Check the new version here

Popular channels

Top: 8 mejores serie de Netflix que debes ver



El internet va cambiando y con ello llegan nuevas cosas entre ellas Netflix que ha revolucionado lo que es ver películas y series online de manera segura, sin la publicidad timadora del chat súper hot como Emma Watson, que si le invertiste un poquito para abrir una cuenta, puede que te ahorre las horas de googlear por nuestra serie favoritas dado que también ofrecen exclusivas, con listas realmente enormes de películas. Este top esta promocionado por ninguna empresa pero si lo hacen no me quejo (:v)

Así que siéntate bien que hoy conocerás: 8 mejores serie de Netflix que debes ver

(Version Video)


(Version Texto)

8.- El Club de los Cuervos

Netflix ha estrenado su primer serie original en español, el resultado es una divertida comedia irónica que sorprende, hace reír y presenta una serie de temáticas complicadas y redondas. Antes de entrar en materia debo decir que 'Club de Cuervos' no es una serie de fútbol, y si bien usa este tema como telón de fondo, las problemáticas son mucho más profundas que el desarrollo de los personajes en la cancha o en los vestidores. También es justo mencionar que para aquellas personas que no gustan del fútbol, o más allá.

'Club de Cuervos' si solo tuviera una palabra, seria ironica va subiendo cada tanto, las críticas se vuelven más duras, más directas, más complejas. Ah, sí, porque en 'Club de Curvos' nadie sale bien librado, no hay buenos o malos; ni es una historia clásica del equipo pequeño que sube de nivel o el entrenador que hace campeones a un equipo mediocre. No. Las historias no son simples; tal vez con otros clichés, pero con mucha trama y tratados con mucha inteligencia.

Toca temas espinosos en el medio futbolístico, las mafias internas, los personajes de la vida real conocidos por todos pero que no se nombran, esos que mueven los hilos sin ser vistos pero a la vista de todos; los que venden futbolistas como una expresión más de la esclavitud moderna.



7.- House of Cards

«Los príncipes que han hecho grandes cosas son los que menos han mantenido su palabra» y «Los hombres obran el mal, a menos que la necesidad los obligue a obrar bien» son algunas de las frases que escribió Maquiavelo en su famoso tratado de doctrina política El príncipe allá por 1513. Exactamente quinientos años después, estas parecen ser también las máximas que guían el comportamiento de los personajes de House of Cards, radiografía de las intrigas políticas que hacen de Washington DC un auténtico nido de víboras. Con nueve candidaturas a los premios Emmy -todo un hito para una serie online- se ha convertido en la revelación de la temporada.

Netflix no ha escatimado esfuerzos para lograr un producto de excelente acabado que cuenta además con actores y directores de primera fila (Kevin Spacey, Robin Wright, David Fincher).

La trama se centra en el congresista Frank Underwood (soberbio y carismático Kevin Spacey) y sus retorcidas estratagemas para medrar políticamente tras un desengaño que tiene lugar en el primer capítulo SPOILER! Junto a él, su fría y ambiciosa esposa Claire (igualmente magnífica Robin Wright) está también decidida a conseguir que las aspiraciones de ambos lleguen a buen puerto, sin importar los medios que tengan que utilizar para ello. La tercera en discordia es Zoe Barnes (Kate Mara), joven y atractiva periodista que, a cambio de beneficios profesionales, ayuda a Frank en su plan (y se lo tira, dicho sea de paso), pese a no tener ni idea de en qué consiste.

Se inicia así una escalada de ardides y traiciones que está tratada con un evidente cinismo y una cierta dosis de comicidad, sobre todo en los apartes en los que Frank Underwood se dirige al espectador. Aunque este juego metaficticio puede resultar tan divertido como a veces cansino, admito que las burlonas muecas de autocomplacencia del protagonista tienen su gracia.



6.- Sense8

Sense 8 es una serie televisión, creada, escrita, dirigida y producida por los reconocidos hermanos Lana y Andy Wachowski (Trilogía Matrix, Jupiter Ascending) que sigue el misterio que rodea la muerte de Angelica Turing (Daryl Hannah) y la posterior conexión extrasensorial que comparten ocho personas en todos los rincones del globo, una serie con elementos de serie policiaca, película de mafiosos, thirller corporativo, telenovela gay, drama existencial y por supuesto ciencia ficción. ¡Todo por el precio de uno!

Poco después de ser testigos de la muerte de Angelica, cada uno de los 8 sensates, empiezan no solo a comunicarse entre ellos, sino a sentir y a acceder las habilidades de los otros siete miembros de su grupo.

La primera temporada pasa con mucha más gloria que pena y aunque no es una serie perfecta, se destaca por su calidad visual y por su aproximación a temas tan álgidos como la identidad, política, sexualidad, género y religión, generando un gran respaldo del público, que nunca había visto una serie de corte similar. Además, si hay errores, siempre se podrá mejorar en la segunda temporada.



5.- Marvel Daredevil

El personaje de “Daredevil”, interpretado por Charlie Cox, está increíblemente traído a la tierra. Su lógica es impecable. Recordemos que el alter ego del Diablo de Hell’s Kitchen es Matt Murdock, un abogado que quedó ciego de niño al tener un accidente con un material radiactivo que le hizo amplificar sus sentidos. La forma en que se han tratado los “poderes” de Murdock ha sido muy astuta y consigue darle el mayor tono de realismo que se le puede dar a un personaje en este tipo.

En el otro lado de la balanza de Daredevil siempre se encuentra su némesis por antonomasia: el Kingpin a.k.a. Wilson Fisk. Y aquí reside uno de los mayores aciertos de la serie. Interpretado por Vicent D’Onofrio, que le da la difícil fisicalidad que requiere el personaje, el Wilson Fisk es el más humano que nunca nos hemos encontrado. Esta primera temporada cuenta la historia de cómo se crean Daredevil y el Kingpin y la decisión de DeKnight de llevar a Fisk al punto más humano posible, para evitar que el némesis absoluto del protagonista sea un personaje muy fácil de caricaturizar es un toque magnífico.

Tampoco quiero decir mucho más, Esta serie finalmente hizo lo que muchos querían: representar la adaptación de un cómic que finalmente captura el espíritu de los cómics. Ni muy oscura ni muy kitsch, esta serie nos hizo olvidar rápidamente de la terrible película de 2003, y creó una mitología de primera que aprovecha el formato de binge-watching a lo grande. Habrá que ver si puede mantener esta vibra a lo largo de su duración, pero por el momento le tenemos fe.



4.- Narcos

La serie creada por Chris Brancato, Eric Newman y Carlo Bernard para Netflix ha logrado cautivar tanto al público como a la crítica, desde la primera temporada.

Protagonizado por el actor brasileño Wagner Moura en la piel del personaje protagonista, Pablo Escobar, este drama original de Netflix retrata la encarnizada lucha de la Administración para el
Control de Drogas (DEA) y las autoridades colombianas contra el cártel de la droga de Medellín, la organización más lucrativa e implacable de la historia criminal moderna.

Narcos describe desde múltiples puntos de vista –policial, político, judicial y personal- el ascenso del tráfico de cocaína y el sangriento brazo de hierro al servicio de los narcotraficantes que controlan el mercado con violencia e ingenio.



3.- Return

The Returned es la versión estadounidense de la serie francesa Les Revenants, adaptada prácticamente línea a línea por la cadena A&E y que cuenta en sus filas con caras conocidas como Mark Pellegrino, Jeremy Sisto o Kevin Alejandro.

El piloto de The Returned comienza enseñándonos a la familia Winship, la cual se sorprende cuando su hija Camille, muerta en un accidente de autobús cuatro años antes, vuelve a casa sana y salva, creyendo que era el mismo día del accidente.

Pero esta aparición que tendrá connotaciones religiosas en The Returned, no es la única, ya que Simon aparece intentando encontrar a su prometida Rowan, sin saber que más tarde se comprometió con otro hombre. También conoceremos a Helen Goddard que se encuentra a sí misma en el apartamento de su marido treinta años después de su muerte; tras creer su marido que se la encuentra soñando, decide a saltar de una presa local.

Retornados no es tanto un filme de terror como un thriller dramático en el que, a la manera de la serie Black Mirror, el significado del relato nos llega a través de la incidencia de un contexto distópico en la vida íntima de unos pocos personajes. El resultado es una de las apuestas más apreciables surgidas de la factoría Filmax en los últimos tiempos.



2.- Orange is the new black

La historia está basada en hechos reales. Piper Kerman (en la ficción televisiva se llama Piper Chapman y le da vida Taylor Schilling) cumplió 13 meses de condena en 1998 por un delito de drogas. Escribió sus memorias en un libro (el New York Times publicó un avance) y este año han sido llevadas a la pequeña pantalla.

Saca del oscurantismo los centros de reinserción social, lugares escondidos y olvidados en nuestro acomodado mundo occidental. A diferencia de otras propuestas de ficción, aquí se hace con la dosis justa de dramatismo. Ahora bien, no por utilizar la fórmula de la comedia dejan de explicar (a través de flashbacks, capítulo a capítulo) las razones que han llevado a cada una de las presas a ese improbable espacio de transición.

Si bien la primera temporada prometió muchísimo y capturó a una enorme cantidad de fanáticos, hay que admitir que la calidad declinó bastante en la segunda temporada. Sin embargo, aún les tenemos mucho cariño a esos personajes únicos en su clase, quienes además nos enseñaron a no ser prejuiciosos, y que las prisiones no están repletas de personas peligrosas dispuestas a hacerte daño a la primera ofensa.



1.- Breaking Bad

Sr centra en un profesor de química de secundaria con cáncer terminal se asocia a un ex-estudiante para asegurar el futuro de su familia al fabricar y vender una sustancia ilícita.

En la historia de la televisión, ningún personaje ha cambiado tanto como Walter White. Su transformación de profesor inteligente a criminal despiadado y sin escrúpulos es, simplemente, fascinante. Del maestro de química en calzoncillos en el desierto pasamos al ‘cocinero’ de metanfetamina con su barba estilo candado y su gorra negra, el más temido, pero justificada para mantenerla a lo largo de las temporadas. Mientras se acerca el final, uno como espectador tiene sentimientos encontrados: admirarlo o despreciarlo, comprenderlo o criticarlo, llamarlo genio o miserable, o hacer y pensar todo lo anterior.

El primer puesto no resulta en absoluto sorprendente, eso y El Globo de Oro. Al menos, no para quienes hemos tenido el placer de apreciar "Breaking Bad" en toda su magnitud, de principio a fin, sin perdernos un solo detalle. Los premios caían de maduros. Son la cereza de un trabajo que sorprende, emociona, da risa y cólera, te hace sentir frustrado y complacido, boquiabierto y expectante, feliz y angustiado. Una mezcla explosiva de sentimientos. Eso es lo que dejó esta serie a su paso por la televisión. Una huella imposible de borrar y muy difícil de superar. Un programa imperdible por estas razones.



Fin

Y con esto culmino este top pero no sin antes el dato curioso más bien un bonus algo diferente que me llamo la atención: BoJack Horseman Si bien no está hecha para el típico espectador que espera cosas “infantiles” de los dibujos animados, esta serie es un retrato de lo más extravagante, pero también adecuado, con respecto a la vida de un actor pasado de moda, sin pretensiones pero sí muchísimo sarcasmo. Si a eso le agregamos las múltiples referencias a la cultura pop que entremezcla en su trama, el show es un tesoro que muchos no pueden disfrutar por sus propios prejuicios.

CLICK EN LA IMAGEN PARA MAS TOPS

0No comments yet
      GIF
      New