epelpad

Historia de la Commodore Amiga parte 5

El resto de la serie
Parte 1: Génesis
Parte 2: El nacimiento de Amiga
Parte 3: El primer prototipo
Parte 4: Enter Commodore


En la cúspide de la grandeza


En julio de 1985, Commodore tenía todo a su favor. La computadora Amiga se había demostrado en público con excelentes críticas, y todo el mundo estaba entusiasmado con el potencial de esta gran tecnología.
Fue entonces cuando empezaron los problemas.

Los problemas principales Commodore eran siempre sobre el dinero, y 1985 no fue la excepción. Las ventas de la Commodore 64 eran todavía fuertes, pero la guerra de precios había reducido los beneficios de la pequeña computadora. La compañía había invertido millones de dólares la creación de nuevas y extrañas máquinas de 8-bits que competían directamente contra el venerable C-64, como el totalmente incompatible Plus / 4, que no tenía ninguna oportunidad en el mercado. Para empeorar las cosas, la empresa tuvo que hacer frente a las demandas de su fundador derrocado, Jack Tramiel. Finalmente, Commodore había invertido US $ 24 millones para la compra Amiga, pero que el equipo no había salido a la venta, no había retorno de esta inversión.

Historia de la Commodore Amiga parte 5

El Commodore Plus/4


Todos estos problemas financieros ejercieron una presión sobre la capacidad de la empresa para tener la Amiga lista para vender al público. Sin una gran cantidad de dinero extra, era difícil correr la producción de la computadora. Nuevos retrasos de software también demoraron la puesta en marcha. El resultado final fue que el Amiga salió a la venta recién en agosto de 1985.

Esto no habría sido un gran problema si Commodore hubiera sido capaz de reunir los recursos necesarios para vender la máquina en la cantidad. En cambio, retrasos en la producción significaron que las computadoras salían con dificultad de las líneas de montaje, y en octubre sólo había 50 unidades Amiga 1000 en existencia, todas ellas utilizadas por Commodore para demos y desarrollo interno de software.


apple

La Atari ST de Jack Tramiel


Este retraso fue doblemente paralizante porque Jack Tramiel había logrado apurar el desarrollo de la Atari ST, utilizando chips comunes, preexistentes en el mercado y un sistema operativo y la interfaz gráfica de usuario comprados a Digital Research. Tramiel fue capaz de demostrar la ST en el CES de enero y comenzó a tomar pedidos para que el equipo poco después. Esta repentina competencia del ex CEO de Commodore tomó a todos por sorpresa.

Perdiendo la navidad

Las computadoras Amiga 1000 no comenzaron a aparecer en grandes cantidades en las estanterías de venta al por menor hasta mediados de noviembre de 1985. Esto era demasiado tarde para producir un impacto significativo en la crucial temporada de compras de las festividades. La mayoría de los minoristas ganan un 40 por ciento o más de sus ventas anuales durante esta temporada, y Commodore perdió su oportunidad.

Para empeorar las cosas, la empresa no tenía muy claro cómo iba a vender el equipo. El Commodore 64 se habían vendido en las grandes cadenas minoristas, como Sears y K-Mart, pero los ejecutivos de marketing consideraron que el Amiga se posicionaba mejor como un equipo serio. Sorprendentemente Commodore de hecho rechazó la oferta de Sears para vender Amigas. En 1980, Sears fue un jugador importante en las ventas de computadoras, yo personalmente valoraba las visitas de compras allí para obtener lo último en tecnología informática. El Atari ST se vendio ahi, pero la Amiga no.

Incluso estos errores podrían haber sido mitigados si Commodore llegara a hacer una campaña publicitaria realmente sorprendente para exaltar el interés en el nuevo equipo. El retraso dio a la empresa más tiempo para hacer esto, pero lo que produjo Commodore fue tan horroroso que enfermó a muchos de sus propios empleados.

Mala Publicidad

Como la Amiga estaba años adelantada a la competencia, muchos ejecutivos de Commodore creyeron que la computadora se vendería sola. Esto no fue (y no ha sido nunca) verdad para ninguna tecnología. Cuando las computadoras personales entraron en escena a fines de los 70, la mayor parte de la gente no tenia idea de para que podía ser útil. Como resultado, los únicos que las compraron inicialmente eran entusiastas y hobbistas técnicos; un mercado limitado en el mejor caso. Se necesitaron algunas aplicaciones de peso, como la planilla de cálculo, combinado con un asalto de marketing total, para impulsar las ventas a nuevos niveles.

La Amiga estaba en la misma posición en 1985. Se trataba de una computadora multimedia adelantada a su tiempo, pero no tenia aplicaciones clave todavía. Lo que necesitaba era una campaña de publicidad estelar, una que impulsara las ventas lo suficiente para las empresas de software interesadas ​​en apoyar la nueva plataforma. En su lugar, lo que consiguió fue una serie de anuncios de televisión poco inspirados que se pasaron durante la Navidad y nunca fueron vistos de nuevo. El primer comercial tenía un montón de zombies como la gente arrastrando los pies por las escaleras hacia un pedestal, de la que un monitor de computadora emanaba una luz cegadora. Fue una mala copia del famoso anuncio de Apple 1984, y no alcanzó para generar ni siquiera un poco de ruido en la industria.

De aqui en mas las cosas se pusieron peor. El siguiente anuncio fue una copia del final de 2001: Odisea del espacio y mostraba a un hombre viejo convirtiendose en un feto. Algunas imagenes de la producción del comercial llegaron a los ingenieros de Commodore y pronto el “feto empalado” se volvió una broma común acerca de los esfuerzos de marketing de la compañía.

Otras publicidades usaron tomas en blanco y negro y en sepia propios de peliculas caseras con narraciones vagas: “Cuando creciste aprendiste a enfrentar un mundo lleno de competencia”. Amiga necesitaba enfrentar a un mundo lleno de competencia pero este tipo de publicidad avant-garde ya estaba siendo hecha (y mucho mejor hecha) por Apple.

Lo que Commodore realmente necesitaba era un simple comercial comparativo. Una foto de una IBM PC andando en modo texto en un monitor de fósforo verde, una Macintosh con su pequeño monitor monocromático de 9 pulgadas y al final la Amiga a todo color, haciendo multitasking, animaciones y sonido. Para resaltarlo mas podrían haber puesto precios baja cada una de ellas.

macintosh

Una publicidad de Amiga de una historia alternativa


Como resultado de que Commodore se rindió en producción y marketing, la firma vendió solo 35.000 Amigas en 1985. Esto no ayudo a los balances que se estaban poniendo feos.

Perdiendo el CES

Commodore experimentó una reducción financiera en el peor de los momentos posibles. En los 6 trimestres entre septiembre de 1984 y marzo de 1986, Commodore Business Machines International perdió mas de 300 millones de dólares. El dinero estaba apretado y los burócratas estaban a cargo.
Como resultado, Commodore no apareció en el Consumer Electronics Show (CES) de enero de 1986. La revista Ahoy! reflejó esta conspicua ausencia:

Entendemos que en los últimos 4 CES, uno tras otro desde enero de 1984, Commodore habia sido un punto focal del segmento de la computación hogareña, el stand mas visitado en el show, como corresponde al fabricante de hardware líder. Que se retiren del CES parece como si Rusia resignara al bloque soviético.

Commodore se perdió también la siguiente exibición de computación, el COMDEX como asi tambén el CES de Junio del 86. La compañia había entrado en cesación de pagos con sus prestamos bancarios y no lograba que los bancos le prestaran mas para los shows.

La publicidad de la compañía también redujo a un mínimo. Thomas Rattigan, que estaba siendo preparado para el cargo de CEO de Commodore, recordó los tiempos difíciles. "Básicamente, la empresa estaba viviendo día a día" dijo. "Cuando estuve allí, no estaban haciendo mucha publicidad porque no la podían pagar."
Esta retirada estratégica del mercado tuvo un impacto enormemente negativo en las ventas de la Amiga. En febrero de 1986 Commodore revelo que estaba moviendo entre 10.000 y 15.000 computadoras Amiga 1000 al mes. El Atari ST de Jack Tramiel estaba superando a la Amiga en ventas, en acuerdos de comercialización y lo peor, en aplicaciones soportadas.

“La ca***on”

Muchos ingenieros de Amiga se sintieron traicionados por la ineptitud financiera de Commodore y los patéticos esfuerzos de marketing. Estaban disgustados de que su compañía pudiera tomar una computadora tan avanzada y de gran alcance y fallaran en capitalizarla.

La mayoría de estos sentimientos negativos se limitaron a gruñidos en los pasillos, pero algunos de ellos terminaron por perjudicar a Amiga directamente. Uno de los ingenieros de software trabajando en upgrades del Workbench, el escritorio de la Amiga, decidió que podía “devolversela” a Commodore por su fracaso en comercializar apropiadamente la Amiga. Programó un mensaje oculto, comunmente conocidos como “easter egg” o “huevo de pascua” en la industria del software, que aparecería solamente al pulsar cierta combinación de teclas al mismo tiempo. El mensaje era "We made the Amiga, they fucked it up" (nosotros hicimos la Amiga, ellos la cagaron).

A RJ Mical le provocó leve sonrisa el mensaje, pero le dijo al ingeniero (que continua en el anonimato) que era inaceptable y que debía sacarlo. El ingeniero aceptó, y cuando Mical comprobó el código final, el texto ofensivo había sido reemplazado con el mensaje "Amiga: born a champion” (Amiga: nació un campeón). Él pensó que era el final de la misma.

Pero no sabía que el ingeniero había agregado un segundo easter egg con el mensaje original encriptado. Para ver el mensaje tenias que pulsar ocho teclas separadas, lo que resultaba en el mensaje “We made the Amiga” en la pantalla. Si mantenías las teclas pulsadas y tenias mucha destreza o un amigo te ayudaba, al insertar un disquette en la disketera aparecía la segunda parte del mensaje por una 60ava parte de segundo. El ingeniero pensó que nadie nunca vería esto pero como Amiga tambien tenia salida de video compuesto podias grabarlo con una videocasetera y pulsar pausa para verlo.

El mensaje fue descubierto en las ROMs de la versión PAL europea de la Aminga 1000, justo después que la computadora había salido a la venta en el Reino Unido. Los gerentes en Commodore UK retiraron decenas de miles de Amigas de los comercios y se negaron a vender las máquinas hasta que ROMs de reemplazo les fueran enviados donde no estuviera el mensaje ofensivo. La pequeña broma de un ingeniero de software le costo a Amiga mas de tres meses de ventas en un gran mercado y tuvo ramificaciones que hicieron temblar a la compañia entera.

Abandonando Los Gatos

Después del fiasco del easter egg, la administración de Commodore decidió que debería mover el equipo de Amiga mas cerca de su cuartel general, asi podrian tener un ojo sobre sus actividades. Le pidieron a los ingenieros de Amiga que se muden al otro lado del país, de sus oficinas en Los Gatos, California a West Chester en Pennsylvania.

Muchos de los ingenieros se encongieron de hombros y empezaron a empacar, pero para algunos esta fue la gota que rebalso el vaso. RJ Mical, el gurú del software que había escrito la interfaz de programación Intuition y gran parte de la GUI de Amiga, decidió que su futuro estaría en otro lado. Empezo a trabajar como contratista independiente de periféricos y software para Amiga, incluyendo uno de los primeros dispositivos de captura de video llamado Frame Grabber.

Pese a sus diferencias con Commodore, Mical continua estando orgulloso de su rol en el desarrollo de la Amiga. “Fueron dias tan copados, no lo podrias creer” le diría a Brian Bagnall autor de un documental de Commodore. “Trabajar en Amiga fue uno de los mas mágicos momentos de mi vida entera. Dios, que cosa increible la que hicimos”.

El padre de la Amiga, Jay Miner, también se rehuso a cambiar de costa. Mientras que dejó oficialmente a Commodore como empleado, siguio trabajando como consultor por varios años. También donó buena parte de su tiempo a charlas para los grupos de usuarios de norteamérica, contando la historia de cómo hizo cobrar vida a la computadora de sus sueños.

Buscando la estabilidad

Las adversidades de Commodore Business Machines International no eran solo las que le concernian a la joven computadora Amiga. La salida inicial del sistema operativo fue apurada y como resultado las primeras Amiga 1000 salieron con muchos bugs en el SO. El error “Guru Meditation” que comenzó como una broma en las oficinas de Amiga vendría a acosar a muchos de los primeros usuarios de Amiga.

Commodore

El infame error Guru Meditation


Como el SO no tenia protección de memoria, un error fatal en el SO o incluso en una aplicación podía “colgar” el sistema completamente, forzando a un reboot. Los usuarios que hubieran adoptado la ventaja de la multitarea de Amiga, corrían varios programas al mismo tiempo solo para perder el trabajo en todos cuando la máquina caía. La PC, Machintosh y Atari ST que tenian un sistema operativo mucho mas simple donde se corría una aplicación a la vez, no sufrieron este problema. Como resultado la Amiga se ganó la reputación de ser inestable y se quedo con la máquina por varios años. La falta de protección de memoria no era el problema real, un sistema operativo con protección de memoria completa puede caer si tiene un bug en el SO mismo, y una aplicación que colapsa todo el tiempo no sirve incluso si el SO continúa funcionando. Los ingenieros de software en Commodore trabajaron sin respiro para encontrar esos bugs y eliminarlos, como también lo hicieron los desarrolladores de aplicaciones. En los años siguientes la mayoría de los usuarios de Amiga correrían muchas aplicaciones al mismo tiempo manteniendo sus máquinas operativas por semanas o incluso meses sin cuelgues ni necesidad de reinicios. Sin embargo, los problemas iniciales de estabilidad dañaron la reputación de la Amiga y cargó con esa reputación por el resto de su vida.

Rattigan toma las riendas

Lo que parecía un prometedor comienzo para la computadora Amiga, se convirtió, al menos inicialmente, en algo parecido a un desastre. Pero no todo estaba perdido. Todavía había esperanza de que los problemas que habían plagado a la plataforma y a sus dueños podrían ser solucionados y así darle a la Amiga una oportunidad de prosperar. Para hacerlo, sin embargo, necesitaría un cambio en la conducción de Commodore. La compañia que fue arrojada a tal desarreglo cuando Jack Tramiel fue apresuradamente expulsado por el financista Irving Gould, era comandada por un hombre poco inspirado llamado Marshall Smith. Smith venia de la industria del acero donde no hay muchos cambios a lo largo de las décadas y estaba completamente incapacitado para la tarea de dirigir una empresa de informática.

Una indicacion de qué tipo de hombre era Marshall Smith se vió en la fiesta de navidad de Commodore de 1985 en el Sunnybrook Ballroom en Pottstown,Pennsylvania. Después de beber mucho Smith comenzó un baile de palmadas con un grupo de ingenieros, incluyendo a Greg Berlin, Bil Herd y Bob Russell. Por alguna razón conocida solo por Smith, de forma juguetona le pegó en la cara a Herd. Herd también habia estado bebiendo y respondió con una bofetada solo que su mano estaba enyesada por lo que su golpe tuvo un impacto significativamente mayor. Mientras Smith retrocedia aturdido Herd dijo simplemente “No lo hagas de nuevo”. Smith no dijo nada y Herd nunca fue sancionado por golpear a su jefe. “Beber y bailar, pienso que es para lo único que (Smith) estaba calificado” recordó Russell.

Smith realmente no era un buen empresario. En el CES de enero de 1985, Commodore mostró una innovadora computadora portátil que usaba una pantalla LCD. La laptop tenia un display que podia mostrar 16 lineas por 80 columnas de texto, lo quese comparaba faborablemente con la Tandy Model 100 de 8 lineas y 40 columnas. Commodore tomo ordenes de compra por 15.000 unidades en el propio show y parecia que iba a ser un gran éxito. Fue ahi cuando el CEO de Tandy/Radio Shack aparto a Marshall Smith a un costado y le contó que no habia dinero en las computadoras con LCD. Smith no solo canceló la máquina sino que vendió la división de desarrollo y fabricacion de LCD entera, basado en el dudoso “consejo”... ¡de su competidor!
Commodore tuvo la oportunidad de ingresar liderando en el emergente mercado de las computadoras portátiles. En su lugar la compañina no produjo una laptop nunca más.

ibm

La laptop Commodore que nunca fué.


imagen de old-computers.com


El hombre pretendido para reemplazar a Marshall Smith era Thomas Rattigan, un ejecutivo de Pepsi quien trabajó con el entonces CEO de Apple, John Sculley. Igual que Sculley, el sabía poco de computadoras cuando llego a su nueva compañia pero era bueno escuchando y aprendia rápido. A fines de 1985 a Rattigan se le da el titulo de Jefe oficial operativo (COO), a las ordenes de Marshall Smith. Smith continuo embarrandolo casi todo y finalmente en febrero de 1986 lo dejaron ir y Rattigan se convirtió en presidente y CEO de Commodore International. Se le dió un contrato de cinco años que expiraba el primero de julio de 1991.

Al fin Rattigan podria dedicarse a la tarea de enderezar el rumbo de este barco a medio hundir que era Commodore. Tenía un plan ambicioso que involucraba taclear cada problema que plagaba a la asediada compañia de computadoras. Primero, detener la hemorragia de dinero y restaurar la rentabilidad de la compañia, cancelaria proyectos irrelevantes, venderia divisiones poco importantes y seria brutal en el despido de empleados. Segundo, presionaria por una Amiga rediseñada de bajo costo que se pudiera vender a bajo precio y le permita a Commodore reingresar en el mercado consumidor doméstico que una vez dominó con el C-64. Finalmente haria un serio intento por capturar el mas rentable mercado high-end haciendo una nueva Amiga que fuera mas poderosa y expandible que la 1000.

Rattigan terminaría exitosamente cada parte de su plan. Traeria a Commodore de estar en el borde de la bancarrota a la rentabilidad. Revitalizo la plataforma Amiga al dividirla en modelos low-end y high end, cada uno con diferentes mercados. Incluso presidio sobre una nueva linea de publicidades que, por primera vez, demostro apropiadamente el poder de la Amiga.

Por todo este esfuerzo, que Rattigan alcanzó en menos de un año y medio, no seria premiado con un incremento de salario ni con una promoción ni siquiera con una palmada en la espalda, a Rattigan lo hecharon a la calle, despedido antes que pudiera terminar su contrato. En su lugar vendrian vampiros, criaturas dedicadas no al éxito de Commodore o de la Amiga, sino succionar de ambas hasta vaciarlas y convertirlas en polvo.

En la próxima entrega de la saga de Amiga exploraremos como Rattigan salvó la compañia, presenciaremos la creación de la Amiga 500 y 2000 y conoceremos la historia detras de la remoción forzada de Rattigan de Commodore.

Parte 6

3 comentarios - Historia de la Commodore Amiga parte 5

RUBEOS +1
muchas gracias por la historia de amiga.yo tuve la 500 y la 1200 y ambas fueron espectaculares.
JoseRamirez36
Espero con ansias leer la proxima parte, la creacion de la amiga 500 y 200, es una historia muy interesante, me gusto mucho.
baronasler
Hola, no seguistes con el resto de la historía? Es buenisima! Gracias por el aporte.