Cada minuto de este vídeo vale la pena.

Este hombre comenzó como un matón, la forma en que termina te sorprenderá, al igual como lo hizo con la audiencia de TED. Terminaron dándole una ovación pocas veces vista.



Cada minuto de este vídeo vale la pena.


link: http://www.youtube.com/watch?v=HP3oHu40yKc