Check the new version here

Popular channels

Tarja en el Teatro Vorterix Full Concert





La cantante de origen finés regresó al país en el marco de su nueva gira “Colours in the road”. El sábado fue el turno del Teatro Vorterix.

Debido a su estadía permanente en Argentina uno ya se familiarizó con la imagen de Tarja Turunen, y pierde real dimensión de su importancia. Esta situación también nos hace suponer que sus recitales en el país son habituales y se realizan en forma reiterada. Sin embargo, la soprano finesa hacía casi tres años y medio que no se presentaba en Buenos Aires, y su último recital había sido en Rosario en marzo de 2012 donde el grabó el DVD “Act I” (2012).

Para satisfacer las ansias de todos sus seguidores, su equipo de trabajo decidió realizar seis conciertos por distintas ciudades del país. Todo empezó el martes en Rosario, el miércoles en Córdoba y siguió el viernes con un agotado Teatro Gran Rex. El lugar para un show más íntimo era el Teatro Vorterix y todo estaba listo para su quinta visita (antes tocó en 2008, 2009, 2011 y 2012).

Por lo general, Tarja va reemplazando algunos músicos de acuerdo al tour. Por ejemplo, si la comparamos con la misma gira pero con la parte europea de 2013 permanecieron en la banda el histórico Mike Terrana (batería), Alex Scholpp (guitarra, ex Farmer Boys) y Christian Kretschmar (teclados). Y para este sector americano se les sumó el local Julián Barrett (actual Barilari, Asspera y Lörihen) y Kevin Chown (bajo).

Después de las dos bandas invitadas, Instinto Salvaje y Benetnasch, llegó el momento esperado por todos. Posiblemente muchos de ellos hayan sido testigos del Gran Rex, pero el clima de cercanía generaba un aura diferente, una nueva expectativa.

El grupo se tomó el arranque de “In for a kill” para acomodarse tanto en el escenario como en las cuestiones técnicas. Luego de las primeras arengas de Turunen en su ya casi perfecto español (“¿Están listos para saltar?” y “Nos divertimos juntos, Buenos Aires”) todo se perfeccionó. Para “500 letters”, una de las canciones más queridas de su último trabajo “Colours in the dark” (2013), el audio era casi el ideal, que luego encontró su punto exacto entre la claridad y la contundencia con el dueto “Little lies” y “Falling awake”.

Como repitió en varias entrevistas, Tarja se siente en el mejor momento de su carrera por la comodidad para trabajar y por poder involucrarse en la composición, a lo que se le suma su gran momento personal. Todo esto se refleja en el vivo, donde se la ve más cómoda, desenvuelta y segura arriba de las tablas. Se la vio saltando, interactuando con sus fans, jugando con sus músicos. Ya no sólo está pendiente de su voz y de su imagen, por eso se la notó disfrutar en los ya clásicos “I walk alone” y “Die alive”.

La lista de temas sufrió pequeñas variaciones con respecto al show del viernes en el Teatro Gran Rex, pero básicamente se centró en su trabajo de 2013 y en el anterior, “What lies beneath”, de 2010. Todas estas canciones fueron ejecutadas por una banda sólida que acompaña a la figura en su función perfecta de partenaire. Por supuesto, la soprano les cedió un lugar para su lucimiento personal, sobre todo durante la interpretación de “Never enough”.

A la finesa siempre se le reconoció su maravilloso caudal de voz y la influencia que generó su desembarco en la escena metalera. Pero otra de las cosas positivas que apareció en ella en esta última época fue imponerle a su voz un tono más aguerrido tanto en los momentos más pesados, como en “Dark star”, como en los más emotivos, tal el caso de “Deliverance”.

“Es muy importante tocar en casa y me pone más nerviosa que en cualquier otro lugar”, se confesó Turunen ante su gente. Previo a los cinco bises, Tarja hizo su último cambio de ropa para entonar “Victim of ritual”, una canción que resume todo su potencial vocal. De sus músicos, el más aclamado fue Terrana -como era de esperar-, seguido de cerca por Barrett.

Por más que su figura traspasó la escena del metal, y que con su carrera solista obtuvo mayor popularidad, su exitoso pasado con Nightwish todavía sigue grabado en la memoria de la gente. Por eso, cuando sonó “Wish I had an angel”, los presentes alcanzaron su momento de esplendor, tapando, en algún punto, la voz de la cantante. Lo mismo sucedió en el final con “Over the hills and far away”, el tema de Gary Moore que introdujo en el metal su ex grupo. Fue un cierre a pleno tras poco menos de dos horas de show.





link: https://www.youtube.com/watch?v=F7K6__AlzKw&feature=youtu.be
0
0
0
0No comments yet