Check the new version here

Popular channels

juan Verdaguer

Juan Verdaguer de este personaje sale el gato de verdaguer

Nació en Montevideo en el seno de una familia circense. Su padre, Lindolfo Verdaguer, era equilibrista y Aída, su madre, acróbata. Juan Francisco debutó en 1932 en Cruz del Eje, Córdoba, en la pista del circo Continental, propiedad de la familia. Su número consistía en permanecer en el último travesaño de una escalera de hoja única de cinco metros de largo: "Para hacer esta prueba no debo comer. Y para poder comer debo hacer esta prueba". Completaba el acto tocando Czardas, de Vittorio Monti o La Cumparsita en su violín: "El violín me salvó de muchísimas situaciones porque al principio tenía que empeñarlo seguido. Tantas veces que el hijo del prestamista tocaba mejor que yo".


Y sin embargo se crió en un circo, donde todo es desborde, payasada y cabriola.
-En un circo, sí. Terminé sexto grado en la escuela Juan Enrique Pestaloztí. Mi padre, que era acróbata, trapecista, equilibrista y clown, me llevo de gira con el entonces famoso Circo Jockey Club. Yo hice de todo durante dos anos. Ayudaba a armar y desarmar la carpa, daba de comer al elefante, limpiaba la caballeriza. Incluso le enseñé a pararse en dos patas a un perrito, pero mas importante fue cuando yo mismo empecé a pararme sobre las manos. Mi padre me enseñó trapecio, acrobacia, malabarismo, equilibrismo. Un domingo de 1933, en Cruz del Eje, Córdoba, debuté en la sesión matinée haciendo equilibrio sobre una escalera. Este mismo numero, perfeccionado, fue mi tarjeta de presentación en todas partes, y la base de mi carrera.
-¿Cómo es posible que, con un origen circense tan clarito, usted tenga un estilo que se caracteriza por la sobriedad e incluso por la inmovilidad?
-No crea, de vez en cuando hago malabares. Pero tiene razón. El caso es que yo quería salir del circo, hacer un humor totalmente distinto. Por eso acentué el contraste, y es cierto que mi comicidad no tiene nada de circense. Yo trataba de quitarle dramatismo a mis pruebas de equilibrio hilvanando chistes parado arriba de una escalera y alternando el monólogo con las pruebas acrobáticas. Hilvané tantos chistes que ahora me puedo pasar horas deshilvanándolos, sin escalera y sin nada.
-Dicen por ahí que usted es un cómico "inteligente". La palabra en sí no dice nada, pero en el fondo nos entendemos. ¿Cómo explicaría su técnica?
-No sé si soy inteligente. NI siquiera sé si soy cómico: no puedo considerarme actor ni humorista. En todo caso soy un "dicente", un monologuista. Creo que la gracia está en lo que se dice, en el cuándo y en el cómo se dicen las cosas. Hay que hacer la pausa Justa. A veces uno la hace y no da resultado. Pero hay una cuestión de ritmo, de compás. Usted cuenta un chiste y no causa gracia. Pero si el chiste viene como final de toda una ilación de cosas, levanta carcajadas. Por eso me gusta enhebrar el monólogo. Empalmar un tema con otro, y el empalme (yo lo llamo puente) es una especie de reflexión. Por ejemplo: mi abuelo vivía al lado de un cementerio. Era un sitio donde la gente se moría por ir (puente). Eso me recuerda que los cementerios..., etc.

-Para ser cómico es usted una persona demasiado seria. Por otra parte se apoya un poco en la imagen del humor inteligente. ¿Se diría que es un intelectual?
-Ni remotamente. No soy nada intelectual. Pero nada. Al contrario: yo diría que soy un artesano. Tenga oficio, creo que bastante. Pero nada de intelectual. Salvo que se me considere intelectual porque leí "Tratado de la risa", por Henri Bergson; "Los chistes y su relación con el subconsciente", de Freud, y "El placer de la risa", por Max Eastman. Entre los tres nos explican qué es lo cómico y por qué. Pero ninguno de los tres fue capaz de subir a un escenario para hacer reír a la rente.

Fragmento de una entrevista a juan verdaguer fuente aca





verdaguer y el gato de verdaguer
http://www.youtube.com/v/v-HgUYDq5nI.swf

http://www.youtube.com/v/JdLjmcr7nJE.swf

• "Un borracho se acerca a un parquímetro, pone una moneda y se queda mirando el medidor. «¡La pucha! -dice-. ¡Ahora resulta que peso media hora!»"

• "Me gusta hacer chistes sobre mi familia. En especial, sobre los parientes de mi mujer. Mi cuñado, por ejemplo, está en todas. La vez pasada se le rompió una canilla, y el idiota -que está en todas- nos aseguró que en cinco minutos la arreglaba. Conectó la cañería con el tubo del gas. Ahora, cuando abro la canilla, sale soda."
+1
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New