epespad

A tomarse un buen mate, q hace bien...

Se denomina mate (del quechua “mati”, que significa vaso o recipiente para beber, en portugués chimarrão, "cimarrón"; en guaraní Ka'ay —ka'a= hierba, y= agua—1 ) a la infusión preparada con hojas de yerba mate (Ilex paraguayensis), planta originaria de las cuencas de los ríos Paraná, Paraguay y Uruguay - de este último, en el curso superior-. Estas plantas previamente secadas, cortadas y molidas forman la yerba mate, la cual tiene sabor amargo debido a los taninos de sus hojas. Por esto que hay quienes gustan de endulzar un poco el mate con azúcar, miel, o endulzante no calórico; y la espuma que se genera al cebar, es a causa de los glicósidos que la yerba mate contiene.

A tomarse un buen mate, q hace bien...


Consumido desde la época precolombina entre los pueblos originarios guaraníes (y por influencia de esto, también lo hacían otros grupos que realizaban comercio con los guaraníes, como: los querandíes, los pampas antiguos, tobas, etc.); y adoptado rápidamente por los colonizadores, quedó como parte del acervo cultural en Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, países en donde se consume mayoritariamente. En Chile en cambio, fue consumido con frecuencia hasta el siglo XIX, cuando fue reemplazado en la mayor parte del país por el té, como consecuencia de la influencia británica. Aunque continúa su consumo pero a menor escala comparado con paises como Argentina y Uruguay donde su popularidad y consumo es muy alto, en Chile su consumo es habitual en zonas rurales del centro-sur del país, en el pueblo mapuche y en la patagonia chilena donde su popularidad es muy alta, incluso se erigió un monumento como homenaje en la ciudad de Coyhaique. En Bolivia se consume habitualmente en zona del chaco boliviano. Fuera de su zona de origen, hace poco se convirtió en una infusión muy popular en Siria, donde parece ser que fue llevado por emigrantes que vivieron en la Argentina y regresaron a su país.
Uruguayterereyerba

Como sucede con el té, el café o el chocolate, el mate posee un efecto estimulante debido a la cafeína (sinónimo "mateína&quot que contiene.

Además se le suma un efecto, que es compensado por el alto consumo de agua que se realiza cuando se "matea", resultando así una infusión depuradora y —al poseer antioxidantes— preservadora del organismo. Como las otras infusiones mencionadas, el mate tiene cierta acidez, razón por la que muchas veces se le añaden —en escasas proporciones— otras hierbas (digestivas, reguladoras de la función hepática, sedantes, etc.) que logran neutralizar la acidez como también compensar el poderoso efecto estimulante de la cafeína.

Tradicionalmente se bebe caliente mediante un sorbete denominado bombilla colocado en un pequeño recipiente, también denominado mate, cuya, porongo o simplemente "guampa", que contiene la infusión.

Por lo común se distingue al recipiente llamado porongo del llamado mate por ser el primero de mayores dimensiones y de "boca" ancha. Aunque se obtienen normalmente del porongo (Lagenaria siceraria), una cucurbitácea cuyo fruto tiene una corteza fuerte y leñosa apta para ser usada como recipiente, desde tiempos coloniales se han realizado mates de plata, cuerno vacuno (guampa), porcelana, vidrio o madera (en general quebracho o palo santo) o pezuña de toro labrada.

Se puede elaborar “mate amargo”, “verde” o “cimarrón”; “mate dulce”, con azúcar; “tereré”, con agua fría y limón; y “mate cocido” o “yerbeao”, que se toma como el té.
”Cebar” mate requiere conocimientos y cuidados especiales. En algunas familias antiguas sólo lo hacían sirvientas dedicadas a este arte, las “cebadoras de mate”. La palabra cebar expresa la idea de mantener o alimentar algo en estado floreciente. Esto significa que cebar mate no es el acto de llenar el recipiente con agua caliente, sino el de mantenerlo en condiciones apetitosas. Los pasos para lograrlo son:

1. Vierta yerba dentro del mate hasta alcanzar las tres cuartas partes del mismo. Agregue una o dos cucharaditas de azúcar, si lo desea. También puede endulzar el agua.

2. Tape con una mano la boca del mate, inviértalo y agítelo unos instantes. La finalidad de este procedimiento es lograr que las partículas más finas queden en la parte superior del mate. Esto disminuye la posibilidad de que pasen por la bombilla o la tapen.Vuelva el objeto a su posición normal. Cuide que la yerba quede inclinada, recostada sobre una de las paredes del mate. Se formará un pequeño agujero.

3. Ponga el agua a calentar. Cuando esté tibia viértala suavemente en el hueco que quedó en la yerba. Deje reposar unos instantes.

4. Con una servilleta tape el pico de la bombilla e introduzca el extremo del filtro en dicho hueco. Destape cuando haya encontrado la posición definitiva de la bombilla, así evitará que el filtro se tape.

5. Cuando el agua alcance su temperatura óptima (antes de hervir) puede comenzar a cebar.

6. Mantenga el agua a temperatura constante sin permitir que hierva (es recomendable el uso de un termo). Procure no mover la bombilla pero si fuera necesario hágalo cuando el mate esté sin agua.

Algunos cebadores suelen agregar aditivos a esta bebida para modificar su sabor, aroma o apariencia. Los más comunes son: miel; cáscara de naranja o limón fresca o seca; gajos de menta, yerbabuena, poleo, cedrón, peperina, boldo u otro yuyo fragante; una cucharadita de café; yema de huevo revuelta en azúcar molida en cada “cebado”. También es habitual quemar azúcar y endulzar el mate con una porción del caramelo logrado.

La “rueda de mate”:

Se llama así al grupo de personas que comparte una reunión amenizada por el mate. El amargo proviene de la rueda del fogón y el dulce es característico de la cocina de la estancia o la casa colonial. Allí había siempre una criada dedicada a deleitar a los patrones o agasajar a las visitas con un mate.
La rueda refiere al ordenamiento asignado por el “cebador” a cada uno de los participantes para mantener una distribución equitativa del mate. El objetivo es que el que acaba de tomar el mate no vuelva a hacerlo hasta que haya recibido el suyo cada uno de los demás integrantes. Cuando la reunión es numerosa, para no hacer tan larga la espera entre un mate y otro, suele haber más de un mate e incluso más de un cebador. Es frecuente haya una opción dulce y otra amarga.
”Gracias” es la palabra con la que se expresa haber satisfecho el deseo de tomar mate y al mismo tiempo traduce el reconocimiento del “matero” hacia el cebador.
Leyenda de la yerba mate:
https://ugc.kn3.net/s/http://www.youtube.com/v/okl5VTQD5J0
link: http://www.youtube.com/watch?v=okl5VTQD5J0
mategauchoArgentina

Propiedades de la yerba mate:

https://ugc.kn3.net/s/http://www.youtube.com/v/mFTwN-X6nws&NR=1
link: http://www.youtube.com/watch?v=mFTwN-X6nws&NR=1
Preparación de yerba mate casera:
https://ugc.kn3.net/s/http://www.youtube.com/v/BqmM1wZZ9F0&feature=relmfu
link: http://www.youtube.com/watch?v=BqmM1wZZ9F0&feature=relmfu

3 comentarios - A tomarse un buen mate, q hace bien...

Dariorc4a0
+10. tuviste suerte me iba a dormir y elegi un psot cualquiera