epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

¿Recibidos o entregados?

Tenés que saber que este post tiene un trasfondo cristiano. Sin embargo, no importa cuál sea tu ideología o creencia, te puede enseñar mucho. Es un post informativo y no para debatir temas de religión. Si te gusta perder el tiempo, poné mensajes para armar bardo que yo te los borro. Por lo demás, cualquier opinión o pregunta formulada con respeto y tolerancia será bien atendida. También atenderé mensajes privados por consultas.



¿Recibidos o entregados?



“Se alegró el pueblo por haber contribuido voluntariamente; porque de todo corazón ofrecieron a Jehová voluntariamente” (1ª Cr. 29:9). “Por haberse ofrecido voluntariamente el pueblo, load a Jehová” (Jue. 5:2). “Tras este, Amasías hijo de Zicri, el cual se había ofrecido voluntariamente a Jehová, y con él doscientos mil hombres valientes” (2ª Cr. 17:16).


La Biblia está llena de entregas: la entrega de las Posesiones (1ª Cr. 2:9), la entrega del Pueblo (Jue.5:2) y la entrega Personal (2ª Cr.17:16). El pueblo en diversas oportunidades entregaba voluntariamente todo lo que tenía, en otras ocasiones era el mismo pueblo que se entregaba pero Dios no solo ve el montón, sino que mira el corazón. Y se menciona a través de las Escrituras hombres y mujeres muy especiales, los que entregaban todo lo que tenían (desde un rico como Bernabé hasta una viuda pobre indigente son en los registros contables del cielo).

Pero están aquellos que hacen una entrega mayor, una entrega completa. Y estos son muchos de los protagonistas de la historia inspirada, y entre estos aparece Amasías, hijo de Zicri, en medio de una guerra. Allí se mencionan generales y grupos que van a pelear una batalla. Pero Amasías se medía a sí mismo con el Señor, y mientras los demás iban a la guerra, él también iba pero “se había ofrecido voluntariamente a Jehová”. Esto es más que las Posesiones, es más que estar con el Pueblo sino es colocar nuestra Persona en el altar. Amasías era un “entregado” y no un “recibido”.

El mensaje de muchos púlpitos es “reclama, reclama para ti, declara que es tuyo por la fe”. Y cuando en los mismos se predica el evangelio se insiste: “recíbele, recíbele hoy”. Y esto, en verdad, coincide con la filosofía contemporánea. La cultura del mundo donde el ego-ismo y el personalismo es la bandera suprema. Pero el cristianismo es una contra-cultura no es “dame” sino “doy”, no es “te recibo” sino “me entrego a Ti”, no se trata de experimentar y “disfrutar en la tierra las victorias de la fe” sino de esperar “el galardón en el cielo por el rendirnos a Dios”.

Cuando Dios obró la convicción de pecado y la conversión en mi vida, los predicadores decían siempre: entrégate pero hoy nos dicen “recíbele”. Antes se hablaba de “rendidos ante el Señor” hoy se habla de “decididos por Cristo”.

Hoy, cristiano, estamos en guerra. No podemos quedarnos en la comodidad de nuestras bendiciones. Es hora de levantarnos e ir a batallar las batallas de Dios, las batallas de la fe. Como bien dice Ravenhill “en los púlpitos de hoy por cada vez que se nos dice que somos soldados, se enfatiza cien veces que somos hijos de Dios”. Es hora de dar y de darnos. Dejemos de ser cristianos recibidos y seamos auténticos cristianos entregados.

“La cruz sangrienta al contemplar,
Do el rey de gloria padeció;
Riquezas quiero despreciar
Y a la soberbia tengo horror
-.-
¿Y qué podré yo darte a Ti
A cambio de tan grande don?
Es todo pobre, todo ruin;
Toma, oh Señor, mi corazón.

(Himno popular cristiano)




¡Gracias por pasar!

corazón

Se permite el uso parcial o total de este material mientras se mencione a su autor (Heber Gallitto) y mientras no se lo utilice con fines de lucro.

0 comentarios - ¿Recibidos o entregados?