Popular channels

Los animales no son juguetes

Los animales no son juguetes.

En épocas de fiestas, sean cumpleaños, navidad o reyes magos los padres tienden a regalarle a sus niños una “mascota” (la cual consiste en un perro, un gato, una tortuga, un hámster, etc.).
Esto no es bueno, sobre todo para el animal. El cual se somete a lo que su “dueño” quiera. Los niños no controlan su fuerza, pudiéndolos lastimar cuando son cachorros. No reciben la atención que necesitan, solo reciben los caprichos de un nene.
Tampoco es bueno para la nena o nene, porque se criará en un mundo donde la mayoría piensan que un animal es un juguete o un objeto. Que somos dignos de hacer con ellos lo que nuestra mente nos desee, ya sea lastimarlos, mimarlos o comérnoslo.
Para el padre tampoco es bueno, porque seguramente se terminará haciendo cargo de una responsabilidad que tal vez no tenía ganas de tener, o se da cuenta que una “mascota” conlleva una responsabilidad aun más grande de lo que se imaginaba.
La gran mayoría de estos animales terminan sufriendo, condenados a soportar los “juegos” del niño o la niña, sin recibir el cariño que necesitan, la compañía, o simplemente la atención que ellos precisan. En los peores de los casos estos animales terminan en la calle, sufriendo de hambre, frío, enfermedades, golpizas de otros humanos que piensan que no son nada, que los echan, conllevan enfermedades, infecciones y terminan muriendo de la forma más terrible que podrías imaginarte. Muertos de hambre, por alguna enfermedad, por alguno que le pegó, atropellado por un auto, etc.
POR FAVOR! Tomemos todos conciencia de esto, evita el regalo de un animal, y si vas a tener uno cuídalo. Adopta, los animales tienen sentimientos y alma, no son un comercio ni un objeto.
Si no puedes llevar esa responsabilidad a cabo, no tengas un animal como mascota.

El día que comienzas a plantearte tener una mascota en casa, ya sea por deseo propio o porque tus pequeños te lo piden, debes hacer un autoexamen para ver si realmente estás capacitado como amo; tanto tú como tu familia.
Traer un animalito a casa no es lo mismo que comprar un juguete nuevo o adquirir un nuevo mobiliario para un ambiente determinado, una mascota requiere de una gran responsabilidad y cualquiera que esté involucrado en la decisión de tener una debe ser conciente de esto; incluso los niños.
Tu mascota dependerá de ti y de tu familia desde el momento exacto en que ingrese en el hogar y hasta el último día de su vida, tanto para su supervivencia como para cada uno de los detalles que la garantizan, esto es: atención veterinaria, alimentación, higiene y un entorno apto para su especie.
Antes de buscar una mascota para tu familia evalúa sinceramente si cuentan con el tiempo, el espacio y los recursos que esto les demandará. De ser así, escoge un animalito que vaya de acuerdo a estos puntos, no todos son tan demandantes en cuanto a tiempo y cada mascota necesita de mayor o menor espacio al igual que respecto del dinero que necesitarás para su atención y cuidado.

Es muy importante que una vez tomada la decisión, esta sea conforme a los deseos de todos los miembros de la familia, es muy triste para un animalito llegar a un sitio donde se encontrará con personas que lo rechacen.
Finalmente, toma muy en cuenta que la educación de ese nuevo integrante de la familia depende pura y exclusivamente de los integrantes de la misma y que bajo ningún concepto un animalito debe ser maltratado ni amenazado.
Disfruta de tu mascota, dedícale tiempo y bríndale la mejor atención que esté a tu alcance; él te lo devolverá con toneladas de afecto, lealtad y compañía.
0
0
0
0No comments yet