Groso el mimo... hace de músico