Check the new version here

Popular channels

Secuelas innecesarias del cine

"Segundas partes nunca fueron buenas". Esta es una frase hecha que ha sido refutada infinidad de veces, a fuerza de grandiosos films que igualan e incluso superan a sus antecesores. Pero también hay muchas otras secuelas que le dan la razón a este postulado. Se tratan de películas pobres, a las que no se les cae ni una sola decente, que solo sirven para estirar o revivir un éxito de taquilla.



AMERICAN PSYCHO 2: ALL AMERICAN GIRL (2002)



Rachael Newman (Mila Kunis) es una joven que se interesó en lo que encierra los asesinatos luego de conocer la historia de Patrick Bateman, el despiadado psicópata de la primer American Psycho. Si interés lo lleva a convertirse en estudiante de ciencias sociales y del comportamiento, bajo la tutela de un experimentado es agente del FBI, llamado Robert Starkman (William Shatner).
El objetivo de Rachael es convertirse en asistente de clase y no se va a detener hasta que lo consiga, eliminando a cualquiera que se interponga en su camino.
Mal actuada, previsible e innecesaria. Esta secuela no sirvió absolutamente para nada.





STAYING ALIVE (1983)



La secuela de Saturay Night Fever se sitúa cinco años después de la misma. Su protagonista vuelve a ser Tony Manero (John Travolta), el otrora rey de la música disco quien dejó su casa en Brooklyn y ahora afronta los desafíos de convertirse en un bailarín profesional de Broadway.
Staying Alive no es necesariamente una mala película pero quizá es innecesaria porque la historia de Tony Manero no parece demasiado interesante para trascender el otro film que vio brillar a dicho personaje.





TREMORS II: AFTERSHOCKS (1996)



Los Graboids, gusanos gigantes y carnívoros que salen de debajo de la tierra, vuelven a hacer desmanes, esta vez en Petromaya, una refinería de petróleo de Mexico. Para frenar esta amenaza, Earl Basset (Fred Ward), quien ya enfrentó a estos bichos en su primer ataque cuando atacaron Perfection, Nevada, es tentando con una cuantiosa recompensa para volver a ponerse el traje de héroe.
Tremors 2 es, literalmente, más de lo mismo. Nuevas peleas entre Earl, otros personajes secundarios de turno contra estos horrendos gusanos pero nada, absolutamente nada más.





U.S. MARSHALS (1998)



El Marshall experto de los estados unidos Samuel Gerard (Tommy Lee Jones) y su equipo son asignados a perseguír, encontrar y arrestrar a un criminal llamado Mark Sheridan (Wesley Snipes), quien se encuentra prófugo de las autoridades luego que el avión de prisioneros en el que viajara, se estrellara.
U.S. Marshals es el típico ejemplo de la película protagonizada por un gran personaje secundario de un film anterior. Tommy Lee Jones la rompió en “The Fugitive” al encarnar a este Marshall, pero en este caso le queda muy grande la camiseta del protagónico. Y el guion no es lo mejor que digamos.





SON OF THE MASK (2005)



Diez años después del film original de The Mask, la máscara de Loki, que le diera los espectaculares poderes a Stanley Ipkiss aparece en la casa de un aspirante a caricaturista, Tim Avery (Jamie Kennedy), cuyo hijo nació con los poderes de dicho objeto.
La cosa se pone complicada cuando el mismísimo dueño de la máscara aparece para reclamar lo que le pertenece.
Este film es un simple y desafortunado intento para recrear lo que fue The Mask en 1994. La trama es muy pobre, los efectos no sorprenden para nada y, sobre todo, Jamie Kennedy no es ni la mitad de gracioso que fuera Jim Carrey.





BOOK OF SHADOWS: BLAIR WITCH 2 (2000)



Más que una secuela, Book of Shadows es un film “meta”, que hace de cuenta que The Blair Witch Project efectivamente fue una película que se estrenó en los cines y que tuvo un gran éxito. Sus protagonistas son un grupo de jóvenes que vieron y amaron dicho aterrador documental falso sobre la búsqueda de una bruja y viajan al mismo lugar donde se sucedieron los hechos, que ahora se convirtió en atracción turística. Pero al llegar al lugar, cosas raras empiezan a pasar.
Book of Shadows es lo peor que se podía hacer para explotar el éxito de Blair Witch Project, convertir su universo en un film cualunque que busque sacarnos sustos baratos.





CADDYSHACK 2 (1988)



Luego a que Jack, un acaudalado hombre, le sea rechazado su pedido de ingresar a un exclusivo club de golf, compra los derechos para convertirlo en una suerte de parque de diversiones. Eso ofende a los socios del lugar, lo que dará lugar a un conflicto entre ellos y los nuevos integrantes, que se definirá con un partido de golf.
Caddyshack 2 es divertida como la entrega anterior, pero ni las apariciónes de Chevy Chase ni Dan Aykroyd, entre otras, logran que genere tanto el mismo impacto, quizá porque el argumento es más bien pobretón.





SEX AND THE CITY 2 (2010)



Carrie, Miranda, Charlotte y Samantha, el cuarteto de protagonistas de esta popular serie de HBO se vuelven a reunir. Este film ahonda un poco más en sus vidas y las muestra de paseo por Abu Dhabi. No mucho más.
Da la sensación que Sex and the City 2 es como raspar el fondo de la olla con la cuchara, las historias de las protagonistas no aportan nada nuevo, al menos nada que no hayamos visto antes. Termina siendo una versión edulcorada y/o lavada de un grupo de personajes que nos mostrara una versión mucho más interesante, tanto en la televisión como en el film anterior.





THE WHOLE TEN YARDS (2004)



El otrora criminal Jimmy “The Tulip” Tudeski (Bruce Willis) disfruta de su vida fuera del mundo delictivo junto a su esposa, Jill (Amanda Peet). Pero cuando su amigo Nicholas Oz Oseransky (Matthew Perry) le golpee la puerta en busca de ayuda, Jimmy deberá volver a las viejas andadas para solucionar esta situación.
El problema radica en que la situación no es nada sencilla, simplemente lidiar con la mafia húngara, quien secuestró a la esposa de Oz.
Ya el film anterior era una comedia zafable, sobre todo por la química en pantalla de Willis y Perry. Pero en este caso, todo se siente gastado, y bastante pobre Lo que se dice, una secuela innecesaria.





THE LAST EXORCISM PART 2 (2013)



Nell Margaret Sweetzer, la adolescente que fuera poseída por un demonio llamada Abalam en el primer film, busca comenzar una nueva vida dejando su pasado artrás. Se muda a Nueva Orleans comienza a trabajar en un hotel, hace nuevos amigos y hasta se enamora de un compañero de laburo. Pero sus problemas volverán a acosarla. No solo es perseguida por miembros de un culto sino que también por la ser malvado que la poseyera anteriormente.
The Last Exorsism 2 es el típico ejemplo de la secuela obligada de una película de terror. La trama se ve estirada, pobre en comparación de la solidez de la entrega anterior, sino todo lo contrario.





I STILL KNOW WHAT YOU DID LAST SUMMER (1998)



El despiadado asesino pescador, quien liquida a sus víctimas con un gancho, vuelve a las andadas. En esta ocasión, va en busca de dos de los sobrevivientes del film pasado, Julie James (Jennifer Love Hewitt) y Ray Bronson (Freddie Prinze Jr.), y sembrar el terror en un bonito resort ubicado en las Bahamas.
I Still Know What You Did Last Summer es la típica secuela “de manual” de películas del género “Slasher”. Ideas recicladas, la misma trama y una calidad inferior que el film original son sus principales características.





S. DARKO (2009)



La secuela de la gran Donnie Darko se sitúa años después de la original. Su protagonista es Samantha, la hermanita menor de Donnie, a quien le empezaron a pasar cosas raras desde la muerte de su hermano. Con la intención de convertirse en bailarina profesinales, Ella y su amiga Corey viajan hacia Los Ángeles en auto, pero su periplo queda obstaculizado cuando el vehículo sufre un despefecto al llegar a un pueblito de Utah.
Es ahí cuando Samantha empieza tener visiones perturbadoras sobre un supuesto fin del mundo.





SPEED 2: CRUISE CONTROL (1997)



Annie (Sandra Bullock), la pasajera de ómnibus que la pasara muy mal en la primera Speed, viaja con su novio, un policía llamado Alex (Jason Patric) en un crucero lujoso. Pero la mala suerte la persigue a la pobre Annie porque un hacker llamado John Geiger (Willem Dafoe) acelera la embarcación y la coloca en curso de colisión contra un puerto turístico, atravesando en el medio barcos cargueros y petroleros.
La idea de Speed 2: Cruise Control no es mala, es hasta lógica, pero el hecho de no contar con Keanu Reeves para protagonizarla, quien fuera uno de los elementos más importantes del film anterior, sino el más importante, le jugó mucho en contra. También la perjudica el hecho que su reemplazante es la nada misma en persona.





BASIC INSTINCT 2: RISK ATTACTTION (2006)



La escritora de novelas policiales Catherine Tramell (Sharon Stone) vuelve estar en la mira de la policía, en este caso Scotland Yard. Ella se encuentra viviendo en Londres y, como consecuencia de la misteriosa muerte de su novio futbolista, ella aparece en el centro de la investigación policial sobre lo sucedido.
El psicoanalista de la policía británica, Michael Glass, examina a Tramell por este caso y empieza a sentirse atraído por ella, al quedar intrigado por su seductora y manipulativa personalidad.
Basic Instinct 2 es simplemente un burdo intento por emular lo hecho por la película original. Ni la trama, ni la actuación de Sharon Stone hacen lo posible para que este film aporte algo medianamente interesante.





DUMB AND DUMBER TO (2013)



Veinte años después de su aventura original, los tontos Harry Dunn (Jim Carrey) y Lloyd Christmas (Jeff Daniels) se vuelven a reunir para otro viaje luego que Harry descubra que tiene una hija la cual desconocía por completo. Esto, obviamente, dará inicio a todas situaciones hilarantes protagonizadas por este dúo.
Es entendible la intención de lucrar con un film que fuera exitoso hace dos décadas como Dumb and Dumber, pero realmente se podría hacer algo más digno que esto, una historia simple y desabrida que solo sale a flote, por momentos, gracias a la garra que le ponen sus protagonistas.





0
0
0
0No comments yet