en la no menos eterna serie Breaking Bad , era un tal por cual que merecía el fin que padeció al terminar la quinta y última temporada, más de una vez los espectadores lo quisimos como si fuera Supermán.
Tal vez ahí radicó uno de los grandes elementos que hicieron de la historia creada por Vince Gillian uno de los grandes fenómenos de audiencia de la televisión contemporánea del mundo: en hacernos trastabillar moralmente frente al influjo de una criatura que va sacando sus demonios conforme el drama avanza, demostrando con ello que la inclinación al crimen y al lado malo de la vida constituye después de todo un hecho humano, demasiado humano.

link: https://www.youtube.com/watch?v=9q4qzYrHVmI
Lo cierto es que la mayoría de las veces que nuestro héroe estuvo en problemas, confiábamos en que el peculiar y entrañable abogado de pacotilla Saul Goodman le sacara las patatas del incendio. Y no es que seamos nosotros los que lo califiquemos como abogado de pacotilla. Al contrario, la categorización pertenece al ex profesor de química devenido en el rey de las metanfetaminas en Alburquerque.
El tozudo de Walter tal vez hubiera tenido mejor destino si en lugar de despreciar al abogado de las corbatas coloridas y los trajes comprados al tres por uno en alguna tienda de conveniencia, hubiera seguido sus consejos.
Tiene que reconocer el perverso de Walt que en el cerebro excéntrico de Goodman si no hay espacio para una inteligencia superior, al menos caben la sensatez y el sentido común del que en varias ocasiones carecieron él y sobre todo su secuaz, el fronterizo Jesse Pinkman.