About Taringa!

Popular channels

Macri padre e hijo con Neustadt - La patria contratista

Una joya! Macri padre e hijo con Neustadt - La patria contratista


link: https://www.youtube.com/watch?v=zyj1fr-drtg



(...)
–Ellos tuvieron distintas relaciones con el Estado. Y eso es por las diferentes visiones que tienen del Estado tanto Franco Macri como Mauricio. Franco creía en la patria contratista, es oficialista. Mauricio en la financiera.
Franco se hace amigo de los gobiernos, los lleva a comer a la quinta, les pide favores, les regala autos y aviones y saca las mayores contrataciones de la obra pública. Mauricio –me lo contó en una entrevista– se da cuenta a fines de los `80 que los Estados van a colapsar y que había que reconvertir todo en empresa de servicios para quedarse con las privatizaciones.
No sólo reconvierte las empresas, sino que se lotea el gobierno de Menem para poner a los hombres de Socma a cargo de las privatizaciones.

–Es curioso porque se lo cuenta con naturalidad.

–Macri tiene el desparpajo de los ’90. Habla de las cosas que el resto de la sociedad ve mal. Como tiene sus propias reglas de juego dentro del grupo económico y en las clases sociales en las que están, naturaliza cosas que son barrabasadas. “Nosotros pusimos a Dromi”, dice.

“A los mejores cuadros de Socma, pusimos directores y secretarios y después solamente nos quedamos con la ruta y el correo mientras otro se quedó con tal cosa y tal otra”. Otro ejemplo fue Carlos Grosso. En medio de una crisis económica del gobierno porteño, para que salgan los pagos de Manliba, nombran como secretario de Hacienda al gerente de Manliba.

– ¿Lo mismo había sucedido en la relación con López Rega y la dictadura?

–El primer cambio de los Macri empezó a fines del ’60, cuando de una pequeña empresa constructora se asocian con la empresa constructora de la FIAT en Argentina y a partir de ahí con el gobierno de Onganía. La relación con el entonces secretario de Industria y Energía les permitió empezar a quedarse con todas las grandes obras: Atucha, centrales eléctricas e hidroeléctricas, ahora millonarias.

A comienzos de los ’70, tenían un rol más bien de lobbystas pero sin hacerle asco a nada. “Los empresarios tienen que ser oficialistas”, decía Franco Macri y se sentaban con López Rega para quedarse con la construcción de un plan de vivienda y le regalaron un mausoleo que quería para Olivos.
Todo en medio de una trama de negocios en la que están involucrados con la Logia P2 y con acuerdos con Khadafi en Libia. Si uno ve la manera con la que llevan a cabo los negocios, hicieron el mismo tipo de lobby más tarde con Julio De Vido cuando se dijo que los chinos iban a venir a hacer todo, pero eran todas empresas de Macri.

– ¿Por qué El pibe? Usted dice que en 2007 le llamó la atención que los ministros de Mauricio Macri lo llamaran así.

–Me llamaba la atención porque no le decían “el jefe”, como se dice en la política. Pero cuando indagué supe que era porque todos habían sido gerentes de Socma en la época en la que Macri era “el pibe”, a quien Franco estaba formando para darle poder. Era además el lugar en el que lo ponía Franco. Lo ponía a tomar decisiones pero al mismo tiempo se las corregía, por lo cual para los gerentes eso significaba: “No hagamos lo que dice el pibe, porque después viene Franco y da vuelta todo”.

– ¿Mauricio Macri aparece construido desde ese doble lugar: heredero y boicoteado por su padre?

–Franco tiene una cosa italiana: desde muy chico lo quiso poner al frente de la empresa, pero cada vez que lo ponía al frente de algo, Mauricio terminaba fracasando. El más estrepitoso fue cuando no consiguió renovar la licencia de la Fiat en Argentina. El padre dice que lo echó de las empresas; él dice que decidió irse a Boca
0No comments yet