Canales populares

instituto 1 talleres 0 gano la gloria!!!

El glorioso cordobés


En las tribunas una fiesta con cientos de condimentos. Emoción, ansiedad, sufrimiento, descarga, más sufrimiento y festejo. Por todos estos estallidos debió transitar el hincha de Instituto para finalmente empaparse de alegría, tras la victoria -trabajada- por 1 a 0 ante Talleres. Con este resultado, según los propios futbolistas albirrojos el equipo ahora está para pelear por un ascenso directo. Mientras tanto, Talleres sigue en zona de descenso directo y lo que es peor, cayó al último lugar de los promedios, preocupante.

A los 8’ se fue expulsado Sebastián Cobelli y a partir de allí, en cierta forma, comenzó el partido. El delantero albiazul vio la tarjeta roja tras tener un entredicho con los simpatizantes albirrojos de la preferencial Sucre y a instancias del segundo asistente Adrián Galante, quien informó al árbitro Faraoni de una acción repudiable.

Desde ese instante, a Instituto se le presentó la obligación de ganar. El equipo de Jorge Ghiso se hizo dueño del trámite, con la posesión del balón y del terreno de juego. Siempre en campo albiazul.

Sin embargo, nunca llegó a ser punzante en la ofensiva ya que sólo logró llevar peligro en el arco de Brasca con dos remates de larga distancia. Los minutos pasaban, “el toquecito” de Alejandro Faurlin, Nicolás Croce y Diego Cardozo ya no ilusionaba sino al contrario, irritaba al numeroso público albirrojo.

Sobre los 36’, viendo que el equipo de “Vitrola” era superior pero no lastimaba, los hinchas comenzaron a cantar “ponga huevo, Gloria ponga huevo...”, olvidándose que este Instituto está peleando los puestos de vanguardia con otro estilo de juego.

En ese lapso, este Talleres diezmado sólo pudo resguardarse atrás y apostar a alguna contra salvadora como la que tuvo Luis Salmerón cerca del final del primer período cuando en soledad entre los dos centrales, logró -aunque incómodo- patear al arco para que el balón lo conjure con seguridad Tombolini.

Con paciencia, sin abandonar la filosofía que pregona su entrenador por el buen trato de la pelota, el equipo de Ghiso salió a jugar el complemento. Aunque, debido al empuje de sus hinchas fue más incisivo en este período. A tal punto que al minuto, Faurlin con un remate desde afuera del área anticipaba lo que más tarde iba a acontecer.

El recién ingresado Concistre también iba a anticipar su magrísima noche malogrando dos situaciones muy netas de gol.

Los albirrojos seguían luchando ante la muy buena estructura defensiva de la “T”, que parecía no tener fisuras. Sin embargo, a los 5’ Guillermo Báez perdió una pelota en la salida de su equipo ante la marca de Gagliardi, éste habilitó a Faurlin quien con una clase magistral recto al arco y desde afuera del área puso el 1 a 0 para hacer delirar a las 25 mil personas que poblaron el “Monumental”.

¡Cómo es el fútbol! Del insulto al aplauso en sólo minutos. El volante creativo albirrojo había sido fustigado por los plateístas hasta ese momento. Pero él mismo fue el encargado de cambiar la historia del partido.

Desde allí, Talleres debía salir del fondo y por ende los espacios se abrieron para ambos. No obstante, otra vez Instituto tuvo la posibilidad de ampliar. A los 12’, el árbitro Faraoni de muy mala labor, cobró como penal una inexistente falta del debutante juvenil Juan Aballay sobre Concistre. El “Pelado” quería revancha, por eso pidió patearlo. ¡Para qué! Su disparo fue muy anunciado, Brasca le adivinó la intención y en el rebote le pegó muy mal.

Instituto no lo pudo liquidar y Talleres no tenía armas claras para lograr la igualdad. En consecuencia el juego se tornó otra vez similar al primer tiempo, con mucho toqueteo por parte del albirrojo y con los de barrio Jardín apostando a la contra que nunca llegó.

La Gloria mermó en su vuelo futbolístico, pero en base a otros argumentos está luchando en los puestos de vanguardia. Talleres sigue sufriendo, las fechas pasan y el tiempo se está transformando en su peor enemigo. Falta mucho, pero cada vez falta menos.















fuente: la mañana de cordoba

gracias gloria por existir, la razon de mi locura!!!
0No hay comentarios