Para todos los públicos.






Letra:

Vamos a robar cerezas, de las del valle de enfrente, 
soy capaz de cualquier cosa por volver a verte. 
He perdido la cabeza, la he perdido por perderte, 
soy capaz de cualquier cosa por volver a verte. 

Atravieso otra montaña, y tu recuerdo me acompaña; 
¡sí!, y voy cada vez más lejos. 
Doy la vuelta cualquier día, para darte compañía; 
¡sí!, y cada vez más dentro. 
Atravieso otra montaña, y tu recuerdo me acompaña; 
¡sí!, y voy cada vez más lejos. 
Doy la vuelta cualquier día, para darte compañía; 
¡sí!, y cada vez más dentro. 

Hoy que me encuentro perdido, vamos a saltar del puente, 
a ver si caemos al río, al mismo de siempre. 
Dices que no te hago caso, es que tuve que irme lejos, 
pero te prometo que doy pasos sin tocar el suelo. 

Atravieso otra montaña, y tu recuerdo me acompaña; 
¡sí!, y voy cada vez más lejos. 
Doy la vuelta cualquier día, para darte compañía; 
¡sí!, y cada vez más dentro. 
Atravieso otra montaña, y tu recuerdo me acompaña; 
¡sí!, y voy cada vez más lejos. 
Doy la vuelta cualquier día, para darte compañía; 
¡sí!, y cada vez más dentro. 

Atravieso otra montaña, y tu recuerdo me acompaña; 
¡sí!, y voy cada vez más lejos. 
Doy la vuelta cualquier día, para darte compañía; 
¡sí!, y cada vez más dentro. 
Atravieso otra montaña, y tu recuerdo me acompaña; 
¡sí!, y voy cada vez más lejos. 
Doy la vuelta cualquier día, para darte compañía; 
¡sí!, y cada vez más dentro.




Letra:
Voy buscando lo que quiero, 
averiguando, a mi manera, 
que no me gustan los maderos 
ni la gente con banderas, 
ni la Virgen María, 
ninguna ideología; 
pero si sirve de algo, 
yo pido libertad para los pigmeos, 
que me dan aunque no los veo. 

Agua. Si vienen a por mí, tú dame el agua. 
Mientras, intentaré, a la vida, negociar 
lo que tengo, lo que tú ya sabes... 
lo que guardo bajo siete llaves. 

Salgo a la calle desnudo, 
nadie piense que es locura, 
que con el ojo del culo 
mido la temperatura. 
Mientras la mayoría, 
más terca cada día, 
se ocupa de sus cosas, 
yo pido... 

Hace tanto que te espero 
que he perdido la conciencia social 
y ya no encuentro agarradero, 
abandonado en esta ausencia global. 
Desde que no te veo... 

Concédeme un deseo: 
si no es mucho pedir, 
yo pido libertad para este minero 
que quiere entrar en ese agujero. 

Ardo. Te veo pasar y, ahí, me caliento y ardo, 
y entro a hacer, en tus caderas, prospección. 
Si me pierdo, dime adónde sale, 
qué motivos son los principales; 
que sólo el viento me sirve de guía 
por los caminos de las utopías. 

Sopla el viento sin parar 
para que vuelva 
para que vuelva 
y en el viento viene y va 
una respuesta 
una respuesta. 

Sopla el viento sin parar 
para que vuelva 
para que vuelva 
y en el viento viene y va 
una respuesta 
una respuesta. 

Estoy buscando una respuesta 
que lleva el viento 
y voy detrás de todas las tormentas 
y no la encuentro. 
y voy detrás de todas las tormentas 
por si la encuentro.




Letra:
No sé en que parte de esta historia 
perdí el argumento primario. 
No sé qué cojones me agobia. 
Voy según dice el calendario. 

Vuelve a llegar la primavera 
y me molesta el sol. 
Alma que nunca se deshiela 
y se queja del calor. 

Saco la cuenta de memoria, 
no se me pierda algún lucero. 
Mira que en silencio esa euforia. 
Sale hierba y me crece el pelo. 

Vuelve a llegar la primavera 
y me molesta el sol. 
Alma que nunca se deshiela 
y se queja del calor. 

Sufro locura transitoria. 
Bajo a la Tierra y cruzo 
la línea divisoria 
que separa en esta historia 
la locura y la razón. 

Coño. 
Un ruido del demonio. 
Se mete en mi cabeza. 
Se enciende dentro 
un puto rayo que no cesa. 

Tieso. 
Yo sigo todo tieso 
la misma trayectoria 
y no entiendo 
por qué estás cada vez más lejos. 

Ahora que ya no entiendo nada 
y no me funciona un hemisferio, 
quiero saber si entre tus bragas 
está la clave del misterio. 

Y entro y rebusco en tu colada 
a ver si allí estoy yo. 
¡Coño! Que noche tan cerrada 
hay en tu habitación. 

Sufro locura transitoria. 
Bajo a la Tierra y cruzo 
la línea divisoria 
que separa en esta historia 
la locura y la razón. 

Coño. 
Un ruido del demonio. 
Se mete en mi cabeza. 
Se enciende dentro 
un puto rayo que no cesa. 

Tieso. 
Yo sigo todo tieso 
la misma trayectoria 
y no entiendo 
por qué estás cada vez más lejos. 

Tirado en la calle en una esquina 
justo iba a quedarme dormido 
y vi a las astutas golondrinas 
colgar de tu balcón su nido. 

Y otra vez. 
Una y otra vez. 
Otra vez. 
Una y otra vez. 

Otra vez 
me siento ligero. 
Sin querer 
me escapo del suelo. 

Frente a tu ventana 
y a volverme a posar. 
De un trilero aprendo una canción 
y a volver a empezar... 

...otra vez. 
Una y otra vez. 

Otra vez 
como un aguacero 
que al caer 
preguntaba al cielo. 

Ya no me importa, 
ya no me hace daño. 
Ya no me acuerdo 
si fue imaginario. 

Ya no me dejo llevar. 
Pero si el viento no sopla, mejor. 
Estoy viendo molinos. 
Ya arreglaremos cuentas. 

Gigante descomunal. 
Que seguro que me siento mejor 
después de haber vencido. 
Siempre soy yo mi guerra. 

¿Qué hace esta cabra 
fuera del rebaño? 
Vamos a tirarla 
desde el campanario. 

Si por mí preguntan 
diles que me he ido. 
Del mundo no quiero 
que llegue el sonido. 

Si alguien me denuncia 
di que yo no he sido. 
Que el mundo hace tiempo 
que estaba podrido. 

Y otra vez me arranco despacito 
al sentir que nada necesito. 

Solo columpiarme 
y aunque me duela, 
vuelvo a preguntarme 
a donde me llevan. 

¿Qué hace esta cabra 
fuera del rebaño? 
Vamos a tirarla 
desde el campanario.



Letra:
No sale el sol 
Si no encuentro 
Esa luz que tu llevas 
Hoy puede ser q llueva 

Que no puedo entrar en calor 
Si te vas y no vienes 
Hoy puedo hasta que nievei 

Y yo para que la quiero 
Las cuatro estación 
Si todo lo que sueño 
Este entre interiores 

Fui a visitar la por ver 
Si en el fondo me quiere 
Dijo a que coño vienes 
Que vengo a mirar te 
Y callarme y saber como eres 
Dime ya lo que quieres 

Y yo para que la quiero 
Todas las palabras 
Si todo lo que sueño 
Esta en la entrañas 

Quiero decirte en silencio 
Que sobran palabras 
Que faltan momentos 
Que no siento nada 
Que vengo a buscarte 
Que nunca te encuentro 

Busco una fan denunciada 
Con mis sentimientos 
Encuentro un vacío 
De mito de nada 
Empieza otra guerra 
Y acaba momentos 

Quiero morir si no esta 
De una muerte violenta 
Creo que hoy habrá tormenta 
Que no encuentro paz 
Porque hablar a su lado no pude 
Ya se acerca la nube 

Y yo para que la quiero 
Las cuatro estaciones 
Si todo lo que sueño 
Esta entre interiores 

Y yo para que la quiero 
Toda en las palabras 
Si todo lo que sueño 
Esta en la entrañas.



Letra:
Se sentó, las patas en alto 
y el chichi asomando, 
pidiéndome amor. 

Se cansó, y el chichi lloraba 
mientras lo encerraba, 
diciéndome adiós. 

Su calor es puro veneno, 
y eso es lo que yo 
ya echaba de menos. 

Se marchó, y de nunca besarme 
Se pudre la carne 
de mi corazón. 

Que me habló, cerrado entre hierro 
y yo ya no quiero, 
no quiero oír su voz. 

Y escapar, pasión congelada 
contra su calor 
no sirve de nada. 

¡Atención! 
Me empiezo a vencer. 
¡Atención! 
Empiezo a caer. 

Pasa por mi lado, 
y ya no se que viene. 
Ahora ya solo soy tu esclavo. 
Dime que he de hacer. 

Mama ya he mamado. 
Dime que te hace falta. 
Solo en el tejado 
el amanecer. 

Mama ya he mamado. 
(x4) 

Ya no necesito tener mal. 
Ya no necesito tener sed. 
Dime, niña, dónde está 
la fuente que da el poder. 
Veré. 

Bebo de la fuente, 
a ver que pasa, 
si ella me traspasa su poder. 
Sabes que cuando te vas, 
me quedo aquí sin saber. 
Ya ves. 

"A llorar", 
dijo el desamparo, 
que anda siempre a mi lado, 
y se quiere quedar. 

"A llover", 
la prima del cielo, 
tu no des consuelo, 
que empapa mis pies. 

¡Atención! 
Me empiezo a vencer. 
¡Atención! 
Empiezo a caer. 

Pasa por mi lado, 
y ya no se que viene. 
Ahora ya solo soy tu esclavo. 
Dime que he de hacer. 

Mama ya he mamado. 
Dime que mas te hace falta. 
Solo en el tejado 
de este amanecer. 

Mama ya he mamado. 
(x4) 

Mama ya he mamado. 
(x4) 

Mama ya he mamado. 
(x4)




Letra:
Voy que te perdí de vista 
detrás de tu pista 
y por si acaso 
desaceleraré el paso 
para comprender primero 
lo que estoy buscando sin parar. 

Salgo por cambiar el ritmo 
fuera de mi mismo 
a ver qué pasa 
por fuera de esta carcasa. 
Me convierto en algo incierto, 
cántaro o diablo. ¿Qué más da? 

Cántaro a la fuente bienvenido. 
Me marchó y mi suerte maldigo. 
Yo quisiera estar siempre contigo. 
Me rompo en mitad del camino. 

Quiero ser como una mula, 
terco en mi más pura voluntad. 
Mi voluntad. 

Voy que te perdí de vista 
detrás de tu pista 
y por si acaso 
desaceleraré el paso 
para comprender primero 
lo que estoy buscando sin parar. 

Salgo por cambiar el ritmo 
fuera de mi mismo 
a ver qué pasa 
por fuera de esta carcasa. 
Me convierto en algo incierto, 
cántaro o diablo. ¿Qué más da? 

¿Por qué estás, diablo, tan abatido? 
Soy malo y mi suerte maldigo. 
Tengo en el horno niños metidos. 
Me duele escuchar sus quejidos. 

Quiero ser como una mula, 
terco en mi más pura voluntad. 
Mi voluntad. 
MI voluntad. 
MI voluntad.



Letra:
Antes nada te faltaba 
si estabas conmigo. 
Ahora di que no, di que no. 
Anda, di que no, di que no. 
Sabes que el centro del mundo 
era siempre tu ombligo. 
Ahora di que no, di que no. 
Anda, di que no, di que no. 
Dijo "no" y se fue la traidora. 
-No recuerdo quién eres ahora. 
-Soy un tipo que anda perdido 
por las calles de tu olvido. 
Le pregunto por su persona: 
-Cuéntame lo que ves de mañana, 
cuéntame qué ves si te asomas. 
Me contesta con mala cara: 
-Cacas de paloma que hay en mi ventana. 
¡No! Que este perro ya está en los huesos. 
Yo sigo vigilando al destino. 
Ve porque ahora un beso viene de camino. 
Dime por qué me llevaste 
al barrio del olvido. 

Ahora di que no, di que no. 
Anda, di que no, di que no. 
Yo que vivía soñando 
en romperte el vestido. 
Ahora di que no, di que no. 
Anda, di que no, di que no. 
Dijo "no" y se fue la embustera, 
mientras tanto y espera y espera. 
Me dejó en lo más apartado 
de un planeta deshabitado. 
Me regaña el viento al oído: 
-Venga, arriba y arriba y arriba. 
Me pregunta el sol, si me mira, 
por qué estoy tan desconocido. 
-Es que aquí la vida no tiene sentido. 
¡No! Que este perro ya está en los huesos 
Yo sigo vigilando al destino. 
Ve que un mundo nuevo viene de camino. 
¡No! Que este perro ya está en los huesos. 
Yo sigo vigilando al destino. 
Ve que un mundo nuevo viene de camino.




Letra:
Quise mirar 
y entré dentro de mi interior, 
y entonces me di cuenta 
de que hay alguien más 
metido en esta habitación 
y escucho lo que piensa. 

Hay en el vacío 
un reflejo mío 

que me habla de otras cosas: 
de una luz borrosa 
y de sentir; 
que me habla desde dentro 
y me dice que voy lento 
y corrí. 

Y de este desvarío 
se escapó un quejío. 

Si se va, 
mi cuerpo se evapora y pierde solidez, 
y flota en el vacío de la soledad, 
y mi mente no sabe adónde se va a agarrar 
si estoy loco perdio. 

Al respirar 
el aire entra y luego se va, 
y ya no es nada mío, 
pero algo cambió 
en mi manera de pensar, 
y ya no soy el mismo. 

En cada bocanada 
salgo desde nada. 

Y veo que algo me crece 
y ya no me apetece 
mirar 
al tiempo pasado, 
pues no tengo pensado 
regresar 

Dijo Flor de un día: 
más, me aburriría. 

Si se va, 
mi cuerpo se evapora y pierde solidez, 
y flota en el vacío de la soledad, 
y mi mente no sabe adónde se va a agarrar 
si estoy loco perdio. 

Ay ay ay ay ay ay ay ay ay ay ay ay 
y ay ay ay ay ay ay ay ay ay ay ay ay 

Y ahora me pregunto a punto de desintegrar, 
si no estaré ya en otra parte; 
si vivo en un mundo dentro de una realidad 
que no me corresponde. 

Si se va, 
mi cuerpo se evapora y pierde solidez, 
y flota en el vacío de la soledad, 
y mi mente no sabe a dónde se va a agarrar 
si estoy loco perdio.