epelpad

Visualización de los chakras: EL QUINTO CHAKRA

EL QUINTO CHACKRA
Según la tradición hindú, el quinto centra aporta la energía de Vishuddha, que
significa «purificado». Este quinto chakra a una las energías físicas y espirituales.
Mediante el uso puro de la voluntad, nos comportamos hacia los demás de formas
que transmiten nuestra fuerza de espíritu. Este quinto chakra se corresponde con el
sacramento de la confesión, que purifica nuestros errores instándonos a reconocerlos
sinceramente, sin sentirnos culpables pero sin negarlos. En el budismo,
el quinto chakra representa el «bien hablar», refiriéndose de nuevo a nuestra
capacidad de expresarnos con honestidad. Este chackra contiene la energía de las
fuerzas hebreas de Jésed y Geuburá. El primero representa grandeza y amor,
nuestra capacidad de expresarnos honestamente con los demás y sobre los demás,
y nuestro respeto por el poder de la verdad. Geuburá simboliza la ecuanimidad de
juicio, y su energía se intensifica cuando ejercemos una apreciación compasiva y no
abusamos de forma injusta y cruel de nuestro poder para juzgar a los demás.
El bien hablar y la honestidad inspira a otros y potencia nuestros sistemas
energéticos. Asimismo, cuando hacemos mal uso de nuestra voluntad perdemos
importantes cantidades de poder, en especial cuando obramos dejándonos llevar por
un juicio erróneo o injusto. Podemos sentir la energía de un juicio negativo porque, al
instante, nos asalta la sensación de haber cometido un error. Nuestra energía se
escapa de nuestro organismo como un líquido a través de un vaso roto. Esta pérdida
se produce también cuando emitimos juicios negativos sobre nosotros mismos y
nuestra conducta. Adoptar una actitud defensiva para ocultar nuestra falta al juzgar
injustamente a otra persona no hace sino incrementar nuestra pérdida de energía.
La falta de honestidad, un aspecto oscuro del quinto chakra, genera una mayor
pérdida de energía porque tenemos que «proteger la mentira” que hemos creado.
Esas actitudes mentales negativas desencadenan una reacción de adrenalina en el
cuerpo físico y suelen provocar agotamiento crónico, depresión o baja autoestima.
Estas actitudes y juicios negativos son actos que deshonran nuestra fuerza vital. La
energía que crean sólo puede repararse mediante un acto de sincero arrepentimiento.
Aquí es donde entra en juego la fuerza del sacramento cristiano de la
confesión. La confesión nos permite recuperar la energía que hemos perdido debido
a nuestros juicios injustos y nuestras mentiras. Para sanar es preciso compensar
esas expresiones mentales o verbales que hemos generado haciendo un mal uso de
nuestra voluntad. Si desea confesar sus faltas acuda a un guía espiritual, como un
sacerdote o un rabino. O a alguien que represente para usted un más alto nivel de
madurez espiritual o autoridad mural y que pueda servirle de testigo. Realizar un
acto de confesión y penitencia, aunque al principio se sienta humillado, le procurará
una exquisita sensación de ligereza. Busque la compañía de una persona de
confianza a quien pueda confesar sus faltas.
El quinto chakra: encender el fuego

Confiésese los problemas que ha causado a los demás y a sí mismo. Sin omitir
detalle. Al reconocer esas acciones, se liberará de las toxinas generadas por el lado
oscuro de su voluntad. Tal como indica el significado sánscrito de este centro
energético, el viaje espiritual requiere que purifique su voluntad y sus intenciones.
Esfuércese por mantenerlas limpias. Potenciará la energía de todas las medidas que
adopte con el fin de sanar. Una voluntad contaminada tan sólo aporta una energía
contaminada. Repítase esta verdad mientras realiza el ejercicio de visualización que
indico a continuación.
Para ayudarle a llevar a cabo su autoconfesión, le recomiendo que escriba en un
papel sus faltos y juicios injustos, y que luego lo queme. Este rito posee un profundo
poder sanador, pero no es tan potente como cuan do purgarnos nuestros pecados o
los confesamos a otra persona que represente la energía del perdón. Todos
necesitamos realizar algún rito de confesión, al margen de que tratemos de curarnos
de una enfermedad o no. Cuando haya completado este rito, su espíritu y su cuerpo
físico asimilarán de inmediato la intensa energía que genera.
Purificarse es un acto sagrado, no un ejercicio de humillación. Tenga presente en
todo momento que, desde una perspectiva sagrada, la confesión es uno de los actos
más honrosos que pueda llevar a cabo un ser humano, porque elimina el peso de la
vergüenza y permite que la energía de la verdad y del juicio honesto penetre en el
espíritu.
Cierre los ojos e imagine a las personas con las que tiene unos «asuntos
pendientes». ¿A quién debe pedir perdón a fin de recuperar su espíritu? ¿Quién le
sigue desconcertando o preocupando? Las relaciones personales son un misterio,
tanto cómo aparecen en nuestra vida como por qué existen. Examínelas desde una
óptica simbólica. ¿De qué forma han ejercido esas personas un papel positivo en su
vida?
Invite a la energía de Geuburá (el juicio justo) y Jésed (el poder de la gratitud y el
amor incondicional) a que cobren vida en su interior. Contemple esas energías en
torno a usted y a las personas a las que visualiza.
Reconozca que ignora las razones espirituales por las que esas personas han
aparecido en su vida; quizá constituyan el catalizador que propicia un éxito.
Imagínese entablando un diálogo simbólico con ellas. Expréseles su gratitud por el
papel que desempeñan en su vida y por la oportunidad que usted tiene de formar
parte de la suya. Con cada persona que visualice, repita la frase: «Te expreso mi
gratitud, y retiro cada circuito de mi energía de todo cuanto he juzgado.»
Por difícil que le parezca al principio este ejercicio, recuerde las numerosas
ocasiones en que otros han emitido un juicio injusto contra usted, recuerde el dolor
que sintió. Luego concéntrese en las personas a quienes usted juzgó injustamente y
compadézcase de ellas. Visualice la ira que siente hacia las personas que le
juzgaron injustamente a usted como una nube que se aleja flotando. Aspire
profundamente la energía del perdón.


Visualización de los chakras: EL QUINTO CHAKRA

0 comentarios - Visualización de los chakras: EL QUINTO CHAKRA

Tienes que ser miembro para responder en este tema