Check the new version here

Popular channels

Warcraft se la manda a guardar a los superheroes



'Warcraft: El origen' se estrena este fin de semana en Estados Unidos pero ya es un éxito de taquilla gracias a la recaudación en el resto del mundo. Lo más llamativo es que está arrasando en las salas de China, donde ha roto récords logrando 90 millones de dólares en sólo dos días en cartelera. Una salvajada.


En estos momentos, la adaptación del videojuego de Blizzard llevada a cabo por Duncan Jones acumula 168 millones (costó 160), y todavía le queda mucho recorrido. Así que los productores no necesitan que arrase en EE.UU., todo apunta que habrá secuela a pesar del vapuleo generalizado de los críticos (Que son todos putos, si no es cualquier mierda de Disney no les gusta).



Duncan Jones ha soltado temporalmente los controles del videojuego para dirigir detrás de cámaras una inédita aventura en el universo de Warcraft, el popular juego de estrategia en tiempo real, que acaba de dar el salto a la pantalla grande como un largometraje de acción y fantasía. 



Con una corta pero vistosa carrera como director -con apenas cuatro títulos en su filmografía- y con una respetable reputación como ‘gamer’, el realizador británico reúne las condiciones para recrear una versión capaz de satisfacer por igual a devotos jugadores de World of Warcraft como a los aficionados al cine de entretenimiento y fantasía. En la cinta se retoman las bases del juego para poner en escena la historia del primer choque entre dos facciones, al abrirse un portal que conecta el mundo de los humanos y el de los orcos. Humanos que luchan por la supervivencia haciendo frente a la inminente invasión de una raza de orcos guerreros, que en su esfuerzo por escapar de la extinción enfrentarán cualquier desafío para apropiarse de un nuevo territorio. Y en cada lado de la contienda aparecen dos personajes en curso de colisión.



Un Travis Fimmel que vuelve a empuñar la espada tras la tercera temporada de ‘Vikingos’, pero ahora como Anduin Lothar, comandante de las tropas reales de Azeroth. También un Toby Kebell, adaptado bien al formato del live action, para dar vida al guerrero Durotan. Ambos protagonistas de un violento choque de culturas en un escenario visualmente espectacular, donde la expresividad de los personajes creados por computadora no desentona con la interpretación de los actores reales. Sin necesidad de un conocimiento previo, Warcraft se disfruta como lo que es: una aventura épica de entretenida acción y fantasía.



¿Que opinas papu, la peli es una cagada o los críticos son todos putos?

0
0
0
1
0No comments yet