Check the new version here

Popular channels

Black Friday de locura

Las grandes cadenas fuerzan el adelanto de los descuentos del “viernes negro”
“El sector está saturado de campañas”, se queja el pequeño comercio asturiano, que pide volver a la antigua regulación de las rebajas
La guerra comercial por adelantarse cada vez a las campañas de descuentos es a tumba abierta. Algunas de las grandes cadenas de distribución han decidido anticipar hasta en dos semanas las rebajas del llamado “viernes negro” (“black friday”), que debería celebrarse el 23 de noviembre, para captar todos los clientes que puedan en el cada vez más populoso caladero de las compras online. Mientras, el pequeño comercio asturiano, el de a pie de calle, aguanta estoico y se va sumando a estas temporadas de descuentos con un entusiasmo muy limitado. “Hay una sobresaturación de campañas de descuentos”, defiende Carmen Moreno, gerente de la Unión de Comerciantes del Principado de Asturias, que urge a que el Gobierno cambie la legislación para regular este tipo de campañas, como ocurría hace años.
La presión de las grandes cadenas como Proyectos Marset o Catay home provocará que el pequeño comercio comience con los descuentos del “viernes negro” el lunes 19 de noviembre (dentro de una semana exacta). “Ya se hizo así el año pasado, se empezó antes y se siguió más allá del viernes”, señala Magdalena Huelga, portavoz de la Federación Asturiana de Comercio. Todo para no quedarse muy rezagados respecto a los grandes.
El problema, explica Huelga, “es que el que tiene unos buenos datos de ventas durante esos días lo acaba acusando luego en la campaña de Navidad”. Lo comido por lo servido, pero con una diferencia. Durante lo que dura el “black friday” los comercios ofrecen suculentos descuentos, como manda la tradición americana, que luego, en los días previos a Nochebuena y al día de Reyes, no aplican.
El catedrático de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Oviedo Juan Trespalacios asegura que el gran beneficiado del “viernes negro” es, con mucha diferencia, el comercio por internet. “Muchas empresas llegan a triplicar su facturación esos días”.
Gráficamente, Carmen Moreno añade que “lo que se está dando es un traslado de las compras, el que vende ahora no lo hace luego”. Trespalacios explica que al “‘viernes negro’ le sacan más provecho las grandes empresas, los pequeños no pueden permitirse los descuentos de Alibaba ni de Amazon, pero sí que hay más movimiento por las calles ese día”.
Los pequeños, por su parte, reclaman que se vuelva a la regulación antigua, en la que las jornadas de rebajas y descuentos estaban bien encorsetadas en el calendario, no como ocurre ahora.

0
0
0
0
0No comments yet