Canales populares

Inventos argentinos del siglo XXI

Algunos son poco conocidos, otros son modificaciones de herramientas útiles o creaciones geniales del ingenio criollo.
¿Hay gente con capacidad inventiva en Argentina?, ¿hay genios de la ciencia y de la tecnología?
Tal parece ser, que en el siglo XXI se siguen creando inventos interesantes para el desarrollo industrial, tecnológico y comercial.





BLOCKY TRONIC. INVENTADO POR: DANIEL DIMARE.


Una compañía argentina lanzó el Blocky Tronic, un un sistema de armado de robótica y programación para los niños que se inician en el uso de la tecnología, que lo convierte en el primer juguete electrónico con esta tecnología.

Según explica su inventor Daniel Dimare, el Blocky Tronic consiste en un sistema compuesto por ladrillitos, una microcomputadora, sensores de luz, sonido, LEDS, motores y programas que permiten que el robot que se arme pueda moverse, escuchar, seguir la luz de una linterna, contar, hacer cuentas, escribir, obedecer ordenes orales, emitir sonidos y melodías.

En total, son más de 30 aplicaciones que puede realizar con los programas que tiene incorporado en la microcomputadora.

El modelo más completo incluye también un cable de conexión para conectar el robot con cualquier PC y dos programas que permiten al niño, armar las distintas funciones, programas y recorridos, cargarlos al robot, desenchufarlo y ejecutarlos para que el robot tenga vida propia e incluso piense y desarrolle funciones lógicas.

El software Controlbot, que viene con el juguete, permite a los niños más pequeños conectar y manejar el robot en forma on line y en tiempo real.
Otra función de este software básico es que el niño con la PC cree una secuencia de movimientos, sonidos y luces, los transfiere a su robot y puede ejecutarlo al desenchufarlo de la PC, señala Dimare.





BABY BOX. INVENTADO POR: CAROLINA GALEANO.


La cuna que crece junto al bebé, es un invento conocido como BabyBox. Es un sofisticado modelo que re-inventa la cuna tradicional, creando una pieza de diseño contemporáneo que va creciendo con el bebe desde que nace hasta los dos años y medio.

Sintetiza en un solo objeto, los distintos productos ofrecidos en el mercado para cada edad, y propone un uso alternativo como caja de juguetes.
El diseño de la cuna BabyBox toma como base una placa en MDF de proporciones cuadradas de 670 x 670mm, perforada sistemáticamente en forma de vainas verticales y horizontales, reelaborando el barrote tradicional.

Estas placas unidas por minifixs, conforman dos “cajas” que se encastran entre sí. El desplazamiento de una “caja” sobre la otra mediante una guía de madera, transforma su espacio interior inicial, originando dos nuevos ámbitos para las distintas etapas de crecimiento del niño.





ENVASE MODULAR. INVENTADO POR: LUIS PITTAU.


La invención del argentino Luis Pittau y su mujer (recientemente fallecida) Mirta Facsi, nació del interés de buscar una respuesta a la inmensa cantidad de residuos plásticos que contaminaban ríos, mares y el planeta en general.

El “Envase Modular Interconectable de Usos Múltiples” (Emium) puede parecer, a simple vista, una pieza gigante de Lego. Pero esta invención constituye un ingenioso recurso que posibilita la reutilización eficaz de los envases descartables, gracias a la particularidad de constituir, una vez vacío, un módulo con calce a presión, que permite encastre con otros envases de iguales características.

Este envase es encastrable y reutilizable. La idea es que todo lo que se consume, ya sea agua, leche, zumos, gaseosas, etc. esté contenido en estos envases, para posteriormente ser reutilizados, ya sea para divertirse, como también para armar estanterías, mesas, sillas o hasta incluso, una vivienda.

Por su capacidad de encastrarse entre sí, los envases EMIUM no necesitan film termocontraíble, caja o cinta de embalaje para su estoqueado y transporte, por lo que producen un ahorro en el packaging externo. La posibilidad de acople de los envases reduce el volumen que ocupan y su volcabilidad, le da mayor capacidad de estibamiento (vertical y horizontal), y reduce los pasos operativos necesarios durante la fabricación,el llenado y el palletizado.

El Emium fue elegido entre los 100 productos que cambiarán al mundo en el nuevo milenio. Sólo en 1997, este genial envase recibió la Gran Medalla de Oro de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, la Medalla de la Expo Mundial de Inventos de Ginebra, la Copa de la Federación Mundial de Inventores, y el Premio OSEC del Gobierno Suizo por su contribución al medio ambiente.




IDENTIFICADOR DE COLORES PARA CIEGOS. INVENTADO POR: MATIAS APABLAZA.


A los 17 años, Matías Apablaza es un pichón de innovador social. Estaba preocupado por las dificultades que encuentran las personas ciegas para identificar los colores, y se puso a desarrollar un dispositivo barato, portátil y pequeño. Su logro fue reconocido en la primera edición argentina del concurso de Feria de Ciencia de Google. Es un escáner que identifica al objeto que se le acerca y emite diferentes sonidos según el color.

Apablaza vive en la ciudad de Neuquén y es alumno secundario del Instituto Tecnológico del Comahue. Aprendió a programar por su propia cuenta, a partir de ver videos en Internet desde los 9 años, y sus ídolos son el inventor Nikola Tesla, y los físicos Albert Einstein, Isaac Newton y Max Planck. Igualmente “admiro a toda persona que hayan hechos aportes en la ciencia y que sirvan a la humanidad”, contó a Clarín.

Desde hace dos años, empezó a manejar una plataforma de hardware libre llamada Arduino. Cuando se enteró del concurso de Google, Matías se preguntó qué podía hacer para cambiar el mundo. Y se le ocurrió: “¿Cómo puedo ayudar a las personas no videntes a distinguir los colores?” No consiguió la respuesta de la noche a la mañana. “Primero fui a la Asociación Awkinko que ayuda a ciegos y pregunté si mi idea era algo útil. Me dijeron que ya existían algunos dispositivos para distinguir los colores, como aplicaciones en los teléfonos inteligentes, pero eran muy costosos”. Después, buscó más en Internet, calculó costos, desarrolló el dispositivo, y lo probó con no videntes. Todos los usuarios pudieron identificar los colores de manera satisfactoria con los sonidos. El dispositivo gustó mucho al jurado formado por Fernando Goldbaum, de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica; Rudi Borrmann, director de Información y Gobierno Abierto de la ciudad de Buenos Aires, el físico Juan Maldacena, Nick Bortolotti, director para desarrolladores de Google, el biólogo Diego Golombek y el conductor de televisión Guillermo Lobo.




MILANGUERA. INVENTADO POR: MARIANA FERREIRA, NICOLÁS MAUDO, FEDELE FUSCO Y MARTÍN RECALT.


Milanguera es un invento nacional. La máquina diseñada por un grupo de diseñadores industriales de la FADU UBA reboza 30 kilos de milanesas en una hora, un kilo en dos minutos y una milanesa en 7 segundos. Por su potencial innovador y su originalidad acaba de obtener una mención en la categoría "Innovación en la Universidad", que entregó la 11° edición del Concurso Nacional de Innovaciones – INNOVAR 2015. Milanguera fue creada en 2014 por los diseñadores industriales Mariana Ferreira, Nicolás Maudo, Fedele Fusco y Martín Recalt en el marco de la materia Tecnología, de la Cátedra Paglianiti, de Diseño Industrial (FADU UBA).

El prototipo cuenta con 86 piezas diseñadas y producidas en Argentina "para hacer de Milanguera un producto que aporta a la productividad de las PyMEs", señalan los autores. Y agregan: "El producto resulta un aporte a la productividad en el segmento PyME de un sector clave de la economía de nuestro país: el sector cárnico. Es la primera en su tipo y para uso comercial, y está pensada para optimizar los tiempos de producción y elaboración de productos comestibles empanados, ofreciendo una velocidad de producción hasta 10 veces superior que la actual, bajo procesos manuales. En dos minutos, es posible producir 1 kg de milanesas", explican. Los requisitos de diseñar un producto funcional, viable técnicamente y comercialmente posible estuvieron cumplidos. Y el equipo se sacó un 9.

Los diseñadores se basaron en un dato clave a la hora de decidir cuál sería el diseño en el que trabajarían durante la cursada. "En 2014 el consumo anual de carne per cápita fue de 68 kilos y la milanesa es la forma preferida de consumo cárnico de los hogares, superando al bife y al asado. Las PyMEs tendrán ahora la posibilidad de incrementar su capacidad productiva y por lo tanto, su oferta, atendiendo una demanda que en los últimos años se ha manifestado como cada vez más creciente", dice el equipo. Este año, sin embargo, se dio una variación, ya que el consumo bajó a 59,3 kilos, según la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA).

Para el diseño y la realización del prototipo el equipo contó con un subsidio de 25 mil pesos, del programa Diseño y Desarrollo Productivo de la Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado del Ministerio de Educación. El premio Innovar, en tanto, fue de 12 mil pesos.

La máquina rebozadora de uso comercial estuvo expuesta, y en plena acción, durante la expo en Tecnópolis. Allí también se pudieron ver otros de los desarrollos destacados de Innovar, que reparte 1 millón de pesos en premios, de acuerdo a la iniciativa del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva. En esta edición se presentaron más de 1.300 proyectos de los cuales 45 resultaron galardonados en once categorías.





TRADUCTOR DE BRAILLE. INVENTADO POR: GINO TUBARO


Gino Tubaro, es una gran promesa joven. Fue elegido por el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts entre los 10 innovadores menores de 35 años locales líderes de la vanguardia tecnológica, cuyo trabajo y talento tendrán un importante impacto en la sociedad en los próximos años.

Gino vive en Pompeya, frente a la villa 21-24, y se hizo conocido por crear una prótesis de mano que se puede fabricar con la tecnología de las impresoras 3D. El año pasado, su encuentro con Felipe Miranda, un nene de 11 años que había perdido su mano, conmovió a todos. Y Gino sigue adelante. Es inventor –así se define él– pero sus creaciones siempre tienen el foco de la ayuda social. Ahora, inventó un escáner que traduce el texto impreso a Braille en tiempo real. “Para mí ser inventor es poder inventar soluciones para problemas de la gente”, dice.

Está estudiando Ingeniería Electrónica en la UTN y trabaja tres veces por semana en el Centro Metropolitano de Diseño.
Entre los diez finalistas, se destaca por ser el más joven. Pero igualmente Gino tiene una larga carrera como inventor. A los 13 años, fue premiado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual por haber inventado un dispositivo de seguridad para enchufes. De chiquito solía desarmar la plancha de su mamá y a los seis años creó el “Blipper”, que permitía guardar las bolitas en un frasco de repuesto a través de un sistema especial.
Cuatro lemas en el sitio web de Gino sintetizan su pensamiento: “Invento para crear un mundo mejor. Investigo con ganas de aprender. Con un objetivo: que sea económico, simple, con un diseño hermoso y efectivo. Y que tenga impacto social. ¿Para qué hacerlo si no ayudás a alguien?”.




BATERÍA MUSICAL PORTÁTIL. INVENTADO POR: DIEGO LEROUX


Diego Leroux, baterista con más de 20 años de carrera profesional ininterrumpida, inventó un instrumento que innova las estructuras tradicionales de una batería en escena.

Su invento se llama Lima, y se trata de una batería que permite al músico caminar y salir de la ubicación tradicionalmente destinada para este tipo de músicos dentro de una banda. “Necesitaba moverme de un lado a otro del escenario y salir del lugar fijo de la batería”, contó Leroux, baterista de Babel Orkesta y ex integrante de Vía Varela, la banda de Limón García (ex Bersuit Vergarabat).

“Babel es una banda itinerante y todos sus instrumentos están en permanente movimiento. Así es como desde lo artístico, tuve una necesidad concreta de adaptación de mi instrumento. Me propuse crear una batería electrónica inalámbrica y portátil para tocar mientras me desplazo por el escenario. Después de año y medio de experimentación, nació Lima. Para mí, fue el resultado de un proceso creativo hermoso y es un sueño poder tocar la batería y caminar al mismo tiempo”, explicó el músico.
Lima es una batería electrónica y controlador MIDI inalámbrico. El instrumento envía las señales a una computadora que contiene bancos de sonidos que son reproducidos al tocar los pads y sensores.

También tiene otros elementos: botones y perillas para controlar distintos parámetros en la computadora, un transmisor, un conversor de las señales de los pads a MIDI y las baterías que alimentan todo. Con un peso de aproximadamente 7 kg, está montada en un arnés que se coloca sobre el cuerpo del baterista y se traba por su propio peso, dejando sus manos libres para tocar.
Leroux también diseñó unos borcegos especiales, que tienen sensores en su interior y un cable plug que se conecta al módulo MIDI.
0
0
0
0No hay comentarios