Popular channels

esulta que van dos paisanos, súbditos suyos, y uno le dice al otro que no se ha esforzado lo suficiente por alcanzar una vida digna. Se miran, lloran y vuelven a sus casas destartaladas. No sin antes decir qué lo parió, uno, y qué lo parió, el segund
+1
0
0
0No comments yet