Si no te reis...

Es porque chorrea amargura por tus venas